Gremios docentes nacionales piden que las paritarias de 2017 arranquen en 35%

En medio de la creciente presión de los gremios en pos de una reapertura de las paritarias que el Gobierno de Mauricio Macri rechaza, desde gremios docentes nacionales ya advierten que la base de la futura discusión para una nueva suba del salario mínimo del sector a nivel país “no deberá ser inferior al 35%”.

Los dirigentes argumentan que están “muy lejos del 17% que seguramente querrá imponer el Gobierno” -en línea con la estimación de inflación del Presupuesto nacional- y que el alza de precios “no será nunca menor del 25%”.

A ello le suman que “hay una pérdida de al menos 10 puntos” en el salario de este año, por lo que enfatizan que “la base de discusión nunca será inferior al 35%”. “Y en febrero ese porcentaje puede ser superior”, advierten.

La pretensión de los sindicatos de maestros con representación federal es que la discusión sea reabierta este mismo año. Sin embargo, el ministro de Educación Esteban Bullrich considera que la suba del 40,3% en cuotas sellada a principios de año no se vio superada aún por la marcha de la inflación, por lo que -sostiene- no están dadas las condiciones para rediscutir el piso, hoy de $9.062 (y que se elevará en enero a $9.672.

Con esta reticencia oficial como telón de fondo, la Unión Docentes Argentinos (UDA) -que lidera Sergio Romero- ingresó días atrás un nuevo pedido formal de reapertura de paritarias al ministro de Trabajo nacional, Jorge Triaca.

En paralelo, esta semana UDA presentará una denuncia ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) por “incumplimiento de paritaria” (por -afirman- la falta de activación de la comisión del salario, por no empezar a trabajar con las cifras no remunerativas y porque no se avanzó con el convenio colectivo de trabajo).

Por su parte, la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) -que comanda -Sonia Alesso- protagonizará el próximo viernes una jornada nacional de lucha, en adhesión al día de protesta que llevarán adelante la CTA de los Trabajadores y la CTA Autónoma.

La estocada incluirá paros docentes -o cese de actividades- en algunas provincias, que volverán a golpear al dictado de clases.

Las medidas de los maestros, que en varios distritos son pulidas por estas horas, apuntan a reclamar una reapertura de las paritarias nacional y de las provincias, el cese de las quitas salariales por el Impuesto a las Ganancias y la continuidad de los programas nacionales socio educativos.

Desde el pasado 24 de agosto, los gremios docentes nacionales llevaron adelante tres huelgas nacionales (la grilla definió paros también el 2 y el 27 de septiembre).

En sintonía, los sindicatos provinciales de maestros recrudecieron en las últimas semanas el reclamo de reapertura de paritarias a los gobernadores, que en la mayor parte de los distritos tampoco están dispuestos a conceder una nueva suba este año, en medio de las urgencias financieras.

Un caso testigo es el de la provincia de Buenos Aires, que gobierna la mandataria macrista María Eugenia Vidal: ayer el Frente Gremial -que integran Suteba, Feb, Sadop, Uda y Amet y que tiene como figuras fuertes a Roberto Baradel y Mirta Petrocini- reclamó formalmente al ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, la reapertura de las paritarias.

Sin embargo, en el Gabinete de Vidal insisten en que no está prevista una reanudación de la discusión ya que consideran que el alza de los precios no superó aún el incremento del 34,6% sellado a fines de febrero.

Si la respuesta es negativa -una posibilidad altamente probable-, la coalición de gremios bonaerense se reunirá el próximo lunes para definir medidas de fuerza. Por de pronto, Suteba delinea por estas horas la modalidad de la protesta con la que adherirán a la jornada de protesta de CTERA, en consonancia con la de la CTA. Fuente: Ambito.com



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE