La emotiva carta de la hija de la ex pareja del femicida de Mendoza

La emotiva carta de la hija de la ex pareja del femicida de Mendoza

La hija de Claudia Arias, la mujer que fue asesinada a puñaladas junto a una hermana y su madre por Daniel Zalazar en Mendoza, tiene 12 años y el día de la masacre estaba en la casa de una amiga. «Te amo y te extraño un montón», le escribió a su mamá en las redes sociales.

«Te extraño mami pero yo sé que ahora tengo al lado mío. Siempre sos mi angelito al igual que la Tuti, la Nona y el Nono». Te amo y te extraño un montón». Así escribió la nena de 12 años, hija de Claudia Arias, quioen se encontraba en la casa de una amiguita cuando Daniel Zalazar acribilló a su mamá, a su abuela, a su tía e hirió a su hermano de 11 años y a su hermanita de ocho meses.

La menor es hermana de los chicos que están internados y se recuperan en el Hospital Pedriátrico Notti y también del nene de ocho años que logró escapar del asesino y dar aviso de lo que estaba sucediendo en la casa.

El pasado fin de semana Daniel Zalazar ingresó a la casa de su ex pareja, Claudia Lorena Arias, y la asesinó a ella, a su cuñada y a su suegra. Su beba de 10 meses y un nene de 11 años sufrieron heridas cortantes y siguen internados en grave estado.

Mamá de víctima de triple femicida: «No quiero pena de muerte»

Miriam, madre de la chica asesinada y abuela de los menores heridos durante la salvaje masacre de la ex pareja de su hija, en la ciudad de Mendoza, aclaró que no cree en el «ojo por ojo, diente por diente” y que confía en la «Justicia divina y la de los hombres».La madre de Claudia Arias, asesinada el último domingo a puñaladas en su casa Mendoza, quien también mató a su tía y a su abuela e hirió de gravedad sus dos hijos de 9 meses y 11 años, dijo hoy que siente “mucho dolor”, aunque no quiere “la pena de muerte” para el sindicado asesino, el instructor de taekwondo y ex pareja de su hija Daniel Zalazar.

‘Aquí estamos con mucho dolor, todavía no terminamos de comprender todo lo que nos está pasando. Sólo tenemos el sostén del Señor, el sostén de la oración”, afrmó esta mañana en declaraciones a Radio La Red Miriam Arias, quien agregó que sus nietos, los dos heridos y los otros dos hijos de Claudia, “están bien y contenidos” por la familia.

Miriam manifestó que a Zalazar sólo lo conocía “por fotos” y que “jamás” imaginó que podía atacar a su hija y a otros miembros de su familia.
‘Yo no quiero la pena de muerte (para Zalazar) porque yo no voy a responder de la misma manera que él ha respondido con mi familia”, dijo Miriam, y añadió que “eso sería generar más violencia‘: “No podemos estar pagando ojo por ojo, diente por diente”.

Finalmente, la mujer aseguró que “la Justicia divina se encargará y la Justicia de los hombres también se tiene que encargar” del triple femicida.

El ataque ocurrió el domingo cuando Zalazar, según relataron dos de los hijos de Claudia, ingresó a la vivienda ubicada en las calles Entre Ríos y Neuquén del Barrio Trapiche de Godoy Cruz, donde discutió con su ex pareja por la realización del ADN de la beba y luego la asesinó a puñaladas junto a su tía y a su abuela.

Salud de los hijos

En tanto, las autoridades del Hospital Humberto Notti, donde este miércoles continuaba internados los niños heridos, informaron por medio de un parte médico que “actualmente los pacientes, de 9 meses y 11 años, se encuentran internados en el Servicio de Terapia Intensiva”.

‘La paciente de 9 meses se encuentra estable, sin respirador pero con bigotera, ha comenzado a alimentarse por sí misma, y es muy probable que en el día de hoy pase a sala común”, sostiene el informe.

Por otra parte, el parte agrega que “el paciente de 11 años, se encuentra estable, sin asistencia mecánica respiratoria, sin inotrópicos, con tratamiento de antibióticos” y que “continúa en estado reservado por la envergadura de las heridas”.

Los cuatro hijos de una de las víctimas del triple crimen, Claudia Arias, de 30 años, quedarán bajo la custodia de los abuelos maternos, informó la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf).

Se trata de la beba y el niño internados; otro varón de ocho años que logró evitar al homicida y llamó a su abuela para dar aviso de lo ocurrido; y una adolescente de 13 años, quien la noche de los crímenes se había quedado a dormir en la casa de una amiga.

El titular de la Dinaf, Jorge Luraschi, aseguró que personal del organismo “está en contacto permanente con la abuela, con el abuelo materno, con una tía, y es un vínculo familiar muy lindo que reúne las condiciones para tener a estos chicos en el seno familiar”, manifestó.

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE