Misiones prioriza las áreas sociales ante la caída de los recursos federales

Misiones prioriza las áreas sociales ante la caída de los recursos federales

El secretario de Hacienda de Misiones, Adolfo Safrán, cerró el análisis del Presupuesto provincial para 2017 con un diagnóstico claro: la economía de Misiones se sostiene gracias a las políticas propias ya que desde el cambio de Gobierno nacional, los recursos federales han mermado sustancialmente. Por coparticipación se recibieron 129.714 millones menos de lo presupuestado, monto que se eleva si se compara con los envíos extra por mayor recaudación que eran habituales en los últimos cuatro o cinco años. Si se mide contra esos tres o cuatro puntos de más que giraba la Nación, la pérdida estimada es de 468 millones de pesos.

Por Coparticipación llegaron hasta ahora 12.463.922 pesos, lo que equivale a un 27 por ciento más en relación al año pasado, incluido el 3 por ciento, pero siempre por debajo de la inflación estimada a esta altura en 45 por ciento según las consultoras privadas. Y el monto global esconde un detalle: en enero los giros a las provincias crecieron mucho por las operaciones con Dólar Futuro, a las que la Afip retuvo Ganancias. En los meses siguientes esa operación no se repitió y el IVA y Ganancias cayeron. El impuesto al valor agregado rindió 30 millones menos que el año pasado.

Sin embargo, Misiones es una de las pocas provincias que no se ha endeudado ni prevé hacerlo en volúmenes relevantes el año próximo. De todos modos, Safrán destacó la devolución de tres puntos de la coparticipación que eran retenidos por la Anses, que se elevará otros tres puntos el año que viene, y el acuerdo alcanzado por los bonos Seniors y Juniors, que estaban en poder del Fondo de Garantía de Sustentabilidad del organismo previsional nacional, que alivian la situación de la deuda provincial.

Esos bonos, emitidos por cien millones de dólares, se habían pesificado durante el Gobierno anterior y ahora se refinanciaron a quince años con una baja tasa de interés.

La política de desendeudamiento que adoptó el Gobierno provincial en la última década blindó a la economía misionera ante la devaluación y evitó que las obligaciones compliquen las finanzas. De hecho, si no se renovaran los acuerdos con Nación, Misiones debería pagar desde enero del año que viene, 28 millones de pesos mensuales, lo que no generaría un trastorno relevante. Jujuy, en cambio, debería desembolsar 200 millones mensuales.

El acuerdo por los bonos Seniors y Juniors implica el arreglo de unos mil millones de pesos de deuda, pero en paralelo, se acordó que la Anses reconozca la deuda por el déficit previsional, lo que le representa unos 1.600 millones de pesos. El acuerdo se pensó para que los pagos de Misiones estén “calzados” con los de la Nación para que la provincia no tenga que desembolsar dinero en efectivo.

Si la deuda por esos bonos hubiera seguido pactada en dólares, en cambio, significarían hoy unos 3600 millones, mientras que se pactó ahora por 963 millones de pesos, a quince años, con una tasa de interés del 15 por ciento anual por dos años y después la acumulación del Coeficiente de Estabilización de Referencia. La tasa original era en dólares y al quince por ciento anual. El “ahorro” futuro para la provincia es de 2500 millones de pesos.

La reducción de la deuda pública misionera es impactante. En 2003 el stock de deuda era del 271 por ciento en relación al presupuesto. Para el año que viene será de apenas 14,1. Pero si se compara con lo ejecutado, representaba el 183 por ciento en 2003 y será del 11,2 por ciento en 2017. “Todo lo que hoy destinamos a salud, se destinaba en 2006 a la deuda”, graficó Safrán.

Fue clave la renegociación con la Nación, que es el principal acreedor de la provincia, con el 75 por ciento de la deuda. El resto está en mano de los bancos. Medida en dólares, la deuda representaba en 1999 unos 913 millones de dólares. Ahora, 325 millones. Pero apenas el cinco por ciento de la deuda sigue comprometida en dólares.

Safrán recordó que el presupuesto para 2017 será de 41.291.046.000 pesos, con un crecimiento del 22,7 por ciento en relación al vigente. Los recursos alcanzarán a 30.890.964.000, entre la recaudación propia y los giros por coparticipación, mientras que por remesas a través de fondos específicos como el Fonid, el Fet y planes de viviendas, aportarán otros 10.600.082.000 pesos. De todos modos, el presupuesto crece casi 20 puntos menos que el actual en relación con el del año pasado, en porcentajes similares a lo ocurrido entre 2013 y 2014.

????????????????????????????????????

Misiones es una de las provincias que se destaca por los recursos propios, con 23,4 por ciento, indicó el titular de la cartera de Hacienda. Los recursos de origen provincial aumentarán nueve por ciento, contra un 101 por ciento que crecieron entre 2015 y este año.

Safrán dio detalles de los nuevos acuerdos fiscales que estudian las provincias con la Nación. Uno de los puntos acordados es que el gasto no puede superar el crecimiento del PBI y que se debe reducir el diez por ciento el déficit primario.

El titular de la cartera de Hacienda destacó el sentido social del presupuesto provincial, con la mayor parte de los recursos volcados a las áreas sociales, como educación, salud y desarrollo social, que se llevan más del 50 por ciento de los recursos. Remarcó que esa es una marca registrada de la Renovación: “Desde 2003 creció más de cinco mil por ciento la inversión en obras públicas con sentido social. Si se mide a valor dólar, el tipo de cambio aumentó 505 por ciento. Es decir que la inversión creció 5099 por ciento en términos reales”, indicó.

La inversión se mantiene gracias a la prioridad que se le da en la provincia. De la Nación, este año se recibió 60 por ciento de lo presupuestado para obras. “Se afectó la obra pública. Pero tratamos de mantener gastos de funcionamiento. Salud y educación son prioridades en el presupuesto”, insistió Safrán.

El titular de la cartera económica, ante la insistencia de los diputados de la oposición en hacer caer la ley de Emergencia Económica que se mantiene en el presupuesto, aclaró que seguirá vigente para proteger los recursos del Estado ante los litigios abiertos que significan sentencias firmes por más de 50 millones de pesos y otras causas abiertas por más de 150 millones, especialmente por juicios contra el ex Instituto Provincial del Seguro. “Levantar la Emergencia Económica no tiene implicancia por la deuda pública, sino por ejecuciones de sentencia”, les respondió Safrán a los diputados radicales.

Al mismo tiempo, ratificó que se busca priorizar los servicios que debe prestar el Estado. En esa línea, confirmó que la Provincia mantenía ahorrados el equivalente a dos masas salariales y que tiene en plazos fijos unos 400 millones.

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE