Si el tiempo lo permite el próximo sábado comienza la Estudiantina 2016 en Posadas

Si el tiempo lo permite el próximo sábado comienza la Estudiantina 2016 en Posadas

 

Desde 1950, la Estudiantina es el momento anual en el que cada estudiante tiene la posibilidad de apoyar su cariño hacia la institución que lo educó, muchas veces durante casi toda su vida, además de colaborar con otros compañeros y docentes, dar rienda libre a su creatividad mediante la creación del desfile perfecto y celebrar por todo lo alto los factores que los hacen sentirse orgullosos de ser estudiantes. Es, además, y según muchos participantes, la oportunidad que los estudiantes tienen de reunirse y llevar a cabo una actividad grupal sin ningún tipo de supervisión adulta.

El evento es muy anticipado entre los participantes y los eventuales asistentes, y su preparación y correcta organización requiere de diversos pasos a seguir, incluyendo los variados ensayos.

En la edición de 2016, que es la n°66, 21 son las instituciones elegidas como participantes oficiales. Los ensayos empezaron a mediados de año, debiendo éstos llevarse a cabo de acuerdo a los horarios y zonas anteriormente pautados (en el caso de este año, por ejemplo, se autorizaron ensayos de lunes a viernes desde las 9 hasta las 11 y desde las 16 hasta las 22, y los fines de semana de 9 a 11 y de 17 a 22). Los estudiantes son los encargados de elegir qué horarios de esos elegir, siempre pensando en el futuro y en cuanta cantidad de ensayo es requerida para lograr su cometido. Los grupos que desobedezcan estas pautas recibirán una sanción de acuerdo a lo pautado en los contratos.

Dos veces cada año y como antesala del evento oficial, los diferentes representantes colegiales llevan a cabo las llamadas Pruebas Piloto. Este año la primera de ellas fue el 9 de septiembre y la segunda el 27 de ese mismo mes. Unos días antes, el organismo organizador publica los horarios oficiales para ellas, siempre dividiéndolos en lotes de acuerdo a cada institución participante. Debido a que son consideradas una de las últimas oportunidades de ensayo antes de la fiesta oficial, los estudiante disponen de los mismos espacios que usarán el día de la Estudiantina, que incluyen diversas calles que son cortadas para así darles a ellos la libertad de moverse y planear todo de acuerdo a su visión. El gran evento es llevado a cabo en octubre, en el caso de este año, aunque muchas otras veces suele empezar en septiembre. Los desfiles recorren las calles que conforman La Costanera, mientras que la final, en la cual se coronan los ganadores, se hace en el Anfiteatro Manuel Antonio Ramírez.

Los estudiantes dan su opinión con respecto a cada factor de la fiesta haciendo uso del Centro de Estudiantes propio de cada colegio, cuyos miembros están asociados a la A.P.E.S. (Asociación Posadeña de Estudiantes Secundarios). Ellos son incondicionalmente apoyados por muchas otras personas que, a pesar de no salir a escena, son partes cruciales en la preparación del evento. Éstos pueden ser los padres, los encargados del diseño y/o fabricación de los trajes que llevan vestidos, los docentes, los asesores, o bien otros alumnos presentes en el evento pero como participantes indirectos, como lo son aquellos que apoyan a su colegio desde las gradas, aquellos que socorren a sus compañeros en casos de emergencia o aquellos que llevan diversos envases de agua consigo para asegurarse de mantenerlos hidratados.

Los colegios, por su parte, son los encargados de elegir los temas que sus alumnos representarán durante el desfile, haciendo caso a diversos factores como el presupuesto o la cantidad de participantes, y siempre planeando todo sobre los tres ejes principales de la Estudiantina: la carroza alegórica, la banda de música y el cuerpo de baile; ejes cuya planeación varía de acuerdo a la institución que esté detrás de ellos.

Son ellos también los encargados de firmar los contratos pertinentes, especificando los lugares y días de ensayo. Además, deberán de demostrar que los vecinos de los lugares circundantes al lugar del ensayo hayan dado su visto bueno, para así evitar posibles altercados.

La carroza alegórica es una estructura construida por un grupo de generalmente pocos alumnos, y es financiada en un 80% por el propio colegio y en un 20% por el auspiciante de éste, que puede ser una empresa o una organización. En ella se suben los dos estudiantes que fueron elegidos por el colegio como rey y reina, además de otros varios encargados de asegurarse el correcto funcionamiento de la estructura.

El cuerpo de baile es compuesto, especialmente, por estudiantes mujeres. Éstas son las encargadas de llevar a cabo el acompañamiento a la música, haciendo uso del baile. Su máxima representante es la directora general, que es la encargada de tomar las decisiones más importantes con ayuda de la subdirectora general y las directoras de cada escuadra (cada cuerpo de baile puede tener una o varias escuadras). Otros miembros de este grupo son las postaestandartes, las pasistas, y la propia reina, quien lleva a cabo una pequeña coreografía recorriendo al mismo tiempo las filas formadas por sus compañeros. Es después de ello que ella sube formalmente a la carroza, acompañada del rey y/o de las princesas electas anteriormente. Las decisiones tomadas por la directora son irrefutables, y cada miembro es obligado a cumplirlas si no quiere ser expulsado del grupo.

La banda de música o scola do samba, tiene la misma división que el grupo de baile, contando con un director y un subdirector. Al igual que el cuerpo de baile, las decisiones tomadas por el director son incuestionables.

Su principal tarea es el de acompañar el baile con un ritmo preconcebido por los estudiantes. Es generalmente el grupo que más estudiantes contiene, gran parte de los cuales son hombres. El número de integrantes es decidido por su institución madre de acuerdo al presupuesto asignado.

Toda la meticulosa organización que es puesta en este gran evento se reduce a la oportunidad que tienen los estudiantes de demostrar de qué material están hechos y de cuantas grandes cosas son capaces ellos mismos, sin la supervisión de aquellos docentes que andan detrás de ellos durante la mayor parte del año y con el apoyo incondicional de su institución educativa y de sus padres. La estudiantina es la creatividad estudiantil hecha desfile.

 

Vea también:

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE