Golpeó a su mujer hasta desmayarla y no la mató por la providencial intervención de una vecina

Golpeó a su mujer hasta desmayarla y no la mató por la providencial intervención de una vecina

Golpeó a su mujer hasta desvanecerla y no la mató, porque una vecina llamó a la Policía y el hombre escapó. Sin embargo, no fue muy lejos, porque los uniformados lo encontraron en un malezal cercano a su residencia.
Esto sucedió este domingo en el barrio Puerta de Apóstoles, donde el violento de 26 años, en total estado de ebriedad, empezó a golpear sin piedad a su concubina. Fue tal la paliza a la que la sometió, que quedó tirada en el suelo.
Una vecina avisó a la Policía, porque sabía que si no intervenía la fuerza de seguridad, el caso terminaba en femicidio.
Cuando el patrullero llegó al lugar encontró a la víctima desvanecida, con golpes y cortes en los brazos. Después de asistirla, empezaron a buscar al agresor, a quien vieron meterse en un monte cercano.
El violento fue rodeado y apresado. Tenía encima un cuchillo de grandes dimensiones. Habría sido el arma con el que hirió a su mujer. Ahora se encuentra a disposición del juzgado de Instrucción Cuatro.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE