Entre Ríos: el gobierno provincial pondría fin a la prohibición de exportar madera a Uruguay

La norma que prohíbe la exportación de rollos de madera a Uruguay fue aprobada durante el gobierno de Jorge Busti, en el marco del conflicto con Uruguay por el inicio de actividades de la pastera finlandesa en la ciudad de Fray Bentos, frente a Gualeguaychú, Entre Ríos.

“Hay un pedido concreto y expreso tanto de la Asociación Forestal Argentina, que nuclea a los productores forestales de todo el país, como del Centro de Desarrollo Foresto Industrial (Cedefi), y obviamente los productores que están en el sector para poder regularizar y normalizar esta situación, por eso es que en la semana próxima vamos a presentar este proyecto que venimos charlando con el senador Ángel Giano (presidente del bloque oficialista)”, afirmó el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet.

El viernes el mandatario anunció que esta semana elevará al Senado provincial un proyecto de modificación de la llamada Ley de la madera, una polémica medida que fue sancionada en 2007 para impedir el inicio comercial de productores forestales argentinos con la pastera Botnia-UPM, y cualquier otra fábrica que se instalara en el país oriental.

“Hay una realidad que nos obliga a asumir un desafío, no mirar al costado. Como gobierno debemos tomar todas las determinaciones a nuestro alcance, para defender la actividad y a quienes trabajan en la industria forestal. Gobernar es ver la globalidad, lo que obliga a tomar medidas en beneficio del conjunto. Hoy nuestros productores están generando empleo en Corrientes y no en nuestra zona por estas restricciones”, expresó Bordet.

 

.

 

La Asamblea Ciudadana Ambiental Gualeguaychú manifestó en numerosas ocasiones su rechazo a un eventual intento de reforma de la norma. En ese sentido, recientemente el asambleísta Juan Veronesi dijo: “Es verdad que se afectó al sector forestal que tenía como objetivo surtir de madera a la pastera contaminante UPM. Pero por la lucha de la Asamblea se salvaron de cerrar 250 aserraderos que hay a lo largo de la cuenca del río Uruguay, porque donde pone pie UPM no queda madera ni para un escarbadientes, y si no que lo expliquen los uruguayos, que tienen destruida su economía a raíz del monocultivo forestal”, advirtió el ambientalista.

 

Sin embargo, Bordet no está de acuerdo. “Ya no podemos sostener una ley que perjudica claramente los intereses de la provincia, diferente sería si en las veintitrés provincias restantes existiera la misma restricción. En cambio esto genera una pérdida de competitividad enorme para el sector industrial, y hace que la mayoría de las empresas se radiquen en Corrientes y no se radiquen en la provincia de Entre Ríos”, opinó el gobernador.

 

Para revertir esto, confirmó que enviará a la Legislatura un proyecto para derogar un artículo de la polémica “ley de la madera”, que prohíbe exportar desde la provincia rollizos destinados a las pasteras uruguayas.

 

La medida -que anticipa una fuerte reacción de los ambientalistas de Gualeguaychú- pondrá fin a casi diez años de cepo al sector forestal entrerriano, que actualmente se ve forzado a sacar su producción a través de la provincia de Corrientes.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE