Siguen las actuaciones administrativas en el caso de los policías que golpearon a un joven en pleno centro de Posadas

Siguen las actuaciones administrativas en el caso de los policías que golpearon a un joven en pleno centro de Posadas

El caso se difundió a través de un video filmado por una testigo el viernes pasado. El joven agredido había tomado una foto de un aparente operativo de tránsito. Los efectivos aseguraron que los insultó y  agravió y por eso tuvieron que hacer uso de la fuerza.

Continúan las actuaciones administrativas para establecer fehacientemente lo sucedido y las responsabilidades, en el caso del joven que fue golpeado por uniformados después de que les tomara una foto en un aparente operativo de tránsito.

Aun no se definió en qué circunstancia ocurrió la agresión, más allá de la versión del empleado de la casa de fotografías apoyadas por el video filmado por testigos del hecho.

Ver: Investigan agresión policial a un joven en pleno centro posadeño

Las explicaciones que se brindan desde la fuerza es que se sigue investigando para establecer responsabilidades y qué sucederá con los efectivos involucrados.

En la semana, el hecho provocó mucha indignación tras la difusión de las imágenes, mientras que la versión de los policías fue que tras “un procedimiento que efectuaba tránsito y efectivos policiales, el hombre filmaba y comenzó a insultar y agraviar a los efectivos que estaban trabajando. Se intentó calmarlo, pero no hubo caso, y finalmente fue reducido y trasladado a la comisaría”.

“Se le iniciaron actuaciones de carácter contravencional por desorden en la vía pública. El hombre estuvo detenido menos de 24 horas, obviamente supeditado a la causa, había dicho Carlos Rivero, jefe de Prensa de la Policía quien señalaba que “eso es lo que aportó en su informe la comitiva policial que realizó el procedimiento, y después si llega a surgir alguna otra cuestión, la misma se va a investigar”.

Cabe recordar que el hecho ocurrió el viernes de la semana pasada en horas de la tarde en calles Ayacucho y Bolivar de Posadas. El joven agredido, empleado de una casa de fotografía, aseguró que por “curiosidad” tomó una foto con su celular a un aparente control de tránsito, momento en que fue seguido por un efectivo para que “saliera de testigo” de ese procedimiento, a lo que el joven se negó, y después de varios minutos de diálogo lo redujeron como se observa en las imágenes, esposándolo desmayado por la fuerza que se utilizó ante los gritos y pedidos de quienes pasaban por ahí para que no lo lastimaran. Estuvo demorado en el Comando Radioeléctrico esposado a una silla empotrada en la pared, luego trasladado a la Comisaría Primera y recuperó la libertad “con la condición de que no prendiera su celular hasta el mediodía del sábado”.

JM



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE