Closs: “Macri no es generoso con el interior profundo”

Closs: “Macri no es generoso con el interior profundo”

El diputado nacional Maurice Closs mantiene una equilibrada equidistancia entre lo que fue el kirchnerismo y el proceso político que lidera hoy el presidente Mauricio Macri. En ese sendero y sin la presión de un cargo ejecutivo, se permite analizar el pasado reciente y el devenir de la política. Por eso, no duda cuando afirma que “Macri no es generoso con el interior profundo”, pero también le anota a favor haber sincerado el tipo de cambio y otras medidas. Elogia la relación que tuvo la ex presidenta Cristina Fernández con Misiones, pero también cuestiona la radicalización de algunas políticas que desembocaron en el fracaso electoral de diciembre pasado.

“Macri tuvo un acierto en sincerar los valores del tipo de cambio y eso le salió bien. Lo que no le sale bien es la unificación, porque él decía que el dólar ya valía 16 pesos y eso era el blue. Pero el dólar oficial, por el que se realizaban todas las transacciones, valía 9,15 pesos. Cuando se devalúa, esa diferencia va a los precios y tiene un impacto subestimado en la inflación. Ahora tenemos una inflación por arriba del 40 por ciento, que es natural si se le suman los aumentos tarifarios y el combustible. Se perdió poder adquisitivo y las economías regionales no recuperaron competitividad”, analizó.

“Es el mismo error que cometieron Axel Kicillof y Jorge Capitanich en 2014, cuando devaluaron pero la inflación se comió la competitividad ganada”, comparó.

Para el ex gobernador, Macri “irá domando” la inflación pero por una confluencia de caída del consumo y dólar contenido, aunque advirtió que hoy “estamos igual que en diciembre”.

De todos modos, Closs descartó que actualmente el nivel de endeudamiento complique la economía del país, ya que el financiamiento que se toma es para “renovar” deuda, mucha de la cuál estaba “no reconocida” por el gobierno de Cristina, especialmente con los Fondos Buitre.

“El pueblo votó eso. Macri decía  que iba a arreglar la deuda con los Buitres y eso hizo. Yo quería arreglar en enero de 2015 cuando vencía la cláusula del Pari Passu, pero la muerte de Alberto Nisman se coló en la política y dejó la deuda en un segundo plano. Argentina todavía tiene una deuda sobre el Producto Bruto Interno en una posición muy holgada y Macri está tomando la deuda que le autorizó el Congreso”, explicó Closs en una rueda de prensa.

Pese a las medidas “pro mercado” tomadas por  Macri, Closs indica que no habrá lluvia de inversiones “porque la economía del país está parado y el consumo interno deprimido”.

“El Gobierno paralizó el gasto público por un criterio fiscalista y eso es un cóctel explosivo que suma altos costos laborales y la presión impositiva de todos los niveles. No hay lluvia de inversiones porque no hay negocio ni consumidor”, alertó.

Closs entiende que una forma de recuperar competitividad en el corto plazo es modificando el tipo de cambio, ya que obras de infraestructura y logística para bajar costos como promete la Nación, no se concretan de la noche a la mañana.

“Con el tipo de cambio, si se mueve bien, se crece durante varios años. Pero hay que cuidar que  la inflación no te vuelva a comer la competitividad”, agregó.

Como ejemplo, citó a Encarnación y Posadas. En la capital misionera los costos salariales son más elevados, sin sumar IVA, impuestos provinciales y tasas municipales que del otro lado de la frontera no existen. “Si se quiere sostener esta estructura laboral y fiscal, hay que tocar el tipo de cambio”, insistió.

“Somos más caros que Estados Unidos y eso espanta inversiones. No digo que haya que ir a modelos extremos como Vietnam, pero si realizar correcciones”, explicó.

En el plano político y en referencia a su propio rol como diputado nacional, Closs consideró que “a todas las sociedades le viene bien una oxigenación”.

“Hoy me sobran días y horas. El teléfono suena menos, pero no lo extraño. Hay menos presiones. Lo que extraño es el contacto con mucha gente, la gente sencilla del interior o los barrios de Posadas. Los actos de inauguración de una escuela en el interior profundo, con la gente que venía a sacarse una foto. Los intendentes, pero no el pedido de obras, sino el diálogo de política y el manejo de la información, el aprender permanentemente, como aprendí en los ocho años”, expresó.

La insistencia periodística ronda su regreso. Pero no deja vislumbrar ninguna posición. “Si digo que quiero, me dirán que soy ansioso y apurado. Si digo que no, no me sigue nadie y me congelo”, analizó.

Closs considera que “está bien posicionado” en el tablero político, pero recordó que los intentos de regreso a la apuradas nunca fueron exitosos en la historia política misionera, lo que “no significa que no pueda ser”.

También opinó sobre el kirchnerismo y sostuvo que “el modelo K  tendría que guardar silencio por un tiempo”.

“Hay un error de estrategia de salir a pelearse porque alimenta el relato macrista”, argumentó. “El silencio hará que se salga de esto, porque el pueblo se va a cansar del relato que hoy es que todo el ajuste que se hace obedece a la herencia y eso sirve por un tiempo”, explicó.

“El relato tiene a los medios legitimando el ajuste y deslegitimando todo lo anterior. Hay que dejar que el ajuste se transforme en lo principal. En Misiones, lo que nos ayudó el Gobierno anterior está a la vista”, resaltó.

Para Closs, la alianza gobernante basa su relato en los excesos del Gobierno anterior con el respaldo de medios de comunicación y la Justicia. En esa línea, contó que declaró en la causa Sueños Compartidos y ratificó en la Justicia que el cien por  ciento de los recursos girados por la Nación se invirtieron en Misiones con todos los comprobantes bancarios de pago, entregados al juez Claudio Bonadío.

El diputado nacional sostiene que el Frente para la Victoria feneció tras la derrota de diciembre porque era una sociedad basada en el Gobierno. “Queda el PJ como el corazón del FpV, donde hoy Cristina no ejerce ningún liderazgo. El que gane la Presidencia será el próximo jefe del peronismo”, anticipó.

Para el ex gobernador, no hay que descartar a nadie, ni a Cristina ni a Daniel Scioli, pero primero deberán superar las internas peronistas.

Sin embargo,  destacó a Axel Kicillof, como un dirigente muy “interesante” porque es “sólido en su formación de tipo marxista”. “Le gusta la política y sale a caminar. Las posturas agresivas del kirchnerismo duro él no las toma. Está claro que pedir que caiga Macri no le conviene a nadie y alimenta el relato del PRO”, sintetizó.

De todos modos, Closs insiste en que el gobierno de Macri no es “generoso con el interior profundo” que fue el que no lo votó.  “Tiene una visión centralista, con equipos de chicos porteños sin conocimiento de la realidad del interior”, graficó.

En cambio, sostuvo que Sergio Massa es un dirigente que “tiene un perfil propio” que es “intrépido” y conserva las condiciones de presidenciable. “Que se mantenga es un logro sin estructura ni haber ganado una gobernación. Massa le da gobernabilidad a Macri aunque después salga a cascotearlo”. Sobre Juan Manuel Urtubey opinó que le falta una carrera nacional que sólo podrá construir si nadie gana en Buenos Aires con amplitud en las elecciones de medio tiempo. Y lanzó un dato político: “La Renovación no tiene compromisos con nadie”, en un concepto más misionerista que nunca. “Hay que buscar todo lo que podamos conseguir para Misiones”, señala en relación con el vínculo con la Nación que mantiene el gobernador Hugo Passalacqua.  

“A Macri no hay que salir a ganarle, sino esperar a que pierda. En 2019 el pueblo dirá. Virtudes tiene y capacidad para moverse también”, sentenció.

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE