Beneficiaron con la prisión domiciliaria al sacristán acusado de abuso sexual

Beneficiaron con la prisión domiciliaria al sacristán acusado de abuso sexual

El sacristán de la parroquia San Antonio de Posadas, imputado por abuso sexual, fue beneficiado con la prisión domiciliaria. La decisión la tomó el juez de Instrucción Uno, Marcelo Cardozo, quien le estableció una serie de restricciones al acusado, además del hecho de que por ninguna cuestión, salvo que el magistrado lo autorice, puede abandonar su residencia.
Se accedió a esta media por el estado de salud del hombre y por la edad. Tiene 72 años. Y desde los 70, la ley argentina habilita a solicitar este tipo de condición de arresto. Claro, siempre el juez es el que tiene la última palabra.
El pedido había sido planteado por los abogados Alejandro Jabornicky y Alberto Kuhle, quienes en un primer momento asistieron al sacristán Félix Ruiz Díaz.
El sacristán fue denunciado por un joven que asegura que hace cuatro años fue violado de manera reiterada por el sospechoso. Hizo la acusación en la Comisaría de la Mujer de la Unidad Regional Uno y luego ante la Justicia. Afirmó que el hombre, al que conoce desde muy niño, le dio dinero para que se concretaran los ultrajes. El denunciante es hijo de la secretaria administrativa de la parroquia.
El juez Cardozo le prohibió a Ruiz Díaz tener contacto de cualquier tipo (telefónico, digital o personal) con el muchacho, su madre y con otros integrantes de la parroquia donde trabajó durante más de 30 años.
Al ser convocado para la indagatoria, el imputado se abstuvo. Trascendió en un momento que quería declarar, pero luego de designar una nueva defensora, prefirió seguir en silencio. No obstante, le deslizó a su entorno que la denuncia en su contra sería parte de una interna dentro de la comunidad parroquial que integra.
Cardozo ordenó estudios socioambientales y psicológicos para el imputado. También empezará a tomarle declaración a testigos citados, entre ellos la mamá del joven.

MAS



Quizás tambien le interese...