Violencia: el militar insiste en que su ex lo atacó y ella asegura que él la hostiga hace dos años

Violencia: el militar insiste en que su ex lo atacó y ella asegura que él la hostiga hace dos años

El militar Darío Moro, quien denunció ante la Policía a principios de septiembre que fue agredido por su ex concubina en Posadas, ratificó las acusaciones en contra de la mujer.
Mientras él amenazaba con acciones legales a Misiones Online y exigía que el medio revelara la identidad de los testigos que lo comprometían, su ex mujer volvió a asegurar que fue él quien irrumpió intempestivamente en su vivienda y que ella se defendió asestándole golpes.
En una carta documento enviada a este medio, el hombre rechazó la versión de que él ingresó en horas de la madrugada a la residencia de su antigua pareja para llevarse por la fuerza a dos de los tres hijos de la pareja. Y afirma que, en realidad, él fue atacado duramente por su ex cuando fue a buscar a los chicos, tal como lo tenía pautado.
CARTA
Moro asegura que las versiones que circulan lo “afectan gravemente tanto en lo personal como en lo laboral”.
El hecho en cuestión sucedió el pasado 1 de septiembre en una vivienda ubicada cerca del cruce entre Perito Moreno y Comandante Rosales.
Moro denunció por violencia a su ex pareja, Iris Roa. De acuerdo con las fotos que él mismo difundió, resultó con un corte en la cabeza y algunos golpes.
La causa es tramitada en el juzgado de Instrucción Dos de Posadas, a cargo de César Yaya. La denunciada ya fue citada a declarar.

La otra versión
Iris Roa se separó de Darío Moro hace casi tres años. Pero desde hace dos viene denunciado acoso, maltrato y amenazas por parte de su ex. Ambos son militares y la primera denuncia por violencia de género la presentó ante las autoridades del Ejército. Antes los dos trabajaban en Posadas, pero al hombre lo trasladaron a Buenos Aires. Esto, según ella, no disminuyó el grado de agresividad de su antiguo concubino.
En una charla con Misiones Online, la mujer sostuvo que el 1 de septiembre alrededor de las 23.30 el hombre irrumpió en su residencia ubicada cerca de la esquina de Perito Moreno y Comandante Rosales y se quiso llevar a dos de los tres hijos de la pareja, puntualmente a las nenas de 4 y 6 años, respectivamente. No así al varón, que tiene 11.
golpeado
Iris contó que opuso tenaz resistencia, porque el hombre estaba muy nervioso y agresivo. Recordó que como ella tiene práctica en artes marciales y kick boxing, logró reducirlo sin problemas.
Añadió que para ella el militar tenía todo arreglado para que luego de esa incursión se generara un escándalo, porque de inmediato apareció la Policía y él contó su versión de que ella lo había atacado sin motivos.
La mujer dijo que mientras los uniformados se cuidaron de contener a Moro, las profesionales de la Línea 137 se preocuparon por socorrerla a ella y a la hermana, que también estaba en la casa.
“Mi marido estaba durmiendo y cuando se despertó, mi ex salió corriendo. Creo que en la vereda de casa se sacó esa foto que luego la hizo circular por todos lados, en la que se lo ve ensangrentado. Yo solo me defendí”, repitió Iris.
Agregó que Moro radicó en su contra varias denuncias y que para ella todo apunta al mismo objetivo: conseguir la tenencia de las nenas. “Ahora yo también lo denuncié por haber ingresado a mi domicilio sin permiso. Tengo testigos, porque el incidente sucedió en mi patio. Su idea es conseguir la tenencia de las nenas, el varón no le interesa. Esto obedece a que de esta manera conseguiría otra vez su pase a Posadas”, indicó.
Desde el 1 de septiembre, Iris tiene la denuncia por la supuesta agresión en su contra. “Ya me citaron, pero estoy tranquila. Tengo todos los antecedentes de lo que me viene haciendo este hombre”, remató.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE