Violento desalojo a afectados por la represa Baixo Iguaçu

Violento desalojo a afectados por la represa Baixo Iguaçu

La Policía Militar de Brasil desalojó violentamente a agricultores que acampaban desde hace algunos días en la zona de obra de la usina Baixo Iguaçu, en Capanema, estado de Paraná. El desalojo derivó en un enfrentamiento entre la policía y los agricultores, al menos tres personas fueron detenidas y otros tantos resultaron heridos. Los manifestantes son, en su mayoría, agricultores afectados por la central hidroelectrica que se construye a pocos kilómetros de Andresito y muy cerca del Parque Iguazú, del lado brasileño.

Desde la Policía indicaron que fueron recibidos con piedras y respondieron con balas de goma y gases lacrimógenos . Los agricultores, la mayoría propietarios de tierras que quedaron inutilizadas por la represa, reclaman que el Consorcio Baixo Iguaçu los indemnice con valores coincidentes con el precio de las tierras que perdieron. Aseguran que se programaron tres reuniones durante la última semana para evaluar el tema y todas fueron canceladas por los responsables de la obra.

La central hidroeléctrica Baixo Iguaçu impactará en cinco municipios: Capanema , Capitán Leonidas Marques , Nova Prata do Iguaçu, Planalto y Realeza. Los valores de compensación se están discutiendo desde 2013. La atmósfera es tensa en el área de la planta y de la policía militar se mantiene en su lugar para evitar nuevas invasiones .

El MAB (Movimiento de Afectados por Represas) emitió una declaración sobre los sucesos registrados desde el inicio de la construcción de la represa, parte de ese comunicado se reproduce en los párrafos siguientes.

Nota del MAB

Por más de tres años , las familias afectadas por la UHE Baixo Iguaçu ( Neoenergia 70 % y el 30 % Copel ), buscan respuestas a los problemas causados ​​por la construcción de la planta.

Desde el principio , al contrario de lo que afirma el consorcio empresario, los afectados han encontrado grandes dificultades para hacer cumplir sus derechos . Luego de muchas reuniones, encuentros y negociaciones, en los que no se cumplieron los compromisos, plazos y pautas, ni la empresa ni el Gobierno garantizan ninguna solución .

Desde mayo de 2016 el proceso de negociación se lleva a cabo principalmente en Curitiba , el centro del poder político del estado de Paraná, donde supuestamente las soluciones se resolverían rápidamente . Después de numerosas reuniones que tuvieron lugar en Palacio Iguazú y en la Asamblea Legislativa , todo sigue como antes, las obras de la planta van a una velocidad acelerada y los derechos de los afectados  no se respetan.

En el último mes, después de que el consorcio empresario Geração Céu Azul (Baixo Iguaçu) cancelara tres reuniones, las familias afectadas ocuparon la entrada al sitio de construcción desde los albores del lunes, en un intento de avanzar en las negociaciones sobre el precio de la tierra y de las zonas de reasentamiento.

En la mañana del jueves, el Consorcio difundió una nota informativa en la que denuncian un intento de criminalizar a las familias afectadas por la represa a través de varias falsedades. Comenzando por la declaración según la cual «el consorcio siempre mantuvo un diálogo abierto y asistió a las reuniones programadas», solo el mes pasado tres reuniones fueron canceladas por Neoenergia sin ningún tipo de aviso a familias que tuvieron que desplazarse a más de 500 kilómetros para asistir a dichas reuniones.

Vea también:

Agricultores invaden la zona de obras de la Usina de Baixo Iguaçu

La Usina Baixo Iguaçu comenzará a operar en 2018

Denuncian posible violación de derechos humanos en la construcción de la represa Baixo Iguaçu

Piden anular la autorización para construir la represa Baixo Iguaçu

JRC EP



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE