Alto Paraná/Arauco se acogerá al blanqueo de Macri para no pagar millones a la Afip

Arauco SA (ex Alto Paraná SA) informó esta semana que se va a acoger a la ley 27.260, conocida como la ley de Blanqueo, para saldar un multimillonario reclamo de la AFIP por la presunta mala liquidación del impuesto a las Ganancias.

El reclamo de la AFIP supera los 600 millones de pesos entre capital, intereses, multas, y gastos por el largo juicio que se inició en 2008 y cuyo fallo definitivo estaba cerca de emitir la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Al acogerse a la moratoria impositiva incluída en la ley de blanqueo -que comprende a deudas con reclamos y fallos adversos en la Justicia-, Alto Paraná (ahora conocida como Arauco Argentina) “zafa” de pagar, seguramente, una buena parte de estos intereses, multas y otros gastos.

A pesar de que en sus informes trimestrales a inversores la alta gerencia de la compañía afirmaba tener “sólidos argumentos” para considerar que tenían razón en no querer pagar el juicio e insistía con las apelaciones y las dilaciones al fallo definitivo, ahora los altos ejecutivos dan un giro de 180 grados. Aprovechando que salió la ley de blanqueo y moratoria, y poco antes del fallo de la CSJ, la empresa decide cortar por lo sano y saldar la deuda, desactivando un fallo multimillonario. Se pierden de pagar nada, en caso de que la CSJ les hubiera dado la razón, claro.

Impuesto a las ganancias

El reclamo de la AFIP se inició en el año 2008. El motivo fue que Alto Paraná emitió obligaciones negociables por u$s250 millones en el año 2001. Esa operatoria para tomar fondos permite deducciones impositivas significativas para las grandes empresas. Sin embargo, la AFIP le reclamó a Alto Paraná algunas deducciones que no eran correctas en Ganancias. Es decir, que la empresa estaba pagando menos de lo que le correspondía por este tributo.

El reclamo original era de 167 millones de pesos de capital, 133 millones de pesos de intereses y 116 millones de multas por omisión. Pero a esto se sumaron intereses adicionales. En marzo, cuando publicó el balance, el directorio se refirió a este reclamo millonario -el mayor, por lejos, que tiene la empresa en su contra- y contabilizó el monto total del reclamo en $633 millones. Aún así la cifra podía seguir subiendo.

La empresa perdió los fallos en primera instancia del Tribunal Fiscal de la Nación y luego de la Cámara Contencioso Administrativa. Presentó un amparo para no pagar hasta tanto no hubiera sentencia firme, que le fue concedido. Incluso, tuvo que contratar un seguro ante la empresa Zurich para garantizar ante la Justicia el pago de esta suma multimillonaria ante cualquier enventualidad.

La empresa hizo todo tipo de maniobras para dilatar la decisión final. La estrategia salió bien, porque justo ahora salió la ley de blanqueo y moratoria, bien amplia, que le facilitará resolver este problemas en forma definitiva. De esta forma, “zafó” de pagar millones adicionales, ya que la moratoria comprende quitas en los intereses, multas, etc.

MB

EP

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE