Desesperado pedido de ayuda de una misionera, su marido puso una restricción y no la dejan salir de Egipto

Desesperado pedido de ayuda de una misionera, su marido puso una restricción y no la dejan salir de Egipto

La mujer es de la localidad de Montecarlo, ahora está en la casa de una amiga, en Egipto, huyó de la violencia del marido. No puede salir del país porque su esposo le puso una restricción. Pidió por favor al gobierno de Misiones que pida al gobierno Egipto que la deje salir. “Yo acá no tengo familia, no tengo trabajo y es inhumano tenerme acá”.

Carolina Pavón (Radio News)

 

La mujer está trabajando en la casa de una familia amiga. Sobre cómo llegó a ese país, contó que en el 2003 se casó con un egipcio y se fue a vivir a ese país, tuvo dos nenas. Contó que en un principio comenzó a adaptarse lentamente a la cultura que es marcadamente machista. Al comienzo este aspecto estuvo relacionado a su vestimenta (ponerse un pañuelo en la cabeza), luego las costumbres religiosas, hasta llegar a huir de su esposo para evitar la violencia.

Relató que por la enfermedad de su abuela se vinieron a la argentina. En el 2004 nació su hija mayor, el hombre intentó trabajar acá pero no pudo prosperar esa idea y se volvieron a Egipto ya con su abuela. Fue entonces que el comenzó a cambiar, dijo.

“Yo dejé pasar y la violencia fue cada vez mayor, yo no pude más y quise volver para la argentina”, expresó. Dijo que sus hijas se quieren quedar en Egipto, por ello quiere hacer las cosas legales, para poder volver a verlas. Pretende volver con el divorcio y el derecho de visita para poder entrar y salir del país para ver a sus hijas.

El hombre en tanto, quiere que ella vuelva al hogar, y puso restricción de hogar porque cree que ella es de su propiedad y por ende no puede salir del país. “Cuando un hombre te hace la restricción una no puede trabajar, entonces como vivir”.

Pese a que la familia donde está le da asilo y trabajo, la mujer asegura que no es vida para ella. “Con estas restricciones es como que pretenden que vuelva y si él quisiera y sabe a dónde estoy puede mandar a la policía y me llevan de los pelos a su casa”, manifestó.

Asimismo dijo que si ella quiere denunciar a su marido, deben buscar cuatro testigos extraños mujeres y hombres que hayan visto y que quieran salir de testigo.

Pide al gobierno de Misiones, de argentina que intervenga, que pida al gobierno de Egipto que haya una excepción.

“Yo no tengo familia, no tengo trabajo, nada acá, y si el quiere me manda a buscar por la policía y me llevan a su casa”, expresó.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE