Alexa

Por unanimidad impulsan reforma del INYM y mejor distribución de la renta yerbatera

La comisión de Desarrollo Forestal, Agropecuario y de Cooperativas, le dio forma definitiva al proyecto de creación del Fondo Especial Yerbatero, con el que se pretende una reforma a la ley del Instituto Nacional de la Yerba Mate para darle mayores atribuciones a Misiones en la fijación de precios y la distribución de los recursos, especialmente entre los pequeños productores y los obreros de la cosecha.

Se unificaron los proyectos de la Renovación –impulsado por el presidente de la Cámara, Carlos Rovira– y del Partido Agrario y Social y la comisión sacó un dictamen por unanimidad.

Los principales cambios, según explicó la diputada Claudia Gauto apuntan a la conformación de un fondo especial que se conformará con una tasa del estampillado que será del cinco por ciento del valor promedio del medio kilo de yerba mate en góndola –hoy es del 2,5 por ciento del valor del kilo-.

Esa recaudación se distribuirá en 20 por ciento para el INYM, que a su vez deberá destinar el 10 por ciento para la promoción de la yerba mate en sus distintas variantes. Un 40 por ciento se volcará a mejorar las condiciones de vida y laborales de los pequeños productores a través de un mecanismo de reparto que se fijará con un criterio de rentabilidad y producción –ya no por kilos ni hectáreas-. El 40 por ciento restante irá a los trabajadores rurales y la erradicación del trabajo infantil. Esta porción se distribuirá en garantizar los aportes a la corresponsabilidad gremial y a través de ella a la obra social y otros beneficios, terminalidad educativa y mejoras en las viviendas de los tareferos.

Como novedad también se incluyen cambios tributarios y de fijación de precios. El proyecto propone que las estampillas estén exentas de impuestos nacionales –hoy pagan Ganancias- para que los recursos queden directamente en la zona productora. En paralelo, se establece un mecanismo de fijación de precio que evitará futuros laudos ante la imposibilidad de acuerdos en el seno del INYM. Se fija que el valor de la hoja verde siempre debe ser 15 por ciento por encima de los costos de la producción y otro tanto para la canchada y salida de molino. De este modo, se evitarán las distorsiones entre los intereses de cada sector.

También se habilita al INYM a controlar la calidad de la yerba mate desde la canchada a la góndola.

La iniciativa consensuada en comisión se aprobaría en los próximos días para ser elevada al Congreso nacional, que es el que debe modificar la ley del INYM. El debate seguramente será nuevamente arduo, pero la reforma es la única salida para proteger al producto madre de la economía misionera.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas