Córdoba: nueva profesional abogada fue una de las premiadas por el Concurso Mejor Promedio de Misiones Online

Una de las ganadoras del Concurso Mejor Promedio 2015, iniciativa que promueve desde hace cuatro años Misiones Online junto a empresas e instituciones, fue la estudiante jujeña Virginia del Valle Bernal (24 años), de la Facultad de Derecho de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), en la ciudad de Córdoba, con promedio general 9.93 (año 2015 promedio 10), que fue el mayor entre los participantes de la categoría “Universidades de la Argentina”. Así logró obtener una beca por 20 mil pesos que le fuera otorgada por la empresa Papel Misionero, del Grupo Zucamor.

 

La jovencita hoy ya está recibida de abogada. Regresó de Madrid, España, hace unos meses donde cursó una beca que le fue otorgada por la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y rindió su última materia para obtener el título.

Al estar en el exterior, Virginia no pudo asistir al evento de entrega del reconocimiento del Concurso, que fue organizado por Misiones Online en abril de este año en Posadas, pero ya de regreso al país tuvimos la oportunidad de entrevistarla este fin de semana en la ciudad de Córdoba.

Oriunda de San Salvador de Jujuy, en la provincia de Jujuy, hija de una familia tradicional de clase media, nos encontramos con una persona que además de ser una estudiante destacada, refleja valores y virtudes innatas. Sin dudas, la buena madera de la familia esta en su esencia, y la joven es el orgullo de su padre Hugo Bernal, su madre Lidia Nasif y su hermano Hugo (h).

 

Virginia tiene muchas metas y sueños, pero los pies bien sobre la tierra. Durante el encuentro para el reportaje, en un confortable café cordobés, la hoy nueva profesional del Derecho se mostraba con una sonrisa radiante, feliz y agradecida por el reconocimiento otorgado por Misiones Online que tiene por objetivo premiar el esfuerzo y dedicación al estudio.

 

“Me hicieron muy feliz con la noticia. Si bien nunca estudié para figurar con el promedio más alto, sino que obtenía esas notas como resultado de mi dedicación y compromiso al momento de rendir las materias de la carrera, para mí fue una noticia hermosa que premien a un estudiante por su esfuerzo, que haya una empresa que valore esto es algo muy bueno”, fue lo primero que expresó.

 

La vida del estudiante universitario no es fácil. “Muchas veces, según las circunstancias, no se refleja el mérito académico de muchos estudiantes con una nota”, explicó. “A veces se aprueba un examen con un 8 o un 9, y detrás de ese promedio hay mucho esfuerzo y dedicación. Pero el espíritu de este concurso esta muy bueno, más allá de la nota y de la beca, lograron poner en valor que, producto del esfuerzo y de luchar por muchos años por lo que uno quiere, se reciba un premio que de alguna manera resulta de la suerte de un concurso, por tener una nota que es simplemente la consecuencia de llegar a la meta que diariamente nos propusimos como estudiantes”, expresó la nueva profesional.

 

La joven admitió que le costó mucho adaptarse al ritmo universitario. “Soy hija de una familia tradicional, de clase media, de San Salvador de Jujuy. La verdad que me costó mucho la carrera, pero siempre tuve claro lo que quería y luche por eso. Creo que el mensaje para los estudiantes es por ese lado, más que por la nota en sí de ser o no un mejor promedio. El promedio solo es el punto final de un proceso de esfuerzo y dedicación, nunca fue mi búsqueda tener 10, ser el mejor promedio o abanderada, no podría pensarlo en esos términos”, remarcó Virginia, siempre con una sonrisa dibujada en su rostro.

 

Desde su manera de ver la vida, lo más importante es “hacer lo que a uno le gusta”. En este sentido, reflexionó que como sociedad “muchas veces se nos imponía desde chicos que teníamos que salir del colegio secundario, recibirnos en la universidad estudiando medicina, abogacía o contador para que no se nos reduzca las oportunidades de desarrollo; además de casarte, tener hijos, tener el auto y demás. Pero por suerte el concepto del éxito hoy cambió, sobre todo lo que hay que buscar es hacer lo que uno le haga feliz, una profesión o trabajo que a uno le guste, y que los jóvenes sepan que si ponen el esfuerzo en un objetivo, sin pensar en si se empieza de más abajo o de más arriba, se puede llegar a la meta”, fue el claro mensaje de la jujeña.

 

“¿Pero vos estudiaste abogacía, cuando querías seguir otra carrera?” preguntó la periodista. “Si, esa fue mi experiencia. A mí me apasiona lo que hago ahora, pero en su momento -hace unos años atrás- cuando era adolescente, me gustaba lo que era diseño de indumentaria. Pero en aquella época no era una opción como carrera futura, para los demás. En la familia todos recomendaban estudiar abogacía, que en el fondo era mi otra opción. De siempre me revelé ante las injusticias. Hoy no tengo dudas que tengo pasión por mi profesión. Me encanta investigar y la actitud de servicio que permite esta carrera, que puede ser que yo sea un poco ilusa, pero quiero encaminarla por ese lado”, afirmó.

 

Por otra parte, durante la entrevista también comentó los resultados de su experiencia durante su estadía en España, donde realizó un curso por 6 meses becada en la Universidad Autónoma de Madrid, por medio de un convenio que existe con la UNC. “Fue la oportunidad de vivir una experiencia hermosa. Aprendí mucho a nivel profesional sobre temas que aquí no se tratan en profundidad, como el Derecho de la Unión Europea, o sobre los Derechos de la Diversidad Cultural y la experiencia que ellos tienen por los conflictos de religión. A nivel cultural conocí otros lugares maravillosos, todo eso te ayuda a crecer no solo a nivel académico sino personal, viajar al exterior me sumó un montón”, dijo con satisfacción Virginia.

 

Nueva etapa

 

Pero no todo es color de rosa en la vida. La joven “Mejor Promedio” se encuentra aún sin empleo, pero entusiasta y perseverante como se muestra, sostuvo con seguridad “que en cualquier momento se presentará la oportunidad laboral”.

De una sencillez característica de las personas del interior del país, pero con un fuerte carácter y espíritu de justiciera, Virginia ahora empieza a transitar una nueva etapa en el mercado laboral “desde cero”, asegura.

“Regresé de España hace algunos meses, rendí la última materia pendiente que fue Derecho de Navegación, Transporte y Comunicación, con un 10 en el examen. Ya soy abogada, desde hace algunas semanas, aunque aún el título no me lo dieron. En estos momentos estoy buscando trabajo, presentando mi curriculum en algunos estudios jurídicos. Siempre con muchas expectativas por lo que se presentará, todo es nuevo, y para mí es una etapa para adquirir experiencia. Siempre tuve claro, aunque mis promedios fueran excelentes, que se empieza desde abajo, y esta etapa en el mercado laboral es otra cosa, es un inicio de cero”, admitió.

En este sentido, sobre sus expectativas sostuvo que apunta a “lograr un trabajo que me permita adquirir experiencia, aprender, aunque lleve más esfuerzo, siempre es mejor porque es más válido disfrutar de los logros que una va obteniendo en el camino, no quiero nada fácil. Ya llegará esa oferta laboral que espero, estoy muy contenta, y tengo muchas ganas de trabajar”, concluyó la joven profesional.

Virginia se comprometió a ser una de las “embajadoras” del Concurso Mejor Promedio difundiendo entre los estudiantes de su provincia la convocatoria para participar del certamen.

El concurso para el ciclo 2016 se lanzará nuevamente el próximo 21 de septiembre, en su cuarta edición.

 

Por Patricia Escobar 

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE