Denuncian que Alto Paraná Arauco quiere 70 mil hectáreas más en Misiones

Denuncian que Alto Paraná Arauco quiere 70 mil hectáreas más en Misiones

La Cámara de Diputados fue escenario anoche de un arduo debate sobre la política de tierras del presidente Mauricio Macri, quien por decreto modificó la ley que impedía el avance de la extranjerización de las tierras rurales en la Argentina. En ese contexto, el diputado Anibal Vogel, autor de una de las iniciativas que se votó en contra del decreto presidencial, reveló que el grupo chileno Arauco –ex Alto Paraná-, pretende expandirse en Misiones con 70 mil nuevas hectáreas para aumentar su producción de pasta celulósica.

El grupo chileno ya posee más de 230.000 hectáreas en Misiones -el 7,5 por ciento de la superficie provincial-, concentradas en plantaciones de pinos y una reserva comprada a la ex Pecom, en Puerto Piray y Puerto Libertad.

Con la reglamentación de la ley que hizo Macri, el grupo estaría en condiciones de expandirse en la provincia, pese a que la Comisión de Defensa de la Competencia dictaminó que ya está en una posición dominante en el mercado forestal.

El dato de Vogel, deslizado al pasar en medio del debate por la resolución que insta a los diputados nacionales a frenar en el Congreso la reforma de Macri, fue confirmado por otras fuentes. Según señalaron, el planteo de los ejecutivos de Alto Paraná fue realizado durante la visita a Misiones del ministro de la Producción, Francisco Cabrera, a fines de mayo pasado.

Cabrera se reunió con los directivos de la firma chilena y preguntó qué necesitaban para crecer. “Más tierras”, fue la respuesta. “Lo vamos a solucionar”, fue la promesa del funcionario mendocino.

En cambio, voceros de la firma aseguraron que desconocen de dónde surgió la versión y se excusaron de hacer más comentarios.

Misiones es la provincia del país con mayor porcentaje de tierras en manos extranjeras. Alto Paraná es la principal firma de capitales foráneos que opera en la provincia y tiene en la Argentina un total de 263.394 hectáreas – 233.000 en Misiones y 30.000 en la zona central del país)-, de las cuales 43% corresponde a Bosques Nativos y otros usos; 49% comprende plantaciones de Pino Taeda -en su mayor parte-, Araucarias y Eucaliptos; y el 8% restante son áreas forestables y reforestables.

El Grupo Arauco pertenece al holding chileno Angelini, dueño de la petrolera Copec, de 65 barcos pesqueros, de varias fábricas de madera, celulosa y papel, firmas aseguradoras y administradoras de fondos de pensión. Conforma una de las mayores fortunas del país trasandino.

tierra

El supuesto intento de expansión fue el dato saliente en medio de un fuerte debate en contra de la política de tierras que impulsa el Gobierno nacional.

El 30 de junio, el presidente modificó la Ley 26.737 de tierras rurales, que establecía el límite del 15% a la compra de tierras por parte de extranjeros y restringía un máximo de 1.000 hectáreas para titulares de otros países en la zona agrícola, en el norte de Buenos Aires, y el sur de Córdoba y Santa Fe.

Misiones, con una superficie de casi tres millones de hectáreas, tiene 400 mil en manos extranjeras, lo que la coloca al tope entre todas las provincias, con un 13,88 por ciento de tierras explotadas por foráneos.

 

Lea también: La Provincia comprará las primeras 166 hectáreas al grupo Arauco destinadas a productores de Puerto Piray

La Legislatura aprobó por mayoría, entre la Renovación, los radicales de Vanguardia, Cultura y Trabajo, el partido Agrario y Social y el Frente para la Victoria, insistir con frenar la reforma de Macri. La alianza entre radicales y el PRO, avaló la política de extranjerización con el argumento de “atraer inversiones”.

Vogel sostuvo que más allá de que el Gobierno provincial brinde “gobernabilidad” a la Nación, “esto trasciende el sostenimiento político porque “afecta a las futuras generaciones”.

Hugo Escalada advirtió que “Misiones ya extranjerizo por demás su superficie y encima sus mejores tierras en áreas selváticas” y la reforma presidencial “avasalla los derechos de las provincias”.

En tanto, Martín Sereno, del partido Agrario, recordó que Alto Paraná solo trajo “miseria, hambre y veneno” a los pobladores cercanos y sostuvo que la reforma “va a contramano de la reforma agraria que necesita el país”. “Parece que el Presidente quiere la tierra sin campesinos”, cuestionó.

Como contrapartida, el macrista Jorge Ratier, pidió que la Legislatura no se inmiscuya en las decisiones políticas del Gobierno nacional.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE