Crucero fue superior y se quedó con el segundo duelo de la Copa Bicentenario: fue 2 a 0 ante Guaraní en un clásico «caliente»

Crucero fue superior y se quedó con el segundo duelo de la Copa Bicentenario: fue 2 a 0 ante Guaraní en un clásico «caliente»

Crucero del Norte le ganó esta tarde 2 a 0 a Guaraní Antonio Franco el segundo amistoso por la Copa Bicentenario. Los goles los convirtieron Pablo Stupiski a los 16′ del primer tiempo y Mauro Siergiejuk a los 14′ del complemento, este último en aparente posición adelantada.
El partido tuvo un marco espectacular de público con el Andrés Guacuraría repleto de hinchas de ambos equipos y se puso «caliente» desde la media hora dentro del campo de juego, con los jugadores de ambos equipos cruzándose en cada jugada, con mucho duelo verbal y muchas amarillas, un expulsado y la insólita pelea entre el manager de Crucero y el técnico franjeado, que también vio la roja.
En lo futbolístico Crucero fue superior, el que tuvo las llegadas más claras. En cambio, Guaraní no hizo mucho y tras el segundo gol pareció bajar los brazos.

El partido, sin dudas, fue más que el primer cruce desde lo emotivo. El marco de público fue más impactante, la intensidad con la que se jugó fue mayor. Y además hubo goles. Crucero del Norte incluso tuvo también un cabezazo en el travesaño de el «ex» Pablito Ostrowski, y merodeó el tercero sobre el final del encuentro. Guaraní, en cambio, apenas tuvo dos jugadas que casi se transforman en gol pero que no estuvieron bien finalizadas. Por lo demás, cerró un partido para el olvido que marcó un retroceso respecto al domingo anterior, cuando le sacó algo de ventaja a su rival y hasta pudo generar algunas situaciones claras.

Tras un comienzo a puro nervio, típico de un clásico, a los 16′ llegó la apertura del marcador a partir de un córner bien ejecutado desde la izquierda por Abel Méndez, el nuevo «10» de Crucero que hizo un buen partido. La pelota le cayó en el segundo palo a Federico García que la puso de cabeza bombeada al segundo palo, como para que entre al arco o la empuje alguien casi al lado del poste. Al final apareció Pablo Stupiski que puso la cabeza para desviarla al gol y gritar el primero. Bien por el «otro 9» de Guaraní que está volviendo, tras perderse todo el semestre pasado por una lesión de ligamentos de la rodilla.

El segundo gol, en cambio, fue muy polémico, a tono con un partido que ya se había puesto caliente sobre todo en los últimos pasajes del primer tiempo. La jugada arrancó con un buen desborde de Pablo Ostrowski que llegó hasta la línea de fondo y tiró un centro muy atrás, a pesar de que el recién ingresado Mauro Siergiejuk se la pedía cortita para empujarla en el área chica. La pelota la agarró Guillermo Sotelo casi afuera del área y le dio de volea. La pelota picó en el suelo y se iba afuera, ancha por dos o tres metros.

Pero por ahí merodeaba Maurito Siergiejuk, en clara actitud del delantero que se sabe en posición adelantada y se desentiende de la jugada. Pero la pelota le pasó tan cerca de la cabeza (se iba afuera) que Maurito, como quien no quiere la cosa, casi instintivamente, le corrigió la trayectoria con un golpecito de cabeza. Horacio Lutz señaló el centro del campo y convalidó el gol, el «pibe» de Alem no lo podía creer y recién ahí salió gritando a la carrera. Fue el golpe de nocaut para un Guaraní que, de todas formas, no había hecho nada hasta ese momento.

La Franja no tuvo ninguna clara, y si tuvo dos que casi se transforman en jugadas de riesgo, pero que no llegaron ni a eso.

En una, Barinaga le puso una pelota a espaldas de los defensores de Crucero al delantero Alan Almirón, quien dio dos trancazos, le ganó la espalda a «Tarrito» Pérez y se iba solo al gol. Aún tenía que recorrer toda la mitad de la cancha colectivera, claro. Pero al final, el arquero Arce le adivinó la jugada y aprovechó que el delantero franjeado la tiró muy larga y llegó medio segundo antes. Si la hacía bien, era el gol del empate.

Además, de eso hubo un jugadón de Juan Eluchans, el único que generó algo recostado sobre la banda izquierda. En una de esas la perdió con Tarrito Pérez, pero luego, con gran oficio se la volvió a robar, limipó a dos jugadores más con gran categoría y desde la línea de fondo, en el árae chica, quizo picarla para la entrada de Almirón, pero la jugada también se diluyó.

Antes, un centro de Elian Kopp terminó en un doble cabezazo en el área de Arce. El Barigol casi la pone en el ángulo al tirarla bombeada al segundo palo. No hizo mucho más el 10 de la Franja. Tiró un par de tiros libres que no le salieron bien y se perdió en medio de la intensidad del partido, como casi todos sus compañeros.

Crucero demostró por algunos pasajes más claridad para jugar, sobre todo a partir del buen rendimiento de su nuevo número «5», Federico Domínguez, quien llegó en la semana y reemplazó a Vera. Lo hizo muy bien, demostró que tiene buen pie. Otro que lo hizo muy bien fue Abel Méndez, quien complicó siempre con sus desbordes o sus asociaciones con Guillermo Sotelo por izquierda. Lo otro que sobró fue la actitud y el sacrificio de sus delanteros, que aparecieron para convertir un gol cada uno (Stupiski y Siergiejuk) y un «casi» gol el otro (Ostrowski en el travesaño).

Guaraní, en cambio, demostró que deberá trabajar mucho para encontrar el fútbol. Lo único interesante en ese sentido lo aportó, una vez más, el veterano Eluchans con sus proyecciones por izquierda. El ex Independiente y Rafaela, no solo tira centros llegando bien hasta el fondo (y no centros de m…, como dice el Mellizo Guillermo), sino que toca y triangula, se junta con los que pasan por ese sector, aunque no logra asociarse con Barinaga, al menos por ahora.

Sim el dominio de la pelota, en este partido el «Colo» Fioravanti se dedicó más a marcar y a «meter» que a jugar. Lo hizo bien, impuso presencia, pero no pudo ser el eje del mediocampo en la creación como hace una semana. Cañete y Almirón aportaron muy poco, y quedó la sensación que Elivs Duré, el paraguayo delantero que volvió a entrar en el segundo tiempo, merece más la titularidad que Almirón, al menos por poco que se vio en estos 180 minutos de poco fútbol.

Párrafo aparte para el incidente entre el coordinador de fútbol de Crucero, Juan Sosa, y el DT de Guaraní, Miguel Zahzú. Casi se van a las manos en pleno partido, de hecho, los dos tiraron piñas que no llegaron a destino porque varios se pusieron a separarlos y después llegó la policía. Todo ahí, al costado de la cancha, en pleno partido, ante la mirada de miles de espectadores.

Quedó ahí y no pasó a mayores, pero calentó aún más un partido donde sobraron las amarillas, los cruces, las recriminaciones y los amagos de golpes. El clásico de todas formas fue una fiesta y todos esos incidentes no llegaron a empañarla. Y eso fue porque la gente afuera no generó ningún inconveniente, más allá de un fuego que prendieron los hinchas de una de las barras de Guaraní en la tribuna García Conni.

En el fútbol misionero no hay violencia, gracias a Dios. De todas formas, en este clásico fueron los propios protagonistas los que jugaron demasiado al límite y por momentos, como dirían algunos, se fueron «a la banquina». Lo que sí quedó en claro es que este es un verdadero clásico del fútbol misionero, se juega así y se siente así.

Formaciones:
CRUCERO DEL NORTE: Ignacio Arce; Alejandro Pérez, Delio Ojeda, Rodrigo Leschner y Federico García; Federico Domínguez, Lucas Cabellero, Guillermo Sotelo y Abel Méndez; Pablo Stupiski y Pablo Ostrowski. DT: Miguel Angel Salinas.

GUARANÍ: Facundo Vera; Jonatan Hereñu, Juan José Barreña, Julio Barraza y Elian Kopp; Leandro Cañete, Leandro Fioravanti, Alan Almirón y Juan Eluchans; Cristian Barinaga y Mauro Gómez. DT: Miguel Angel Zahzu.

Gol, 16m. Pablo Stupiski (CN) con golpe de cabeza.
Gol, en el segundo tiempo: 13m. Mario Sergiejuk (CN) de cabeza.

Cambios: Mauro Sergiejuk por Stupinski, José Vera por Domínguez, Brian Perussato por Ostrowski, Pedro Brítez por Caballero y Rodrigo Cerdán por Sotelo (CN); Luis Abel Rivero por Almirón, Elvis Duré por Gómez, Rodrigo Bareiro por Eluchans, Darío Cardozo por Hereñú y Facundo Rodríguez por Kopp (G).
Amonestados: García y Ojeda (CN); Gómez, Duré, Barreña, Rivero y Hereñú (G).
Expulsados: Zahzú (DT de Guaraní) y 16m. del segundo tiempo: Barraza (G).

Arbitro: Horacio Lutz.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE