Una gestión pública que dejará huellas del “Señor Forestal” de Corrientes

No hay mejor distinción que un funcionario pueda recibir que el reconocimiento público sobre las acciones realizadas, y no hay dudas que Luis María Mestres, actual director de Recursos Forestales (DRF) del Ministerio de Producción, Trabajo y Turismo de la provincia de Corrientes, se llevará por sus logros de gestión este reconocimiento. En el tiempo se convirtió en el principal embajador del sector forestal correntino, aprovechando cada espacio que se le presentaba en defensa de la actividad y de las oportunidades de desarrollo  foresto-industrial argentino.

 

Es así que su gestión durante el período de 2003-2016 quedará marcada por sus logros, ya que la evolución forestal y el ordenamiento administrativo fueron en paralelo, logrando el funcionario en su momento un fuerte respaldo político para concretar acciones en beneficio de la actividad.

 

Mestres nació en Curuzú Cuatiá una localidad que se encuentra al sur de la provincia correntina. Es Ingeniero Forestal y se recibió en la Escuela Superior de Bosques de la Universidad Nacional de la Plata en 1984. Casado con Lilita Zabalegui y con dos hijos (Agustìn y Mercedes), siempre se mostró agradecido por el acompañamiento de su familia en apoyar lo que en su profesión le apasiona y logró ser: el “Señor Forestal” de Corrientes.

Su gestión pública se basó sobre tres ejes de pensamiento y de trabajo: la articulación pública con el sector privado, el fortalecimiento del desarrollo forestal para atraer inversiones industriales y la mirada regional del sector como mecanismo de fortalecimiento y competitividad.

 

Ahora, el funcionario tomará otro camino, asumiría en un mes como nuevo director de la  EEA INTA de Bella Vista, llevándose con él la satisfacción y la certeza de haber aportado en su gestión a lograr una Dirección fortalecida institucionalmente, ordenada y en marcha con un equipo de trabajo “qué sabe lo que tiene qué hacer”, dice Mestres.

 

El nombramiento oficial llegaría en agosto, tras haber ganado el concurso por unanimidad y estar en primer lugar en la terna. En estos momentos el trámite está en proceso de evaluación en el INTA Nacional (Buenos Aires) a la espera del dictamen final del Consejo Directivo. Durante los días 5 y 6 de julio, desde el organismo entrevistó a los candidatos a directores para las Estaciones Experimentales Agropecuarias (EEA´s) del INTA Corrientes, y de allí fueron seleccionados tres profesionales: La EEA INTA de Mercedes tendría como director al Ingeniero Agrónomo Jacques Eduardo Kraemer, quien hasta el momento fue el Jefe de la Agencia de Extensión Rural (AER) Mercedes. En tanto,  en la  EEA INTA Corrientes, asumiría como director el Ingeniero Agrónomo, Alfredo Rubén Marín,  quien hasta el presente se desempeñó como Jefe de Agricultura Extensiva con énfasis en Arroz, en la misma Estación.

 

Y el ingeniero Mestres en el INTA Bella Vista, desde donde continuará vinculado con el sector forestal, pero desde un lugar técnico. “La EEA de Bella Vista tiene como temas principales el citrus, la horticultura y el sector forestal en los cuales hay equipos de trabajo en investigación y extensión. Además se trabaja con otros temas como miel, frutilla, flores y frutos silvestres”, explicó el funcionario.

 

Cada experimental se “especializa” en distintos temas en los que luego, acompaña al resto de las estaciones experimentales. “Pero como digo siempre, solo estoy por hacer un cambio de “ensillado”  pero sigo con las mismas ganas y los mismos objetivos, de lograr el desarrollo forestal que deseamos para Corrientes y con ello, mejorar las calidad de vida de la gente que vive en el  campo y vive del campo”, señaló el funcionario correntino.

 

De esta manera, comunicó que en agosto podría resolverse su designación en su nuevo cargo de director en la EEA INTA Bella Vista, alejándose de la función pública provincial al frente de la DRF de Corrientes, después de 13 años consecutivos en el cargo.

 

En una entrevista exclusiva con ArgentinaForestal.com, el funcionario realizó un balance de su gestión, con una revisión de lo hecho y lo pendiente por hacer para alcanzar la industrialización forestal de Corrientes. “En estos últimos años me hubiera gustado que se concretaran más inversiones industriales para avanzar hacia una producción con mayor valor agregado, pero el escenario no fue propicio a pesar de que el gobierno provincial brindó todo su apoyo al sector. Hoy el escenario es otro con el gobierno nacional actual, mejoró el clima de negocios y ya se activaron algunas potenciales inversiones. Estoy seguro que en poco tiempo esto dejará de ser algo “pendiente” para mí, ya que la potencialidad que tiene Corrientes y toda la Mesopotamia es formidable, debería ser una de las cuencas foresto industriales más competitivas del mundo”, remarcó Mestres.

 

 

Balance positivo

Desde su análisis personal, rescató que no es muy común mantenerse más de 13 años consecutivos en una función pública, “en este aspecto debo agradecer a las autoridades superiores que me han permitido trabajar con total libertad. Pero creo que hay momentos en que hay que saber correrse, dejar el lugar a otros, por ello decidí buscar otra alternativa laboral pero sin alejarme de lo que siempre hice en la actividad. Sigo con las mismas ganas, creo que hice mi aporte desde ésta función y próximamente la haré desde otro lugar. Sólo me corro unos pocos kilómetros a una linda ciudad”, sostuvo en la entrevista el funcionario.

 

La impronta personal de Mestres quedará sellada en la gestión en beneficio del sector forestal de Corrientes, que durante el período 2003-2016 registró una significativa evolución y muchos de los logros alcanzados se deben a la férrea defensa de este funcionario tozudo en sus ideales y en sus metas para llevar adelante soluciones para los productores y empresarios, no solo vinculados a la materia prima sino también a la industria y los distintos segmentos de la cadena de valor.

 

En febrero de 2003, Mestres fue convocado por la ex ministra de Producción, Trabajo y Turismo, Estela Robaina, y por el gobernador Ricardo Colombi -en su primera gestión-, después lo ratifico en el área el ex Gobernador Arturo Colombi. En aquel entonces, antes de asumir el funcionario se planteó 10 metas a alcanzar en su función al frente de la DRF y su balance final al 2016 le resultó satisfactorio porque alcanzó y superó sus objetivos:

1) Promocionar en las Pymes forestales los programas de financiamientos vigentes

2) Inventario de Bosques Cultivados, fundamental para la planificación sectorial y toma de decisiones

3) Control y fiscalización de la promoción forestal de la Ley Nº 25080 (prorrogada en el 2010 por la ley Nº 26432)

4) Difusión de la actividad, por medio de la participación en ferias, seminarios, congresos, foros

5) Crear un Fondo Fiduciario, complementario a la Ley 25.080

6) Gestionar y coordinar vinculaciones estratégicas

7) Combate y Prevención de Incendios Forestales  con acciones de difusión

8) Vivero Forestal

9) Fortalecimiento institucional de las delegaciones forestales en el interior, capacitación al Recurso Humano de la DRF

10) Incorporación de tecnología digital web, sistematización de la información de la  promoción forestal.

 

Pero concretaron en la provincia muchas acciones más, por mencionar algunas : se avanzó en el 2010 en el Plan Estratégico Foresto Industrial de Corrientes (PEFIC) como herramienta de planificación de largo plazo; en el Primer Censo Foresto-Industrial (que incluyó a los aserraderos y carpinterías); en acciones de promoción de los Sistemas Silvopastoriles; en la difusión del uso de la madera en la construcción y en la construcción de viviendas de madera, con proyectos que involucraron a profesionales de Québec, Canadá; en el desarrollo forestal de Santa Rosa; en la promoción de inversiones industriales; en el lanzamiento de fondos fiduciarios como Desarrollo Rural (para obras de infraestructura y sanidad), Fondo para el Desarrollo de Corrientes –FIDECOR; y el Fondo de Garantía Recíproca , entre otras herramientas de promoción.

 

Además, realizaron una fuerte inversión en comunicación y marketing para marcar la presencia institucional de la DRF en ferias, congresos y jornadas técnicas que se realizaron en la provincia y distintos puntos del país. En su gestión se organizó exitosamente el “Tercer Congreso Forestal Argentino y Latinoamericano” en forma conjunta entre la Asociación Forestal Argentina y el gobierno provincial.

 

“Este trabajo de promoción fue lo permitió que hoy la Dirección sea más visible, generamos nuevos contactos, mostramos el potencial de la actividad para las economías regionales, entre otros resultados y objetivos”, dijo el funcionario.

Tecnologías, conocimiento y sustentabilidad

 

Con una base de masa forestal consolidada, alcanzando las 500 mil hectáreas de superficie forestada, el gobierno correntino fue jerarquizando cada vez el sector en el organigrama creando nuevas áreas para atraer la inversión y el desarrollo foresto-industrial, a través de la Subsecretaria de Industria y la Dirección de Parques Industriales y Bioenergía de la provincia.

 

“Impulsar el crecimiento del sector de base forestal requiere diseñar una política de desarrollo integral desde la genética y el manejo de plantaciones, hasta la producción de los productos vinculados al bosque: industriales, (madera, celulosa, papel, tableros), bioenergía y servicios ambientales. Esta diversidad de actividades potenciales a partir del bosque, logra mayor competitividad cuando se establecen en ámbitos geográficos determinados, que cuanto menos disperso se encuentre, menos costos en transporte e infraestructura requerirán, y más posibilidades de lograr escalas, eficiencia en utilización de residuos, acceso a proveedores, desarrollo de PyMES, aprovechamiento para la bionergía, menor costo en capacitación, etcétera”, afirmaba Mestres como visión estratégica sectorial ya en el año 2005.

 

Para el funcionario, al cerrar este ciclo su mayor satisfacción será la de “haber contribuido a dar más visibilidad a la actividad foresto-industrial en los espacios políticos y de la población en general. Considero que logramos armar en la DRF un buen equipo de trabajo en estos años, todo el personal compenetrado en lo que hay que hacer, sabiendo qué servicio préstamos y cómo atender a nuestros “clientes”. No fue fácil, es complejo desde el Estado lograr este concepto de ver “clientes” en la gente que atendemos, pero en lo personal siento que esto se logró”, expresó el funcionario. A su vez, agregó que “el éxito depende, en todas las áreas de trabajo, de contar con un buen equipo, con personas comprometidas y con claridad de objetivos”, dijo.

 

Por otra parte, sobre su vinculación con el sector privado, sostuvo que se logró una muy buena empatía, se trabajó en conjunto y siempre con respuestas y participación a todos los requerimientos públicos.

 

Por su parte, entre los logros que enumeró de su gestión, consideró un avance la incorporación del sistema para digitalizar los expedientes de los planes forestales, generando una base de datos confiable. Asimismo, lograron implementar un sistema de actualización del Inventario Forestal y avanzaron en la Ley Provincial el Ordenamiento Territorial de los Bosques Nativos de  Corrientes (OTBN Ley Prov. Nº 5974- Ley Nac. Nº 26.331). “Si bien realizar el OTBN fue una obligación por la Ley Nac. 26.331, la experiencia del proceso nos permitió dimensionar el patrimonio natural que existe y su estado de situación”, precisó Mestres.

 

Otro avance fue la creación del Vivero Forestal Provincial que se logró instalar con aportes de la Unidad para el Cambio Rural (UCAR), y la implementación del Programa de Arbolado Urbano “Arboles para mi ciudad” donde cada vez más hay más municipios adheridos.

En el Plan Provincial de Manejo de Fuego tuvo una especial atención durante estos años, logrando por medio de cursos de  capacitación, prevención y difusión una baja en los daños por incendios forestales.

 

Asimismo, la puesta en marcha de una Delegación en Gobernador Virasoro, con la asignación de dos técnicos y una persona en Administración permitió “mayor eficiencia y ágil cobertura en la zona”, sostuvo Mestres.

 

A nivel regional, indicó que el trabajo conjunto con la Fundación  Aglomerado Productivo Forestal con Misiones se fue fortaleciendo. “Hoy este espacio está dando muchos frutos, no fue ni es nada fácil compatibilizar a dos gobiernos provinciales de origen político distintos y cámaras, asociaciones, cooperativas de ambas provincias, más las instituciones como el INTA y las Universidades, pero se está avanzando y se han logrado interesantes iniciativas”, aseveró el ingeniero.

 

“Por otra parte, logramos que los Sistemas Silvopastoriles (SSP) sean considerados por los productores y en la actualidad no hay dudas de sus beneficios y ventajas. También mejoramos en la ejecución de nuestro presupuesto y fue gracias a compartir con todo el personal la marcha del mismo y que cada uno entienda que para que la rueda funcione es un tema de todos, cada uno en lo suyo debe aportar para aplicarlo a lo que se había previsto”, precisó.

 

En este sentido, consideró que “una gestión eficiente en un Organismo Oficial no puede depender del funcionario a cargo, nosotros estamos de paso, por eso siento que cuando llegue el momento de mi salida, la DRF seguirá funcionando normalmente, y quien venga en reemplazo, le dará su impronta seguramente, pero hay procedimientos que no se van a cambiar, o si lo hacen, será para algo mejor”, estimó.

 

​Mestres asumió en la DRF sin nada digitalizado. “Sin embargo, hoy se cuenta en la administración  con una excelente Base de Datos que permite agilizar cualquier consulta al instante. La incorporación de tecnologías fue un gran avance, aunque aún nos queda lograr que esta información se pueda disponer por Internet para que productores y técnicos puedan hacer su consulta sin necesidad de tomar contacto con nosotros. También, con sistemas informáticos hemos mejorado la eficiencia de inspección, en la actualidad no pasan más de 30 días de solicitadas que las mismas se realizan. Esto a su vez nos permite un buen trabajo con la Dirección de Producción Forestal Nacional, ya que logramos un contacto permanente. Somos la provincia que más foresta en el país, por ende, la que más Aportes No Reintegrables de la Ley 25.080 recibe por mérito de los productores que confían, invierten y esperan”, remarcó el funcionario.

 

Finalmente, respecto a sus expectativas futuras para el sector forestal de la provincia, ratificó estar “convencido que el desarrollo foresto-industrial puede aportar un cambio fundamental para Corrientes. Hay que seguir mejorando la calidad y cantidad de plantaciones forestales, buscando nuevos géneros y especies, y lograr agregar valor en Origen, avanzar hacia la industrialización de los rollos maderables, generar trabajo de calidad, bienestar social y riqueza para toda la comunidad. Espero ver en los próximos 10 años una provincia distinta porque el sector foresto industrial va a ser el pilar del desarrollo sustentable de Corrientes, sin desmerecer a ninguno de los otros. Pero está demostrado que es el que más aporta a la generación de empleo y divisas”, concluyó.

 

Por Patricia Escobar 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE