Reflexión del Pastor Decena: Que es el Avivamiento de la Obra de Dios?

Reflexión del Pastor Decena: Que es el Avivamiento de la Obra de Dios?

Un avivamiento en los cristianos, en el pueblo de Dios, es el deseo de volver a estar encendidos por Dios y para Dios, y que nuestro amor por Él sea constante, que se dé cumplimiento al primer gran mandamiento: “Amarás al Señor tu Dios con todas tus fuerzas, con toda tu mente y con toda tu alma” (Marcos 12:30) y el segundo mandamiento: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. Veamos algunos puntos más en la Palabra de Dios.

 

Habacuc 3:2 “Oh Jehová, he oído tu palabra, y temí. Oh Jehová, aviva tu obra en medio de los tiempos, En medio de los tiempos hazla conocer; En la ira acuérdate de la misericordia”.

 

Como nunca en la historia esta oración es realmente necesaria. Vivimos en un tiempo en que el fuego está como muriéndose o casi extinguido, debemos desear fervientemente que Dios avive a su obra en esta presente generación.

 

  1. I) SIGNIFICADO DE AVIVAMIENTO.

Avivar significa vivificar, animar, encender. Para hacer frente a un apagamiento, un descenso, un estado de apocamiento, a algo moribundo, a un estado de inercia, etc.

Un avivamiento en los cristianos, en el pueblo de Dios, es el deseo de volver a estar encendidos por Dios y para Dios, y que nuestro amor por Él esté al rojo vivo, sea constante, que se dé cumplimiento al primer gran mandamiento “Amarás al Señor tu Dios con todas tus fuerzas, con toda tu mente y con toda tu alma” (Marcos 12:30) y el segundo mandamiento, “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.

Y esto es tan importante que Jesús llama al arrepentimiento a una iglesia,

Apocalipsis 2:4 “Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.

Apocalipsis 2:5 Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido”.

Por esto el avivamiento no es opcional porque es la vida de la iglesia la que está en juego.

El avivamiento, trae una serie de manifestaciones, como pueden ser, la salvación de muchas personas, una intensificación de los dones del Espíritu, o una notoria presencia de Dios en nuestros corazones y en el ambiente, generando un atmosfera de milagros, liberaciones y sanidades.

El amor a Dios y al prójimo aviva el fuego del Espíritu Santo en nosotros. Pero el pecado no confesado es la causa de cómo el amor se apaga y con ello la vida espiritual.

Mateo 24:12 “Y debido al aumento de la iniquidad, el amor de muchos se enfriará”.

 

  1. II) QUIEN PRODUCE UN AVIVAMIENTO?

Hechos 2:4 “Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen”.

 

El Espíritu de vida es el Espíritu que da vida. El Espíritu Santo encendió a la iglesia de Cristo.

El Espíritu Santo es la “Tercera Persona de la Santísima Trinidad”. Es decir, habiendo un sólo Dios, existen en Él tres personas distintas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Esta verdad ha sido revelada por Jesús en su Evangelio.

El Espíritu Santo coopera con el Padre y el Hijo desde el comienzo de la historia y hasta su terminación. El Señor Jesús lo presenta y se refiere a Él como una persona diferente, con un obrar propio y un carácter personal y divino.

“Queremos un avivamiento” dicen algunos, cuando el Espíritu Santo se empieza a mover, no es como ellos quieren, y no se dan cuenta que debe ser como el Señor quiere en su perfecta voluntad.

El Espíritu Santo, es el don de Dios, es un regalo. Romanos 5:5 “Dios lo ha derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado”.

El Espíritu Santo es el Paráclito. Palabra griega “parakletos”  literalmente significa: “aquel que es invocado”, es por tanto el abogado, el mediador, el defensor, el consolador. Jesús nos presenta al Espíritu Santo diciendo: “El Padre os dará otro Paráclito” (Juan 14:16).

Es el Espíritu de la Verdad: Juan 14:17 .Y el Espíritu de Vida: Romanos 8:1–4

 

III) ¿CÓMO ALCANZA UN ESTADO DE AVIVAMIENTO PERSONAL O DE LA IGLESIA?

2ª Crónicas 7:14 “si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra”.

Los “secretos” del avivamiento parecen reducirse a dos cosas principales:

Un ARREPENTIMIENTO muy profundo, y una forma de “LUCHAR” y “agonizar” EN ORACIÓN.

Estas dos cosas han sido el secreto de innumerables avivamientos en todas las épocas, y lo sigue siendo en la actualidad.

Primero hay que experimentar un arrepentimiento muy profundo, no solo lo obvio sino también lo profundo.

Segundo: Oración de “lucha”.

Zacarías 12:10 “Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por un hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito”.

Habla de tener el “espíritu de oración”. Habla de llorar, agonizar, clamar, luchar, “tener dolores de parto” en la oración. Este tipo de oración ha sido siempre una de las claves más importantes para un verdadero avivamiento. Así es que debemos pedir urgentemente a Dios “espíritu de oración”.

La iglesia vivirá un gran avivamiento, solo si está verdaderamente desesperada, por la evidente muerte espiritual que les rodea.

Que Dios nos ayude a alcanzar el avivamiento para vivir una vida cristiana plena y “viva”.

Que tengas una semana de bendición y victoria!
Pastor Guillermo Decena, Centro Familiar Cristiano Eldorado.

Prédicas en vivo los miércoles y domingos 20 horas, a través de http://cfceldorado.org/



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE