Este año, el ingenio San Javier producirá más alcohol que azúcar

Este año, el ingenio San Javier producirá más alcohol que azúcar

El ingenio azucarero San Javier tiene planificado elaborar un millón y medio de litros de alcohol este año. Hasta agosto se producirá azúcar y en septiembre se empezaría con el alcohol, en el sector destilería. Desde el año pasado la planta se prepara para aumentar el volumen de alcohol 96°. Este es el primer paso con miras a producir bioetanol. La producción de bioetanol es la alternativa más potable, además de otros subproductos que pueden obtenerse a partir de la caña de azúcar.

 

El incremento de la producción de alcohol lo confirmó el presidente del Instituto de Fomento Agropecuario e Industrial (IFAI), Ricardo Maciel, durante una visita que realizó el viernes pasado a la planta. En la ocasión manifestó que a principios de septiembre el ingenio se dedicaría solo a elaborar alcohol, que es más rentable. “Hoy se paga diez pesos el litro, sumado a que el costo de producción es más económico, porque –por ejemplo- no se contempla el envase”, comentó. Y aseguró que la venta ya está comprometida.

d3c528d2-5ada-49c3-a6dd-72bc623625cf

 

Heladas intensas

 

También ese mismo día el presidente del IFAI visitó las plantaciones afectadas por las heladas para hacer una estimación de las pérdidas. De acuerdo a los primeros cálculos, a consecuencia de las fuertes heladas registradas en la cuenca cañera en las últimas semanas, el ingenio espera procesar poco más de 50 mil toneladas de caña de azúcar este año, un porcentaje menor al estipulado al comienzo de la campaña.

Hasta el momento, a 23 días de iniciada la zafra, se cosechó once millones de kilos que corresponden a las plantaciones de dos o tres años. En un mes y medio, comenzaría a ingresar la caña nueva a la fábrica para ser procesada.

 

Las heladas fueron muy intensas según manifestaron los productores y el departamento Agrícola del ingenio. Lucas Moraez de Mojón Grande, uno de los afectados, aseguró que “fueron siete días de heladas muy grandes, lo secó mi plantación de caña”. Aunque todavía tiene posibilidades de cortar una parte y entregarla.

 

“Si llega a llover tendremos que parar de cortar. Entonces habrá que empezar de vuelta, pensando en el año próximo”, agregó Moraez, quien tiene siete hectáreas cultivadas con caña orgánica. En los últimos años la cosecha había sido muy buena para Moraez, pero la presente campaña no será así.

 

Otro damnificado fue Hipólito Kurzniswki, de Mojón Grande, quien registró pérdidas en su plantación. Pero “por estar en un lugar bajo, afectó muy poco mi plantación. Para otros la pérdida fue muy grande”, comentó. Las únicas plantaciones que no sintieron las consecuencias de las bajas temperaturas fueron las ubicadas en la zona alta.

 

Por su parte, el jefe del departamento Agrícola del ingenio, Ramón Solís, manifestó que no esperaban este impacto de las heladas. “Hace tiempo que no teníamos este problema. Por los datos que nos dieron desde el INTA, esta sería una de las más intensas de los últimos diez años”, agregó.

 

Apuntó que “fueron siete días, la mayoría por debajo de los cero grados. Hubo un  día que llegó a menos cuatro grados. La intensidad y el tiempo que dura perjudican en menor o mayor medida a la planta. Ahora tenemos cerca del 50 % de los cañaverales afectados, gran parte totalmente y en otros casos se registró un despunte dañado”.

Solís estimó que quedan 45 mil toneladas de caña verde, que serán cosechadas en los próximos meses. Aclaró que esto es una cuestión climática que escapa al productor, al ingenio y autoridades del IFAI. La medida que deberán tomar los productores es cortar la caña quemada hasta el ras del suelo, para que vuelva a brotar e inicie un nuevo proceso con vista a la campaña 2017.

 
Fábrica en condiciones

 

A diferencia del año pasado, la planta industrial se encuentra a punto y no ha registrado demoras. El administrador del ingenio, Juan Pereyra, señaló que por día la planta muele entre 50 y 55 cargas de caña de azúcar. Con este volumen el trapiche responde muy bien, no hubo inconvenientes desde el inicio.

 

Sin embargo la calidad de la materia prima es baja, porque aún ingresa caña de dos o tres años. Eso se solucionará en un mes y medio con la entrada de caña nueva. De mantenerse esta situación, la fábrica solo hará la parada habitual, cada 21 días, para mantenimiento y limpieza.

 

Lea también:

Acordaron una suba de 25 por ciento en el precio de la caña y la zafra comenzará el lunes

El ingenio azucarero de San Javier adquirió un generador y una empaquetadora nueva



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE