Ismael Serrano propuso una noche íntima con su guitarra y su voz

Ismael Serrano propuso una noche íntima con su guitarra y su voz

Con su guitarra y su voz, el cantautor español, Ismael Serrano deslumbró en el escenario del auditórium del Montoya. Ismael volvió a la tierra colorada con una propuesta más íntima y personal: acompañado por su voz y su guitarra, y en donde también estuvieron presentes sus éxitos de siempre.

La llamada es el nombre del nuevo trabajo que el español artista presentó, además de acompañar la velada con sus clásicos temas que lo convirtieron en una estrella internacional. De esta manera durante casi tres horas Serrano compartió historias, vivencias y hasta chistes previos, algunos relacionados a las distintas canciones presentadas.

El concierto comenzó puntual, a las 21 horas abrieron las puertas del auditórium y luego de 15 minutos ingresó el cantautor a un escenario que simulaba ser un patio o un claro a un costado del camino. Y como si se tratase de un fogón entre amigos se puso a conversar con el público a través de sus canciones.

Ante un auditorio colmado de personas, mujeres sobre todo, que ansiaban verlo. Inició tranquilo, sin demasiados preámbulos apareció en el escenario, recibió aplausos, tomó su guitarra e inició con su primera canción.

Tranquilo y reflexivo comentó que esta vez haría un repaso de lo aprendido en su vida, y que el público tendría un especial encuentro con el desamor, el amor y las anécdotas vividas. Explicó que el encuentro era a la “intemperie en la mitad de la nada”, donde la idea era “agarrar la guitarra y dejarse mecer por viejas y no tan viejas melodías”.

Y así fue, tras cada melodía, él contó una historia de amor, otra de amistad, una de la música y sus experiencias con la vida misma, con la “a veces cruel realidad” en la que está inmerso el mundo. Además habló de las elecciones españolas y de la Selección de su país que quedó fuera de la Eurocopa, “dijo mejor no hablemos de estas cosas esta noche”.

Lea también: Agenda Cultural: Junio se despide con todo

Entre risas, innovadoras melodías y su increíble voz, mezcló canciones de su nuevo disco La Llamada, así como también clásicos como “Papá cuéntame otra vez”, “Ana”, “Donde Estarás” y “Últimamente”.

Cada canción tuvo su preámbulo, ya que el artista no pierde su habilidad para recitar fragmentos de relatos propios, o de escritores reconocidos. En uno de los intervalos contó una historia sobre los sueños y la importancia de hacerlos reales, como lo remarcaba Antonio Machado en sus poesías.

Así deja entrever su culto a la cultura universal, sobre todo hacia uno de sus inspiradores en lo que a música de refiere: Silvio Rodríguez. A quien homenajeó con una exquisita versión acústica del clásico “Ojalá”.

A medida que el concierto avanzó, el cantautor fue acomodándose al público que lo acompañó y sonrió con él. Es que estaba distinto, relajado, informal, amigable y gracioso. Si, con bromas y anécdotas de la vida real, hizo divertir a todos como un comediante.

Lea también: Los ganadores de las entradas para el recital de Ismael Serrano

Fiel a su estilo se tomó un momento para hablar de los invisibles, más comprometido que nunca con las causas justas, recordó la crisis social y económica en España, los desalojos, los momentos claves de la historia política del mundo. También recordó a “los invisibles”, una canción de su último disco inspirada en “la gente que se vuelve invisible para la sociedad, los que luchan contra la injusticia y la ignorancia del sistema burocrático”.

Explicó que en su canción Invisibles hace referencia a Luciano Arruga el adolescente asesinado por la policía bonaerense en febrero de 2009, de quien Ismael Serrano rememoró su historia reafirmando que “son hechos que no podemos dejar que se vuelvan invisibles”.

MCE 3

EP



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE