La transición chilena de los directores técnicos

La transición chilena de los directores técnicos

La metamorfosis entre Sampaoli y Pizzi no fue fácil ni para el nuevo DT ni para los jugadores. Son casi los mismos nombres los que integran este seleccionado, pero la impronta del entrenador se hizo visible en el transcurso de este torneo.
El ex DT de San Lorenzo plantea un ataque punzante, con más futbolistas de tres cuartos de cancha hacia adelante y sorteando el mediocampo poblado a la que Sampaoli nos acostumbró.
El ex entrenador de la Roja impuso un estilo apoyado en las bases de unos de sus antecesores, Marcelo Bielsa. El 3-4-1-2 fue el esquema elegido por el rosarino para ganar la CA 2015. Un conjunto que se movía en bloque de defensa a ataque, con Valdivia como eje. El Mago fue descartado por el actual DT, que se inclinó por los tres puntas.
Bravo, Jara o Marcelo Díaz (en posición de defensor) ya no eligen la salida por el césped. Hoy en día no se complican y realizan envíos largos que cruzan todo el campo para que Vargas, Alexis o Fuenzalida aguanten hasta la llegada de Aranguiz y Vidal.
En el ex lateral de Boca, Pizzi encontró una doble y hasta triple función. El Chapa es utilizado como extremo derecho, sin embargo es de gran utilidad en el retroceso, llegando a veces hasta la posición de zaguero.
Luego de un par de partidos el santafecino simplificó la ecuación y le salió bien. Para esto ayudan los momentos de Vargas, Sánchez y Arturo, que son fundamentales en la definición. El seleccionado chileno ya no es tan vistoso como el del año pasado, sin embargo su efectividad es irrefutable. Con otro diseño… ¿Podrá repetir?



Quizás tambien le interese...