Proyecto Pecarí: el pecarí labiado empieza a volver a la vida salvaje en Salto Encantado

Proyecto Pecarí: el pecarí labiado empieza a volver a la vida salvaje en Salto Encantado

El Ministerio de Ecología concluyó con total éxito el traslado de los Pecaríes Labiados (tayassu pecari) desde la Isla Palacio (municipio de Wanda) hasta el Parque Provincial Salto Encantado del Valle del Cuñá Pirú (en los municipios de Ruiz de Montoya y Aristóbulo del Valle), destacamento de Cerro 20, donde serán liberados de manera definitiva para conseguir la reintroducción de esta especie de la que no se tienen registros en dicha zona hace décadas, y que constituyen a su vez la presa preferencial del yaguareté (panthera onca). Se trata de la primera experiencia de reintroducción de esta especie en el mundo.

Mediante el movimiento de cinco vehículos, en dos instancias, y la intervención de más de diez agentes guardaparques, guardafaunas, médicos veterinarios y técnicos, del ministerio de Ecología y Guira Oga, se trasladaron los trece ejemplares de pecarí labiado desde el Monumento Natural Isla Palacio, ubicada en el Lago Urugua-í, hasta los corrales especialmente dispuestos en las inmediaciones del destacamento de Cerro 20, del Parque Provincial Salto Encantado.

Luego de más de 10 meses de cuidados en la Isla Palacio, en el que se reunieron dos planteles de pecaríes, provenientes del Parque Ecológico “El Puma” y del Centro de Rehabilitación de Animales Silvestres Guira Oga, en los cuales se buscó la consolidación de la piara demostrada, entre otros factores, con el nacimiento de nuevos ejemplares, se preparó este importante movimiento para el traslado de los animales, los cuales se hallan en excelente condición sanitaria, para su adaptación al nuevo ambiente en el Salto Encantado.

Para ello se construyó un nuevo corral con cerco electrificado, que cuenta con todas las condiciones de vegetación, barreros y sistema natural que emplean los animales para su sustento en el estado silvestre. El refugio se generó en inmediaciones del destacamento de Cerro 20, siendo monitoreados de manera permanente por los guardaparques.

Lea también: Nahuel y Tobuna, los yaguaretés que pueden reescribir la historia del Iberá

En los próximos meses se empezará paulatinamente una liberación controlada, monitoreándolos con telemetría y cámaras trampa, y recuperándolos mediante técnicas de cebado y reflejos condicionados, hasta obtener el fortalecimiento del plantel mediante el nacimiento de nuevos ejemplares y que sean definitivamente liberados en una zona de la cual no se tiene registros desde mediados de los 80.
El ministerio de Ecología destacó el trabajo de a su personal y el aporte de los municipios de Ruiz de Montoya y de Aristóbulo del Valle, además de Guira Oga, la Red Yaguareté y otras instituciones públicas y privadas, que se hallan comprometidas en el apoyo a este proyecto, que se inscribe en los alcances del Plan de Acción para la Conservación del Yaguareté en Misiones, y de sus presas.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE