Los narco-camioneros recibieron penas de entre 7 y 9 años de prisión

Los narco-camioneros recibieron penas de entre 7 y 9 años de prisión

El juicio del llamado caso de los narco-camioneros llegó a su final este mediodía en el Tribunal Federal de Posadas. Los jueces Manuel Alberto Moreira, Mario Hachiro Doi y Norma Lampugnani condenaron a los tres imputados a penas de entre 7 y 9 años de cárcel.
Los castigos estuvieron en consonancia con el pedido que había hecho en su alegato la fiscal Vivian Barboza.
Lucas Horacio Montero (33), Arnoldo Aníbal Koch (36) y Leonardo Fabio Giménez (26) fueron hallados culpables de transportar más de una tonelada y media de marihuana en las cubiertas de los camiones que conducían. El primero es el que recibió la pena más dura. Koch, en tanto, fue sentenciado a 8 años de encierro y Giménez a 7.
En la mañana del 17 de agosto de 2014, los tres camioneros fueron detenidos por personal de la Sección “Núcleo” del Escuadrón 50 “Posadas” de la Gendarmería Nacional, en un control apostado en el kilómetro 22 de la ruta nacional 105, a la altura del acceso a Fachinal.
En un momento del control, los conductores salieron corriendo hacia el monte. Sin embargo, Montero y Koch fueron apresados, mientras que Giménez fue detenido, días después, durante un allanamiento a su domicilio.
Gendarmería consultó con el Juzgado Federal de Posadas y obtuvo la autorización para trasladar los camiones y escanearlos en el puesto “El Arco”, donde se constató que el vehículo Scania conducido por Koch presentaba seis cubiertas que contenían paquetes de marihuana, mientras que el camión Scania de Montero trasportaba 10 cubiertas en iguales condiciones al igual que el Mercedes-Benz tripulado por Giménez.
Asimismo, en el interior del camión de Montero se encontró una pistola Bersa .9mm, que tenía pedido de secuestro por hurto, y 2 cargadores con 24 municiones.
Días después, a pedido del titular de la Fiscalía Federal 1 de Posadas, Jorge Horacio Campitelli, el juez interviniente ordenó una serie de allanamientos que culminaron con la detención de Giménez y el secuestro de más estupefacientes en la vivienda de Montero. En total, la droga secuestrada contabilizó 1466 kilos y 985 gramos.
La fiscal Barboza detalló en su alegato que en la residencia de Montero encontraron un compresor para inflar cubiertas y martillos. Además, una camioneta Ford Ranger blanca en cuya caja había tres cubiertas similares a la de los camiones incautados y cuatro bolsas arpilleras con ladrillos de marihuana.
Mencionó puntualmente la indagatoria de Montero, quien dijo ante la Justicia que Koch y Giménez cargaron la marihuana en 29 cubiertas y que había sido el primero quien consiguió los camiones.
Montero aseguró además que Koch ofreció 30 mil pesos para llevar la droga hasta Zárate, provincia de Buenos Aires, recordó la representante del Ministerio Público.
narcos presos1
Para Barboza, hubo flagrancia de los acusados y un agravante porque en el hecho intervinieron tres o más personas.
Mencionó además que el día del hecho la mujer de Koch, Cecilia Sezoski, actuó como “puntera”, es decir que iba delante de los camiones avisando si había o no controles. Detalló un mensaje recuperado del celular del camionero en el que ella decía: “En la ruta hay cinco mirando autos”. Supuestamente en relación a gendarmes en la carretera. Para Barboza, ese era un puesto de control ubicado más adelante, porque cuando ella pasó por el kilómetro 22 de la ruta 105 aún el personal del Escuadrón 50 que paró a los camiones no había levantado el retén.
La fiscal también detalló que cuando la GN abordó a los camioneros, Koch envió un mensaje a su pareja diciéndole: “Borrate”.
La Fiscalía leyó una pericia telefónica reveladora que da cuenta de que Koch y Montero habían hecho un viaje anterior con “mercadería” y también de cómo habrían preparado el cargamento que finalmente fue decomisado.
“Horas después, cuando los tres ya estaban detenidos, alguien llamó desde Buenos Aires, porque de ese distrito era la característica del número telefónico, a los tres camioneros. Creemos que era el destinatario de la carga”, afirmó Barboza.
Finalmente, la fiscal dio por probado que en la casa de Montero se acondicionó la droga y que este incluso dejó en su casa el resto de la droga que no entró en las cubiertas. Dijo además que de allí partió el convoy con marihuana. Sobre Koch, aseguró que él fue el encargado de conseguir camiones y semirremolques y que incluso pagó el seguro de todos los rodados. En cuanto a Giménez, afirmó que sabía exactamente lo que transportaba.
La Fiscalía solicitó 8 años de prisión Koch, 7 para Giménez y 9 para Montero, porque consideró que aparte del transporte del alucinógeno incurrió en el delito de “almacenamiento” de droga.
La defensa de Montero, a cargo de la abogada oficial Susana Criado, sostuvo en su alegato que no hubo acción combinada para el transporte del cargamento de marihuana.
Afirmó que el acusado fue un actor secundario en la maniobra y cuestionó el allanamiento hecho en la casa del sospechoso.
Finalmente, requirió la absolución por el delito de “almacenamiento” de droga y tenencia de arma de guerra y el mínimo del castigo previsto para el transporte de estupefaciente.
Por su parte, la estrategia defensiva de Koch fue requerir la nulidad de todas las actuaciones por entender que se violó el derecho de legítima defensa de los imputados.
La defensora, Verónica Laurens, mencionó que recién la convocaron para el debate oral el 4 de abril de 2016. “No pudo hacer valer sus pruebas ante el Tribunal”, consideró.
Argumentó que no se probó que Koch haya participado en la organización del traslado de la marihuana que transportaba. “Desconocía lo que llevaba el rodado”, reiteró.
Finalmente, para Giménez también hubo pedido de absolución. La doctora Raquel Galarza, su abogada, sostuvo que no se probó que el joven conociera lo que llevaba y dijo que huyó del lugar del procedimiento ya que temió por su vida.
El fallo se conoció pasado el mediodía. Además de dar a conocer las condenas, el Tribunal rechazó el pedido de nulidad hecho por Laurens y remitió parte de las actuaciones a la fiscalía en turno para que analice la conducta de la mujer de Koch, Cecilia Sezoski.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE