Denuncian al Sindicato de Camioneros por bloquear a la distribuidora de Terrabusi en Misiones

Denuncian al Sindicato de Camioneros por bloquear a la distribuidora de Terrabusi en Misiones

Desde la empresa Garmaz e Hijos, distribuidora de Terrabusi, aseguraron que miembros del Sindicato de Camioneros de Misiones atravesaron un colectivo frente a la sede de la firma, impiden el ingreso de los empleados e incluso de los dueños. Es la tercera vez que sufren medidas de este tipo. Los gremialistas exigen que la empresa deje de tercerizar fletes. “Lo que me piden es imposible y ellos lo saben. Debería duplicar la cantidad de empleados para trabajar solamente con personal propio, eso sería inviable”, afirmó Sebastián Garcete, uno de los propietarios de la compañía, quien anticipó que cerraría la empresa si no disminuye la presión del sindicato.

Garcete aseguró que el bloqueo se produjo sin previo aviso y consideró que el motivo real del reclamo es “sacarle plata a la empresa”. Relató que cuando llegó ayer a la sede de la firma, ubicada sobre avenida 17 de Agosto entre ruta 12 y avenida Cocomarola, se encontró con un colectivo ploteado con imágenes y leyendas relacionadas al sindicato de Camioneros y con un grupo de personas que impedían el acceso a los empleados.

“Tengo órdenes de Javier Rotella y Adolfo Velázquez. Acá no entra nadie hasta que no vayas a arreglar con ellos al sindicato”, fue la escueta explicación que, según Garcete, recibió de parte de los promotores del bloqueo como única justificación a la medida de fuerza.

Frente a ese cuadro, el empresario optó por radicar una denuncia en el Juzgado de Instrucción 6. “No fui a negociar al sindicato porque entiendo que estos planteos se deben resolver en el ámbito del ministerio de Trabajo, además es la tercera vez que pasamos por esto y sabemos que cuando vas a negociar allá (en el sindicato) te terminan pidiendo plata”, dijo el empresario.

Explicó que el gremio les exige que cubran todas sus actividades con personal propio, lo que representaría  un cambio sustancial en la forma de trabajo de la compañía ya que actualmente canalizan la mayor parte de la distribución con servicios de terceros. “Debería contratar a más del doble de los empleados que tengo ahora, la empresa no está en condiciones de asumir ese costo, por otra parte no estamos infringiendo ninguna ley”, aseveró Garcete.

El empresario advirtió que si no aminora la presión del sindicato, se verá obligado a cerrar y en ese caso más de 50 trabajadores quedarían en la calle.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE