El Turismo que viene y el capital que se va

El Turismo que viene y el capital que se va

La actividad turística parece salir a flote en la tierra colorada. La ocupación hotelera, antes del comienzo del fin de semana largo, llegaba a un 40% de reservas, y según las estadísticas oficiales publicadas por el Ministerio de Turismo, la ocupación real llegó al 61,2%; un buen número final para lo que se venía viviendo en este 2016.

La estimación del gasto supera los 30 millones de pesos para los cuatro días que se tomaron para esta muestra.

Sin embargo, lo cierto es que las calles y zonas comerciales de nuestras principales ciudades no mostraron un movimiento que se condiga con estas cifras.

Donde sí hubo movimiento, y mucho, fue en los centros de frontera. Los tres puentes que unen a nuestra provincia con países limítrofes estuvieron «abarrotados» de gente. Sólo en el cruce de Posadas-Encarnación, el viernes, pasaron más de 46.000 argentinos, según informó la Dirección de Migraciones.

Los esfuerzos de los municipios, del Gobierno Provincial y del sector privado en generar estrategias de todo tipo por mantener el capital misionero y el resultante de turismo en nuestro país, se empañan cuando se ven kilómetros y kilómetros de automovilistas esperando (a veces más de tres horas) para realizar el trámite migratorio.

En este sentido, el ministro de Turismo Provincial, José María Arrúa, reflexiona afirmando que «estadísticamente al turismo le está yendo mejor que a principios de año, es cierto, pero no podemos mirar hacia otro lado y seguir esperando el ansiado ‘segundo semestre’ que ahora dicen que llegará recién en 2017. No podemos esperar más; vemos como nuestra gente se va, y se va su dinero, se va el dinero de los argentinos. Ahora a la asimetría cambiaria, se suma que Brasil va a disponer de tiendas francas en 29 ciudades de frontera; se suman las ya conocidas condiciones impositivas de Paraguay que todos los días impulsan a los posadeños a cruzar el puente para cargar combustible; y que el pasado viernes, batió un récord en vísperas del día del padre».

«Necesitamos que la Nación entienda que Misiones tiene un 80% de límites geográficos con otros países y que las medidas tomadas en materia económica (buenas o malas, no estamos analizando eso aquí), necesariamente deben ser acompañadas por la evaluación particular de una zona de frontera como la nuestra. De otra manera, una vez más el centralismo ganará por sobre el interior del país. No queremos ver más comercios cerrados; no queremos reducción de personal; no queremos que el bolsillo de nuestra gente se cuide cruzando el río, porque sabemos que eso es pan para hoy y hambre para mañana», concluye el funcionario provincial.

Hace algunos días, un economista muy cercano al gobierno nacional (Martín Tetaz), visitó Misiones y vaticinó que la situación cambiaria se mantendrá por lo menos durante quince meses tal cual está. Ésta es una noticia que lejos de traer esperanzas, genera desaliento a una provincia como la nuestra.

El regreso del ITC (Impuesto a la Transferencia de los Combustibles) diferenciado, solicitado por el gobernador Passalacqua hace un tiempo, o la tarifa eléctrica diferencial; significarían un alivio y un respiro para el comercio y las economías locales. Amén de que el Presidente Mauricio Macri traiga a la tierra colorada alguno de estos anuncios en su próxima visita, los misioneros esperan que la Nación entienda que Misiones necesita un «ojo aparte», dadas las medidas macro económicas ya tomadas, y las perspectivas que el país tiene para los tiempos venideros.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE