El FBI revela que el tirador de Orlando no se vincula con ninguna “red extranjera”

El FBI revela que el tirador de Orlando no se vincula con ninguna “red extranjera”

El jefe de policía de Orlando, John Mina, señaló que el FBI no encontró vínculos entre el tirador de Orlando y “ninguna red terrorista extranjera”, informó la CNN.
El tirador de Orlando, Omar Mateen, en sus conversaciones telefónicas con las fuerzas de seguridad, se identificó como “soldado islámico”, pero el jefe de policía de Orlando, John Mina, señaló que el FBI no encontró vínculos entre él y “ninguna red terrorista extranjera”, informó la CNN.
Otros datos que surgen de las transcripciones reveladas hoy indican que Omar Seddique Mateen amenazó con poner explosivos en cuatro personas que estaban retenidas en la discoteca Pulse cuando el 12 de junio perpetró un atentado que costó 50 vidas y más de 50 heridos.
Durante sus conversaciones con la Policía, el responsable de la peor masacre por armas de fuego en Estados Unidos se identificó como “soldado islámico”.
Mateen aseguró además que tenía un “chaleco” como el “usado en Francia” en referencia a los atentados yihadistas de París de noviembre de 2015, indicó la agencia de noticias EFE.
Mateen, un estadounidense de 29 años de origen afgano, entró a la discoteca de ambiente gay Pulse con un fusil de asalto y una pistola, en un masacre en la que murieron 50 personas, incluido el autor de la matanza, y resultaron heridas otras 53.
El FBI reveló también este lunes que había recibido miles de datos, había recogido más de 600 pruebas y había interrogado a más de 500 personas en sus diligencias de la semana posterior a la masacre del boliche gay.
Las transcripciones, que no serán presentadas en su totalidad según los funcionarios del FBI, incluyen transmisiones de radio de los oficiales policiales de Orlando, un resumen de las negociaciones que mantuvieron con Mateen, y su afirmación de lealtad al Estado Islámico (EI).
La primera llamada de Mateen fue dirigida al 911, a las 2:35 de la madrugada hora local y media hora después de que la policía de la ciudad hubiera respondido a los primeros avisos de que se estaba produciendo un tiroteo en la discoteca.
La llamada duró 50 segundos, Mateen habló en árabe y alabó a “Dios Misericordioso”, reseña el Orlando Sentinel.
“Sépanlo, estoy en Orlando y soy el que disparó”, afirma la transcripción, en la que Mateen no da su nombre pese a que le es requerido, y colgó.
Las conversaciones con el equipo de crisis empezaron alrededor de 10 minutos después, hubo tres instancias de negociación que duraron en total 28 minutos.
El tirador exigió el fin de los bombardeos de Estados Unidos en Siria e Irak, y afirmó que vestía un chaleco explosivo como los usados en los atentados de París del 13 de noviembre en que murieron 130 personas. Amenazó además con hacer estallar un coche bomba que estaba afuera de la discoteca.
Según el jefe de policía de Orlando, entretanto había agentes locales que iban rescatando rehenes del boliche, y cuando se supo que el tirador estaba obligando rehenes a usar chalecos explosivos se tomó la decisión de que un equipo de SWAT irrumpiera en el local.
El FBI indicó además que espera poder abrir al tránsito vehicular el área precintada en torno al boliche a principios de esta semana.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE