Congreso Eucarístico en Tucumán: “Sin justicia no hay una reconciliación posible”

Congreso Eucarístico en Tucumán: “Sin justicia no hay una reconciliación posible”

En la homilía de apertura del Congreso Eucarístico, Monseñor Alfredo Zecca, Arzobispo de Tucumán,  manifestó la necesidad de Justicia, de un pueblo más unido y más hermanado en búsqueda del bien común.

La fiesta del congreso comenzó  a vivirse cerca de las  15 con las llegadas de las distintas advocaciones de la Virgen María. Nuestra Señora de la Merced, será quien estará acompañando todas las celebraciones.

Durante la Homilía, el Arzobispo pidió un pueblo más justo, más cercano a los hermanos,  fraterno con el dolor, pero consciente de que se debe aliviar el dolor. “La necesidad de Orar continuamente a Dios, para que nuestros esfuerzos por dar vida a una sociedad y a una historia más fraterna, más libre, más justa y más solidaria. Para que al venir el Señor, sus frutos sean la coronación y la transformación. Nuestra presencia aquí es para dar gracias `por los bienes recibidos a lo largo dela historia, y pedir que los argentinos juntos, como hermanos, podamos hacer de esta tierra una gran Nación justa y solidaria, abierta al Continente e integrada al mundo”.

Además también destacó que “Ser Misericordioso es hacerse cargo, con el corazón, de las miserias del otro, como el otro se hace cargo de las nuestras. Y este ser Misericordioso debe traducirse en obras concretas, no puede ser simplemente declamado, exige ser actuado”.

Por otro lado también habló de los grandes problemas de la Argentina como la “corrupción, el narcotráfico, la trata de personas, en suma la degradación total de la moral en la que algunos han caído exigen medidas urgentes. Y una acción de la justicia. Tenemos que hacernos cargo de los más pobres que no llegan a fin de mes por carecer de trabajo, o por tener un trabajo precario que no les da acceso a la salud, a la educación (…) el primero en hacerse cargo debería ser el estado, pero es tarea de todos. No nos engañemos a nosotros mismos, los argentinos no estamos reconciliados. Pero recordemos la justicia no es venganza”

La celebración eucarística fue presidida por Monseñor Alfredo Zecca y concelebrada por todos los obispos y sacerdotes del país.

Durante la jornada hubo diferentes actividades, l ciudad eucarística, fue uno de los atractivos más visitados y el espacio joven también tuvo mucha participación.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE