Guerra narco en Paraguay: Rafaat recibió 16 disparos de alto calibre en la balacera

Guerra narco en Paraguay: Rafaat recibió 16 disparos de alto calibre en la balacera

El empresario Jorge Rafaat fue acribillado ayer en un fuerte enfrentamiento a balazos registrado en pleno centro de la ciudad de Pedro Juan Caballero. La camioneta Hummer blindada en la que se trasladaba recibió al menos 100 balazos disparados principalmente con fusiles antiaéreos calibres .50, aunque también fueron empleadas otras ametralladoras calibre 7.62 y 5.56.

 

Por varios minutos se extendió la balacera entre presuntos integrantes de dos bandas de narcotraficantes en pleno centro de Pedro Juan Caballero, en donde resultó como víctima fatal Jorge Rafaat, según confirmó el comisario Leoncio Ozuna a latele. El narcoempresario recibió 16 disparos. En la cabeza recibió cinco impactos, tres en la región frontal del hueso del cráneo, uno en el ojo y otro en una oreja; en el tórax se encontraron también cinco balas, tres en el hombro derecho, dos en el izquierdo y uno en la espalda.

Traumatismo craneoencefálico grave con pérdida de masa encefálica, fue la causa de muerte. Las balas traspasaron su vehículo blindado, donde se encontraba solo, pero acompañado desde otros rodados por sus guardias.

jorge-rafaat-asesinado-anoche-_316_464_1373851

“Su muerte fue instantánea, no se evidencia que él intentó bajarse de su vehículo, no se evidencia que intentó tirarse al piso para esquivarse. Él ahí sentado, mirando hacia adelante, falleció en el momento y sin una acción de fuerza para defenderse”, describió en contacto con ABC Cardinal el médico forense Marcos Prieto, quien junto con personal de Criminalística realizaron el levantamiento y la inspección del cuerpo.

Uno de los guardias de Rafaat fue intervenido quirúrgicamente y está fuera de peligro, mientras que los demás sufrieron heridas leves y ya fueron trasladados a Investigación de Delitos para averiguaciones. También sufrió heridas uno de los policías intervinientes.

En el vehículo donde estaba el arma antiaérea (para derribar aviones) de los sicarios se encontraron rastros de sangre.

Tras la intervención policial fueron detenidas en principio 7 personas. Además fueron abandonados unos 6 vehículos, varias motocicletas y armas de gran poder.

Fueron más de 20 minutos de enfrentamiento a balazos, a solo metros de un colegio en pleno horario de salida, la parroquia San Gerardo y en donde además se encuentra el mercado municipal.

Con armas de guerra, el grupo que emboscó al empresario logró atravesar su camioneta blindada y así acabar con su vida.

Sus guardaespaldas, que eran unos 15 hombres, intentaron repeler la acción de los sicarios, que a su vez actuaron en bloque, ya que un grupo se encargó de disparar contra Rafaat, otro de enfrentarse contra los capangas del empresario y un tercer equipo resguardó el perímetro para asegurar la fuga.

La balacera, tras la muerte de Jorge Rafaat Toumani, se intensificó cuando reaccionaron los primeros policías, uno de ellos el suboficial Jorge Espínola, quien resultó baleado.

Numerosos vídeos grabados por vecinos confirmaron la ferocidad del tiroteo, que incluyó incesantes ráfagas de fusiles. En total se habrían efectuado por lo menos 5.000 disparos.

El tiroteo entre los criminales, que no tiene precedentes en el país, se extendió después por casi todo el centro de Pedro Juan Caballero e incluso llegó a la línea fronteriza con el Brasil, ya que los sicarios intentaban escapar en medio del ataque de los custodios de Rafaat y de las patrulleras policiales.

Incluso, en el lado brasileño la Policía Federal desplegó varios tanques para asegurar su territorio.

No conformes con el ataque, los sicarios después se ocuparon de rociar a tiros los principales negocios que tenía Jorge Rafaat Toumani en Pedro Juan Caballero, siempre impulsados por su extraordinario poder de fuego, que no era capaz de ser contenido por los policías que reaccionaron.

Los enfrentamientos se prolongaron por cuatro horas, lapso en el cual la Policía local fue totalmente rebasada y la población civil permaneció aterrorizada en sus casas.

El suceso se registró a las 18.30 aproximadamente de este miércoles, cuando un total de tres a cuatro vehículos emboscaron a Jorge Rafaat sobre las calles Teniente Herrero y Elisa Alicia Lynch del barrio San Gerardo, en la ciudad de Pedro Juan Caballero.

Los delincuentes lo estaban aguardando en la esquina de un semáforo, informó el periodista de Última Hora Marciano Candia.

El ministro del Interior, Francisco De Vargas, manifestó en contacto con Unicanal que dispararon a Rafaat con un arma potente que se usa para derribar aviones.

En el sitio se hallaron varias municiones, radios, binoculares y pasamontañas.

Posterior al hecho, los sicarios fueron hasta el hospital San Lucas a preguntar si es que algún herido llegó hasta el sitio.

En el tiroteo también resultó herido un agente de la Policía Nacional.

Según el periodista de Última Hora, Andrés Colmán Gutiérrez, el nombre de Rafaat, generalmente manejado con cautela y bajo perfil en la prensa local, cobró notoriedad, vinculado al caso del misterioso camión blindado azul detenido tras un tiroteo en la línea fronteriza entre Pedro Juan y Ponta Porá, y el posterior hallazgo del mayor arsenal clandestino de armas de guerra en el barrio Villa Aurelia de Asunción.

Los investigadores concluyeron que una célula de la organización criminal brasileña Primer Comando Capital (PCC) pretendía atacar la fortaleza de Rafaat, y fue neutralizada por los guardias de su pequeño ejército de custodios.

Rafaat había sido condenado en Brasil a 47 años de cárcel por crímenes como narcotráfico y lavado de dinero.

En agosto de 2014, sin embargo, cobró notoriedad cuando la Policía secuestró un cargamento de 847 kilos de cocaína con el sello distintivo de la organización justo antes de que la droga partiera del Puerto Fénix de Mariano Roque Alonso. La “mercancía” estaba oculta entre 24.670 kilos de arroz que debían llegar supuestamente a la República Democrática del Congo, en África.

Los panes de cocaína atrapados tenían la inscripción “CM” y el dibujo de un alacrán, que según los antidrogas corresponden a los sellos distintivos de la red dirigida por Jorge Rafaat Toumani, quien aparentemente operaba desde la clandestinidad en la zona de la frontera seca, en Pedro Juan Caballero.

Aunque nadie se atreve a afirmarlo públicamente, en la frontera se sabía que Rafat era el “patrón” del negocio del narcotráfico y que controlaba la mayor parte del mercado, no solo en Paraguay, sino también en el Brasil.

Jorge Rafaat Toumani era considerado por la DEA de los Estados Unidos uno de los jefes narcos de mayor “kilaje” dentro del hampa de la región.

En los años 90, coordinó varios de los más fuertes envíos de “polvo blanco” a mercados brasileños y europeos, bajo la protección del entonces “padrino” de la frontera, Fahd Jamil Georges. También se le atribuyen decenas de ejecuciones por encargo.

 

Anoche, después del asesinato, dos locales pertenecientes al comerciante acribillado fueron incendiados. Los intervinientes encontraron bombas molotov durante los allanamientos.

Según testigos, los locales primeramente fueron baleados y en la madrugada de este jueves, fueron incendiados.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE