Tragedia de la avenida Centenario: “Este tipo de hechos no puede ser entendido como un mero accidente de tránsito”

Tragedia de la avenida Centenario: “Este tipo de hechos no puede ser entendido como un mero accidente de tránsito”

El abogado penalista Miguel Iglesias opinó acerca del caso del choque que le costó la vida a los personas el domingo por la mañana en el cruce de las avenidas Centenario y San Martín de Posadas. “Este tipo de hechos no puede ser entendido como un mero accidente de tránsito”, consideró y se mostró escéptico en cuanto al tiempo de permanencia en prisión del acusado por la tragedia, el joven Ángel Martínez (20).
Martínez perdió el control del Toyota Etios que conducía y se llevó puesto a un remís en el que iban cuatro personas.
“En dos o tres meses estará en libertad. Y probablemente vaya a un juicio abreviado y reciba una pena en suspenso. Y antes de esa pena en suspenso, es probable que esté conduciendo de nuevo”, estimó.
“Creo que el alcohol al volante es un peligro que escapa al concepto social de accidente. Es un fenómeno cultural que va creciendo por varias razones: incremento del parque automotor, el crecimiento del consumo de alcohol y el crecimiento de la indiferencia de ciertos actores de la sociedad para con la vida del resto”, reflexionó Iglesias.
“Hay una indiferencia de quienes suben a un coche en estado de ebriedad y que conducen a alta velocidad, infringiendo las normas y poniendo en peligro su vida y la de los demás”, añadió.
“El vehículo provoca accidente cuando no estén dadas las condiciones para que esté circulando. Fuera de esas condiciones no es un accidente, tal los casos de quienes conducen ebrios”, aseguró el penalista.
Afirmó que hay una contradicción en las normas vinculadas al alcohol al volante. “Misiones adhirió la Ley Federal de Tránsito que tolera una alcoholemia mínima. Nosotros redujimos eso a eso con una norma local. Esto debe ser zanjado legislativamente”, aconsejó.
Para Iglesias, casos como el del domingo, que le costó la vida al remisero Abelardo Benítez (47) y a una de las tres pasajeras que transportaba, Lidia Rodríguez (35), “son imposibles interpretar como un hecho culposo. Esto va mucho más allá”.
El abogado consideró que la noche, además de estar vinculada sociológicamente con el alcohol y a veces con otros tipos de droga, también tiene relación directa con el déficit de sueño, que eleva la posibilidad de un choque.
Especuló que en el caso de Martínez seguramente quienes lo asistan apelarán a antecedentes de la Justicia local para episodios similares y también al hecho del nivel de alcohol en sangre: 0,69, aduciendo que no es un valor exageradamente alto.
Finalmente, habló de la importancia de que la instrucción de estos casos (como de todos los que se tramita en la Justicia) se haga en tiempo y forma, situación que permitirá conocer el castigo, de ser necesario, y de alejar cualquier fantasma de violación de los derechos de los imputados.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE