«Amaneció así, no sé lo que pasó», dijo el papá del bebé maltratado

«Amaneció así, no sé lo que pasó», dijo el papá del bebé maltratado

Nelson Ramírez habló ayer en una radio local para defenderse de las acusaciones que lo ponían como principal sospechoso de las lesiones de su hijo de tres meses. Dijo que el niño se despertó el sábado con su brazo y pierna fracturados y lo llevaron de urgencia al hospital. Negó además las versiones de abuso sexual.  El caso sucede en Corrientes.

Después de que tomara estado público el caso del bebé de tres meses internado en el hospital pediátrico de Corrientes con signos de maltrato, ayer a la mañana el papá de la víctima se defendió de las acusaciones y aclaró que «su hijo amaneció con esas fracturas y no saben cómo sucedieron».

Nelson Ramírez es el papá del menor que fue ingresado al hospital de niños de Corrientes con lesiones que serían propias de violencia doméstica. El hombre asegura que su hijo amaneció con la fractura de brazo y pierna y no saben cómo se pudo dar. «Nunca lo maltratamos al bebé ni lo quemamos con cigarrillos como se dijo, es mentira, tampoco fue abusado, nadie toca a los chicos y nosotros no somos golpeadores», aclaró el hombre.

En su defensa, Ramírez contó que todo comenzó el sábado a la mañana, cuando se despertaron y fueron a ver a sus hijos y notaron que el bebé de tres meses no movía un bracito y decidieron llevarlo al hospital regional Camilo Muniagurria. «En el hospital le hicieron unas placas y luego decidieron trasladarlo a Corrientes, porque aquí no había un equipo para asistirlo, además dijeron que tenía quemaduras de cigarrillos y un desvío en la zona anal; las quemaduras no creo que existan, deben ser ampollas que le causa el pañal; en cuanto al desvío anal, debe ser porque se forzaba mucho para hacer sus necesidades por la vía genital y anal; allá en la capital mi señora firmó una autorización para que sea analizada la cola y dictaminar qué tiene», contó con detalle Nelson.

Sobre las acusaciones de ser el responsable de los abusos que no existieron, explicó: «En las redes sociales y algunos lugares dijeron que yo había abusado de mi hijo y no es verdad, jamás ocurrió eso, entre menores y mayores somos 13 en casa, mi hijastra sí está en el hogar San Vicente de Paul por disposición del Juzgado, hasta que mi señora vuelva a casa».

«Todos tenemos nuestra cama y habitaciones, a los niños no les falta el pan diario, sólo uno de ellos va al colegio, el resto aún no está en edad; yo soy albañil y panadero, me las rebusco, veremos cómo sigue, por lo pronto en la mañana del martes vino una asistente social donde realizaron unas preguntas y vieron nuestro lugar», contó.

ALTA MÉDICA

Sobre la salud del bebé, contó que su esposa le informó que desde el hospital pediátrico Juan Pablo II ya le dieron el alta, pero la Juez debe autorizar que pueda salir del centro de salud y volver a Goya. «Estamos a la espera de que firme esto», agregó.

En cuanto a la investigación policial, se espera que en las próximas horas sean citados a declarar todos los integrantes de la familia. «Hoy (por ayer) recibimos todos una cédula de la Policía para prestar declaración testimonial de cómo es nuestra vida y el trato al bebé», concluyó.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE