El EPRAC participa de la mesa de saneamiento del arroyo Itá de Posadas

El EPRAC participa de la mesa de saneamiento del arroyo Itá de Posadas

Técnicos del Ente Provincial de Regulación de Agua y Cloacas (EPRAC) participaron de la mesa interinstitucional de saneamiento de la cuenca del arroyo Itá de Posadas. Se busca hacer aportes para el saneamiento y mantenimiento de la cuenca de este arroyo que nace en la chacra 63 y desemboca en la bahía El Brete.

 

El Área de Marketing y Comunicación del EPRAC participo hoy en la reunión plenario de la Mesa de saneamiento de la Cuenca Arroyo Itá,  donde el equipo presento la propuesta y plan de labor desde lo comunicacional para la mesa. La propuesta busca comprometer a la sociedad civil en el cuidado del recurso hídrico de la capital misionera.

 

Es importante  que hoy se pueda empezar a trabajar en espacios interinstitucionales como se está dando para el saneamiento y su mantención en esas condiciones de la cuenca del arroyo Itá, que se encuentra en la intersección de la Rotonda de la avenida Urquiza y Costanera y desemboca en el balneario El Brete.

 

La cuenca del arroyo referido ocupa aproximadamente unas 600 hectáreas que sería prácticamente la mitad del microcentro posadeño, desde la  chacra 63 desde la avenida Ituzaingó hacia el Oeste.

 

En el espacio interinstitucional conformado se reúnen representantes del ministerio de Ecología, de la EBY, de la Municipalidad, de Samsa, clubes de canotaje, la sociedad civil y el EPRAC, para empezar a  ver las posibles soluciones a causa de la contaminación que viene de lo que los ciudadanos tiran a diario, de los excrementos de los perros en la vereda o en la Costanera, cuando llueve eso termina escurriéndose en los arroyos que  muchas veces son utilizados por personas para distintos usos.

 

El Itá desemboca en el majestuoso Paraná, en la zona de El Brete. Allí se observan ejemplares de cuises, carpinchos, avifauna con especies selváticas que antes no llegaban al sur misionero. Un área en recuperación que lucha contra la falta de educación ambiental.

 

Pese al tránsito fluido de vehículos por la avenida Urquiza, el canto de los pájaros fluye constantemente, vuelan de árbol en árbol buscando alimentos, disfrutando de un espacio en el cual el peligro de recibir una pedrada o ser atrapados es distante. Se trata de la reserva del arroyo Itá, pegadita a la zona de El brete, por cuyos senderos internos los cuises se cruzan de lado a lado y los carpinchos se acercan a beber agua cuando todo está más calmo.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE