Encierro estudiantil desata protesta contra ministra de Educación paraguaya

Centenares de estudiantes de secundaria de Asunción se sumaron a la protesta que comenzó el martes en un centro educativo de la capital paraguaya,  donde un grupo de alumnos se encerró en un aula y se niega a salir hasta que la ministra de Educación, Marta Lafuente, presente su dimisión.

 

Desde la mañana, y en apoyo a los encerrados en el colegio República Argentina, las calles del centro de Asunción fueron el escenario de marchas de estudiantes exigiendo la renuncia de Lafuente, a la que acusan de prácticas irregulares en su Ministerio y de la baja calidad de la enseñanza, entre otros reclamos.

Las marchas y sentadas reunieron a alumnos de centros públicos y privados y algunas estuvieron además acompañadas de encierros en otros colegios, informó a Efe Daisy Hume, de la Unión Nacional de Centros de Estudiantes del Paraguay, que engloba a más de 150 escuelas de todo el país.

Según Hume, los estudiantes son «muy conscientes» de lo que están haciendo y también exigen una reestructuración del Ministerio de Educación, proceso del que quieren formar parte.

La portavoz añadió que siguen rechazando la oferta de diálogo realizada por Lafuente, que el martes llamó en dos ocasiones a los estudiantes para sentarse a hablar, al tiempo que dijo que no contempla renunciar a su cargo.

«No estamos dispuestos a volver a dialogar porque estamos cansados del autoritarismo del ministerio (de Educación)», dijo Hume.

El detonante de la protesta fue la acción de unos 15 alumnos de secundaria, con edades comprendidas entre los 14 y 17 años, que el martes se encerraron en un aula del colegio República Argentina, en Asunción, para pedir la dimisión de Lafuente.

El grupo ha pasado la noche en el aula y sus portavoces aseguraron que seguirán allí hasta que la ministra no abandone su puesto.

El lugar está custodiado por agentes policiales que no portan armas, siguiendo instrucciones de la dirección de la Policía Nacional.

El pasado septiembre, miles de estudiantes participaron en una multitudinaria marcha por el centro de Asunción en reclamo de mejoras educativas y un mayor presupuesto para educación.

El presupuesto del Ministerio de Educación y Cultura de Paraguay ocupa el 3,5 % del producto interno bruto del país, cuando la Unesco recomienda invertir el 7 % del PIB.