Desgarrador relato y confesión: “Yo maté a mi mamá”

Desgarrador relato y confesión: “Yo maté a mi mamá”

Un joven de 24 años, que fue arrestado en la localidad bonaerense de Berazategui, confesó ante el fiscal que asesinó a su propia madre de tres puñaladas. El matricida, quien padece esquizofrenia, fue alojado en la Unidad Penal 34 de Melchor Romero para pacientes psiquiátricos.

Una mujer fue asesinada a puñaladas en su casa del partido bonaerense de Berazategui y por el crimen detuvieron a un hijo suyo que padece esquizofrenia y que confesó ante la Justicia: “Yo maté a mi mamá”, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Paula Pirola (51), por cuyo homicidio fue acusado su hijo Lucas Aguirre (24), quien quedó alojado en la Unidad Penal 34 de Melchor Romero para pacientes psiquiátricos, donde será sometido a una serie de estudios para determinar si comprende la criminalidad de sus actos.

Fuentes judiciales informaron que todo comenzó el lunes, alrededor de la 1.45, en una vivienda situada en calles 208 y 252, de la localidad de Ranelagh, en Berazategui, donde la víctima residía junto a sus tres hijos, una adolescente, Lucas y otro joven de aproximadamente 25 años. De acuerdo a los pesquisas, el ahora acusado llegó a la casa y golpeó a la puerta para que su madre la abriera y una vez que ésta lo hizo se originó una discusión en el patio delantero del inmueble donde Pirola fue apuñalada al menos tres veces en el cuello y el pecho.

Según las fuentes, la hija de la mujer escuchó los gritos y el llanto de su madre, por lo que se levantó de la cama y al ver lo que ocurría alertó de la situación a su otro hermano, que se encontraba en una construcción que funciona en la parte posterior del mismo terreno. Tras recibir un llamado al 911, personal policial del Comando de Prevención Comunitaria (CPC) de Berazategui se dirigió al lugar y detuvo a Lucas cuando pretendía escapar a la carrera de la escena del crimen, con una cuchilla en sus manos ensangrentadas, dijeron los informantes.

En tanto, Pirola fue trasladada al Hospital Evita Pueblo de Berazategui donde se le realizó una intervención quirúrgica, aunque murió horas después a raíz de los profundos cortes sufridos, precisaron los voceros. En tanto, Aguirre quedó formalmente detenido por el delito de “homicidio agravado por el vínculo” a disposición de la fiscal Silvia Borrone, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 descentralizada de Berazategui, que dispuso que el acusado sea revisado por un perito psiquiátrico.

El psiquiatra forense confirmó que el joven padece un cuadro esquizofrénico, a pesar de lo cual, estaba en condiciones de declarar, por lo que la fiscal Borrone lo indagó esta tarde luego de que el defensor oficial se notificó de los elementos de prueba que constan en la causa. ‘Lo que será materia de un análisis más profundo y prolongado es determinar si comprendía la criminalidad o no de sus actos al momento del hecho”, explicó una fuente con acceso al expediente. La fuente precisó que la autoría del crimen no está en duda ya que la hija menor de la víctima presenció la secuencia final del ataque, por el que quedó detenido su hermano.

El mismo vocero indicó que en la indagatoria, el defensor oficial aconsejó a Aguirre que se negara a declarar, pero el joven insistió en que quería hacer un descargo y afirmó ante la fiscal Borrone: “Yo maté a mi mamá”.‘El acusado parecía estar consciente de lo que hacía. De hecho, comprendió cuando se leyeron sus datos personales y una vez finalizada la indagatoria pidió leer el acta de la misma”, describió el pesquisa consultado. Luego de la declaración, la fiscal Borrone solicitó al juez de Garantías 4 de Berazategui Damián Véndola que el acusado sea alojado en la Unidad Penal de Melchor Romero para que esté “medicado y contenido” mientras los peritos determinan si es o no imputable.

En tanto, la fiscal también aguardaba para las próximas horas las actuaciones de la Justicia de Familia para determinar por qué no se había concretado la internación psiquiátrica de Aguirre reclamada por su familia, ya que, al parecer, existían antecedentes de violencia.

En ese sentido, los parientes del acusado declararon ante la fiscal que éste no seguía el tratamiento medicamentoso como debía y que, incluso, había vivido temporalmente en situación de calle, señalaron los informantes. De hecho, Pirola había aceptado recientemente que Aguirre fuera a vivir con ella y su hija menor para evitar que volviera a quedar en la calle, agregaron las fuentes.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE