comScore

Aníbal Lotocki se defiende con un comunicado

Aníbal Lotocki volvió a quedar en el centro de la polémica después de que su ex pareja, Pamela Sosa, declarara públicamente que le inyectó metacrilato durante una cirugía plástica y, según su relato, eso le habría ocasionado graves problemas de salud. Tal como indicó a Teleshow, tiene granulomas por cuerpos extraños, neuritis y diabetes.

Este caso, si se comprueba, sería uno más de la larga lista de famosas que acusan al cirujano de mala praxis. Cabe recordar los casos de Silvina Luna, Gabriela Trenchi, Stefy Xipolitakis y Virginia Gallardo. Algunas de ellas le iniciaron demandas legales.

Después de las repercusiones que tuvo el caso de Pamela Sosa en los medios, el «cirujano de las famosas» salió a responder con un comunicado publicado por el sitio Primicias Ya. El hombre se desliga de los problemas de salud e incluso comenta que el diagnóstico de diabetes se lo realizó él mismo hace siete años.

lotoco

Lotocki explica en el comunicado que recientemente le anunció a su ex pareja que dejará de pasarle una suma de dinero, tal como hacía desde que terminaron la relación, y que la denuncia no es más que una extorsión para seguir percibiendo la mensualidad. «Me decepciona notablemente en lo personal por todo lo vivido en nuestra relación», dice el cirujano.

El comunicado:

Con Pamela Sosa hemos tenido una relación de siete años de los cuales hemos pasado momentos buenos y malos, difíciles y prósperos, hemos sido compañeros y nos hemos ayudado el uno al otro en todo lo que pudimos, al poco tiempo de empezar nuestra relación.

Ella adquirió diabetes tipo 1 (insulino dependiente). Es más, se la he diagnosticado yo mismo luego de observar sus síntomas. Durante unas vacaciones hace siete años atrás y ella vivía en Chile todavía. Conseguimos un especialista en diabetes quien le explicó que es una enfermedad que se aparece en la infancia o en adultos jóvenes, que no se conoce la causa, que le puede tocar a cualquiera y que tenía una alta prevalencia en nuestro país, que haciendo el tratamiento específico sería una persona normal y así lo hizo.

Nunca terminó por aceptar esto, inclusive le llevó muchas años de terapia. Pero la pareja se fue desgastando y nuestras vidas se fueron distanciando. El final de la relación estuvo decidido por mí, mucho antes de que se lo informara a ella, porque la relación ya no tenía sentido y no existía el mismo amor entre nosotros como en otro tiempo y ya ni siquiera nos tolerábamos. La única razón que me frenaba a la separación (luego entendí que también a ella) era que Pamela no tenía los medios para vivir ya que nunca ganó lo suficiente en su trabajo, no podía mantenerse sola y siempre los gastos comunes y también los de ella los he pagado yo.

Insistí en que terminara de estudiar para tener una profesión. También en que hiciera un negocio para no depender de mí, pero nunca lo hizo hasta que nos separamos. Cuando tomé esa decisión, que debíamos tomar caminos diferentes, ella entró en pánico, claro, no porque perdía el amor de su vida, sino porque no imaginaba cómo mantenerse. Yo le ofrecí (sin tener ninguna obligación ni compromiso, ya que nosotros nunca estuvimos casados ni hemos tenido hijos, con lo cual no tengo ninguna responsabilidad para con ella) darle el dinero para que iniciara una marca de lencería y bikinis, una suma considerable para todo el inicio del negocio, el marketing, página web y primer producción, no obstante le alquilé un departamento de tres ambientes que lo pago yo actualmente, un departamento grande porque tiene muchas muebles y no le alcanza uno más chico, muebles que también se los he comprado yo, todo esto por dos años para que esté asegurada por ese tiempo de no tener gastos en ese sentido. Además de tener ella una extensión de mi tarjeta de crédito donde gastaba 10.000 pesos más por mes… Obviamente ya ha pasado mucho tiempo de nuestra separación y decidí a partir de este mes quitarle la extensión de la tarjeta de crédito, porque todos estamos en época de ajustes y a nadie nos sobra el dinero. No obstante sigo pagando su alquiler como lo estoy haciendo hace casi 2 años y lo seguiré haciendo honrando mi palabra como siempre lo hago.

Ahora pienso lo que está haciendo Pamela y no puedo creerlo, vivió como una reina durante siete años, hizo los viajes que quiso, vacaciones, caprichos, camioneta nueva, etcétera… Y la razón por la cual me manifiesto a través de este comunicado es que justamente hace 10 días me llama para amenazarme que si no le doy 20.000 pesos por mes va a salir a decir cualquier cosa a la prensa.

La verdad no creí que fuera a hacerlo en ese momento, me dije, además si me dejo extorsionar ahora en unos meses va a ir por más, porque se lo que muchas chicas del medio son capaces de hacer para tener cámara enfrente, ser el centro de atención o ir al Bailando por un sueño, así que decidí no prestarme a la extorción de Pamela Sosa, no existe problema alguno acerca de su salud, ella está en perfectas condiciones y ella misma lo manifestó durante todos estos años en los medios, que ahora aparezca diciendo esto cuando días atrás me manifestó su amenaza en lo personal no me parece raro si me decepciona notablemente en lo personal por todo lo vivido en nuestra relación.

jucarguello@gmail.com-