Doble homicidio mafioso: también el empleado de Emsa fue amenazado por el presunto sicario

Doble homicidio mafioso: también el empleado de Emsa fue amenazado por el presunto sicario

“Se enteraron de lo que pasó, eso le sucede a los botones, acá hay que callarse nomás, sino puede pasar lo mismo”. Con una palmada en la espalda, Néstor Fabián Rojas, alias “El Negro” o “Carlos”, le hizo saber a su suegro que podría correr la misma suerte que Sebastián Vega (27) y Rodrigo Ibarra (37), asesinados a balazos en un presunto ajuste de cuentas narco en diciembre del año pasado en Posadas. Esto lo contó en su indagatoria Roberto César Candia, de 49 años, empleado de Emsa. El hombre está acusado de haber ayudado a encubrir el doble homicidio mafioso.
Candia admitió que horas después de la matanza él y su señora llevaron a Rojas a Encarnación. “Yo no sé nada, no había visto nada. Lo llevé a Paraguay para sacármelo de encima. Pasé la aduana y lo llevé hasta la primera rotonda y ahí lo dejé”, detalló sobre el traslado del presunto sicario hasta el otro lado de la frontera.
“Nunca me gustó la relación que tenía con mi hija”, declaró el hombre, luego de detallar que conocía a Carlos desde julio de 2015, aproximadamente. Aseguró que hasta el doble homicidio iba de manera esporádica a su casa de la avenida Blas Parera.
Denise, la hija de Roberto, que desde la ejecución de Vega e Ibarra, tanto Carlos como su “primo” Luis Morínigo-Sosa (preso como coautor del doble asesinato), se instalaron en la casa de la familia.
Candia padre dijo desconocer que su hija y su esposa también sacaron de Posadas a Morínigo-Sosa horas después de la matanza. Denise admitió que lo trasladaron a Puerto Iguazú.
Roberto aseguró que nunca se enteró de las actividades en las que estaban inmersos Rojas y Morínigo-Sosa. También afirmó que hasta que “Carlos” lanzó su amenaza, no sabía nada de la muerte de Vega e Ibarra.
La esposa de Candia, Silvia Graciela Rodríguez, se abstuvo de declarar cuando la citaron a indagatoria.
Los Candia (padre, madre e hija) estuvieron presos hasta la semana pasada. Siguen entre rejas, a la espera de que el juez de Instrucción Tres, Fernando Verón, resuelva su situación: Morínigo-Sosa, Ricardo Vázquez (apuntado como el entregador de Vega) y Martín Vedoya (apuntado como el instigador de la matanza).



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE