Prat Gay, optimista con las señales de nuevas inversiones para Argentina

Prat Gay, optimista con las señales de nuevas inversiones para Argentina

El Ministro destacó el renovado interés en el país que podría traducirse en inversiones en los próximos meses, tras evaluar el resultado de la gira internacional que encabezó.

 

 

El ministro de Economía, Alfonso Prat Gay se mostró optimista en Nueva York, por el renovado interés en el país, que podría traducirse en inversiones en los próximos meses, tras evaluar el resultado de la gira internacional que comenzó en Bahamas con la Cumbre Anual del BID, y que culminará el fin de semana en Washington, en la Asamblea de Primavera del FMI y del Banco Mundial.

 

“Hay mucho optimismo por el país. En la reunión del BID había más de 100 representantes de empresas y bancos argentinos que intentaban conseguir líneas de credito para sus propios proyectos de inversión”, reveló el funcionario argentino tras mantener un almuerzo a puertas cerradas con unos 30 empresarios de inversores en el Council of Americas.

 

Luego de la reunión, que se prolongó por dos horas, y donde el ministro tuvo la posibilidad de disertar unos 15 minutos y luego contestar todo tipo de preguntas, Prat Gay expresó que la nueva sensación por el país “no es un optimismo infundado, y si bien hay preguntas de cómo haremos para ordenar las cuentas fiscales por herencia que hemos recibido, están muy impresionados de lo que fueron primeros 100 días del gobierno de Mauricio Macri. Pero son conscientes de que hay mucho más para hacer”.

 

“Había mucha expectativa por lo que iba a decir el ministro de Economía, ya que es la primera vez que viene a Nueva York desde la asunción del nuevo gobierno”, expresó uno de los presentes al evento, que se fue “satisfecho” por las respuestas que brindó el funcionario a sus inquietudes.

 

En ese marco, el ministro ratificó la meta oficial de reducir la inflación para el segundo semestre del año. “Ratificamos que la meta anual federal es de 25 por ciento anual”, dijo el funcionario, al ser abordado por periodistas a la salida del edifico del Council ubicado en la elegante avenida Park 680.

 

De esta forma, el funcionario le bajó el tono a los trascendidos desde Buenos Aires, de que el Gobierno podría revisar la pauta de inflación.

 

Prat Gay remarcó que “ya no habrá más aumentos de tarifas y que en la segunda mitad de año vamos a estar en un orden de inflación de 1 por ciento mensual, que es 12 por ciento anual, estimó, tras explicar que hay ciudades como Buenos Aires que estarían por arriba de la pauta federal, y de otras provincias, que estarán por debajo de la misma”.

 

Respecto al tema de la deuda en default, Prat Gay consideró que la Argentina hizo “todo lo que tenía que hacer” para cumplir con los acuerdos alcanzados con los holdouts, en especial el acuerdo particular alcanzado con Paul Singer y otros acreedores que ganaron el fallo originario del pari passu.

 

Este pacto tiene una cláusula adicional, pedida por los holdouts, un plazo límite del 14 de abril, a partir del cual los acreedores pueden salirse del acuerdo si desean, o esperar a cobrar, teniendo el beneficio de cobrar el mismo interés anual de la sentencia, por el plazo en que la Argentina se demore en pagar.

 

El ministro argentino admitió que estos acreedores “tienen el derecho de romper el acuerdo” a partir del próximo jueves al mediodía si la Argentina no les paga en fecha por los tiempos que impone la justicia estadounidense en la Cámara Superior. No obstante, opinó que “no veo por qué ellos querrían estar fuera del acuerdo”, ya que la Argentina cumplió con las condiciones que solicitó el juez Thomas Griesa para levantar las restricciones que pesan en el país.

 

“Levantar el acuerdo o no es un derecho que tiene un grupo de acreedores que (previamente) esperan pacientemente la decisión de la Cámara. La verdad que no entendemos por qué los acreedores pretendían estar fuera del acuerdo, habida cuenta lo que dijo el juez de las condiciones necesarias para levantar el injunction (las restricciones a la emisión y pago de deuda que pesan sobre el país desde julio de 2014)”, se explayó Prat Gay.

 

Consultado respecto de la situación de los minoristas que aún no aceptaron la propuesta, Prat Gay expresó que tenemos abierta las dos propuestas (efectuadas en febrero) y estamos dispuestos a alcanzar un acuerdo con aquellos bonistas que tengan o no tenga tramitada la cuestión en sede judicial, siempre y cuando los bonos no hayan prescripto”.

 

“No vamos a pagar algo que prescribió ni nada que esté fuera de las dos propuestas que hicimos” en febrero último a los holdouts.

 

En cuanto a los plazos para iniciar la nueva colocación de la deuda, Prat Gay sostuvo que aspiramos a que dentro de la semana de la decisión de la Cámara de Apelaciones podremos estar realizando la operación” que implicará la venta de bonos por un tope de 15.000 millones de dólares.

 

Asimismo, reveló que la carta que envió ayer a la Cámara de Apelaciones para pedir que se expida sobre el caso lo más pronto posible, aún el mismo día de la audiencia prevista para mañana, fue

“por incentivo de Argentina, que la teníamos en la gatera desde el primero de abril y nos pareció que este era el momento para presentarla”.

 

Luego de la improvisada charla con periodistas, Prat Gay se dirigió al New York Palace Hotel, junto con el resto del equipo económico, donde lo esperaban encuentros mano a mano con distintos inversores. Participaron de los encuentros el viceminitro de Economía, Pedro Lacoste, el secretari ode Finanzas, Luis Caputo, el jefe de Gabinete de Finanzas, Pablo Quirno, y el asesor legal de Finanzas, Eugenio Bruno.

 

Entre los inversores que acudieron al encuentro con Prat Gay participaron administradores de fondos de inversión italianos, que tienen en su poder bonos en default y buscan acordar para cobrar dichas acreencias, y a la vez manifiestan su intención de ingresar luego a la inminente colocación argentina.

 

Prat Gay viajará a Washington mañana por la tarde, según indicó. A la noche, está invitado a la cena de ministros de Finanzas de G20 que tendrá lugar en Washington, donde la titular del FMI, Christine Lagarde y el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, serán los anfitriones del evento.

 

El jueves por la mañana tiene previsto participar de un evento abierto al público organizado por el think tank InterAmerican Dialogue, y la Universidad de Georgetown.

 

En tanto, el viernes disertará en el BID, al tiempo que dará su presentación como representante argentino en el marco de la Asamblea de Primavera conjunta del FMI y el Banco Mundial.

 

Además de reuniones bilaterales con sus pares de otros países, se espera que Prat Gay se reúna con Christine Lagarde, a quien le comunicará formalmente la intención de la Argentina de volver a las revisiones macroeconómicas bajo el paraguas del artículo IV del FMI, a la que se someten todos los países miembro.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE