Abrirán 60 comedores comunitarios en Posadas para dar respuesta a la creciente demanda

Abrirán 60 comedores comunitarios en Posadas para dar respuesta a la creciente demanda

 

Pese a que siempre estuvieron funcionando, en los últimos tiempos muchos niños habían vuelto a comer en sus casas. Pero ahora, aunque todavía de manera silenciosa, los comedores comunitarios comenzaron a ser necesarios como una opción para hacer frente a la pérdida del poder adquisitivo de los salarios, especialmente desde la devaluación aplicada en diciembre por el gobierno nacional encabezado por Mauricio Macri.
El subsecretario de Acción Social del ministerio de Desarrollo Social, Héctor Llera, aseguró que por un pedido expreso del gobernador Hugo Passalacqua, comenzaron a hacer mucho hincapié en los comedores de los barrios que dependen de las cocinas centralizadas.
El año pasado funcionaban 44 comedores comunitarios en Posadas, ahora están trabajando para llegar a 120.
El funcionario de Desarrollo Social detalló que, en Posadas, actualmente cuentan con tres cocinas centralizadas, una en Itaembé Miní, una en Villa Lanus y otra en Santa Rita, de las cuales dependen veinte comedores en cada una de las cocinas.
En los últimos cinco meses se crearon o reabrieron 15 comedores y la idea es que cada cocina tenga 30 comedores. Además se va a inaugurar una nueva cocina centralizada en Villa Cabello que asistirá a 30 comedores más.
Llera declaró que la idea es llegar a 120 comedores en funcionamiento.
Llera explicó que la razón es por la la demanda que tienen y porque “sabemos que será un año complicado”.
Asimismo indicó que realizaron un relevamiento en barrios de Posadas y encontraron que había la necesidad de crear más comedores.
La cantidad de comedores, aclaró el funcionario, son sin contar las descentralizadas que funcionan en alrededor de 20 hogares. Desarrollo Social también les lleva la mercadería para que cocinen. Precisó que cada olla tiene alrededor de 80 10 raciones.
Contó que arrancaron un nuevo programa que seguramente lo lanzarán la semana que viene. El programa, denominado “Arrancando sueños”, busca mejorar los comedores donde reciben la comida.
Al respecto comentó que muchos aún no están en condiciones adecuadas y la idea es mejorar las condiciones.
Anticipó que próximamente ayudarán a Santa Ana, Aristóbulo del Valle y Montecarlo.
En cuanto a al menú que dan, dijo que está indicado por nutricionistas. “Es muy variado y nutritivo”, aseguró.
La mayor demanda de los comedores comunitarios comienza a registrarse en todo el país. El informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA que marcó que la pobreza es del 32,5% y que en el primer trimestre del año se sumaron a ese grupo 1,4 millones de personas encendió una luz de alarma que, en el caso del conurbano bonaerense, es más intensa.
La UCA proyecta que abril cerrará con un 40,9 por ciento de pobreza en el conurbano, mientras a nivel nacional el número será de 32,6 por ciento.
Esas cifras se palpan en comedores e instituciones de asistencia social de varios distritos, que reciben cada vez mayor demanda, pedidos que llegan a las autoridades municipales y sobre los que el gobierno bonaerense empieza a tomar nota.
En los comedores, los números crecientes que la UCA difundió se materializan en cada vez más personas que piden ayuda para poder acceder a los alimentos.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE