Una historia “Guaraní” contada por un argentino

Una historia “Guaraní” contada por un argentino

Mañana es el día de estreno para “Guaraní” una co-producción paraguaya argentina dirigida por Luis Zorraquín que cuenta la historia del viaje de Atilio (Emilio Barreto) y su nieta (la joven actriz paraguaya Jazmín Bogarín) desde su pueblo hasta Buenos Aires.

El film tendrá su estreno en simultáneo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en Chaco, Santa Fe, Misiones y Corrientes. Siete salas proyectaran esta historia que tiene a la cultura guaraní y al río Paraná como temas principales.

 

En Misiones el estreno será en el Espacio Incaa de Oberá. El Cine Teatro Oberá inicia su ciclo 2016 con este film, una co-producción paraguaya argentina dirigida por Luis Zorraquín. El plus es que en la proyección del viernes 8 de abril, a las 22 horas, contará con la presencia del director y del productor Esteban Lucangioli.

 

El film narra el viaje de Atilio (Emilio Barreto) y su nieta (la joven actriz paraguaya Jazmín Bogarín) desde su pueblo hasta Buenos Aires.

 

Guaraní fue ganador en el año 2014 en la categoría Primer Corte, premios Visión Europea, en Ventana Sur. Además, fue considerada Mejor Opera Prima en la edición 2015 del festival suizo, FILMAR en América Latina; e ingresó a la selección oficial del Black Nights Film Festival (PÖFF), Estonia, entre otros tantos reconocimientos.

 

En dialogo con MisionesOnline, Zorraquín manifestó que “Guaraní cuenta una historia de fácil comprensión, a primera vista sencilla, que retrata con respeto la admiración por la cultura Guaraní y la lucha incansable por transmitir las tradiciones de una generación a otra. Paraguay sufrió la guerra del Chaco y casi cuarenta años de dictadura militar que frenaron su desarrollo y enterraron sus raíces, todo sumado a una economía que, en los últimos años, obligó a una gran parte de su población trabajadora a emigrar, dejando a sus hijos al cuidado de sus abuelos”.

 

El toma al río Paraná como una frontera, que le despertó la historia del Paraguay, siendo un argentino que no quiere quedarse con la historia oficial, que como bien se dice, “la escriben los que ganan”. Zorraquín quiso abordar lo que les significó a los Paraguayos la guerra de la Triple Alianza, luego la Guerra del Chaco y la dictadura del Estronismo.

 

Mostró como esas realidades cercanas modificaron la vida en el Paraguay, donde los niños debían vivir con sus abuelos porque sus padres murieron en la guerra y las madres debían buscar otros destinos para ganarse el pan y mandar dinero a sus familias.

 

Zorraquín considera que al Paraguay como “un país siempre levantándose, siempre resistiendo”. Busco en la historia mostrar la resistencia del ciudadano común ante la opresión y como preservaron su identidad. Un tema muy fuerte para los paraguayos, que hace pocos años a través del cine y las artes vienen tratando de “recuperarla” o “encontrarla”. El cineasta argentino lo que aporta es un trabajo respetuoso donde quiere reflejar esa defensa de la identidad Guaraní.

 

“Esta es una historia de frontera, donde el río es testigo y un vínculo” explicó el director. Comentó que abordó los mitos y las historias que enmarcan el río en la cultura de los pescadores y los que viven en la orilla.

 

Sobre la construcción de la historia, explicó que “yo pensé que era difícil la nena, ese era el desafío mayor. El abuelo era más fácil, solo necesitaba encontrar un actor de oficio, por eso el personaje era más fácil”. Explicó que la dificultad del personaje de Iara, una jovencita de 13 años que debe reflejar la frescura de la edad y a la vez la complejidad de vivir sin sus padres y en compañía de su abuelo.

 

“La niña debía poder sacarle y mostrar la frescura de la juventud, a la vez expresar los sueños de toda jovencita” dijo Zorraquín. Explicó que gracias a un casting donde llamaron a chicas que hacian teatro dieron con Jazmín Bogarín que “supo brillar frente a cámara y darle un toque al personaje. Tiene talento natural y al verla dude porque su tez era muy blanca para el personaje que quería, pero apareció la mano del productor que me dijo que gracias a su talento era la joven indicada”.

 

En tanto el personaje del abuelo fue más simple porque un productor le dice que tiene a quien haga de Atilio y le manda una foto de Emilio Barreto, que al principio no le convenció al director. Por lo que el productor le paso una grabación de Emilio actuando.

 

Luego Zorraquín descubrió que Emilio estuvo preso durante la dictadura del estronismo por defender el teatro en guaraní y la cultura independiente. “El tiene en la mirada la resistencia” destaco. Eso le dio la fuerza al personaje de una manera inusitada.

 

Sinopsis:

Atilio vive con tres de sus hijas y sus nietas a la vera del río. Atilio es paraguayo y toda su vida ha sido pescador. A sus setenta años, sus reflejos y sus fuerzas han disminuido un poco; hoy se dedica a pasar gente y pequeñas mercaderías por el río que comunica a su país con Argentina.

 

Su gran anhelo es tener un nieto varón, un mitaí,  para poder transmitirle los secretos de la pesca; el  idioma y la cultura guaraní. Para mitigar ese deseo, se hace acompañar por Iara, su nieta de once años. Ella lo ayuda en el bote y le sirve de intérprete ante los pasajeros que hablan español ya que él se niega a hablar otro idioma que el guaraní.

 

La madre de Iara, Helena, vive en Buenos Aires, a 1100 kilómetros de distancia. Suele enviar ropa, juguetes, y también dinero para la educación de su hija. A Iara le gustaría verse como una de las adolescentes que ve en programas de televisión que mira diariamente.

 

Atilio desaprueba que vea televisión y que se ponga ropa cada vez más de adolescente que le manda su mamá. También desaprueba a sus hijas, que hablan demasiado en español. Dice que a la que no le guste el Paraguay y el idioma guaraní se puede ir.

 

Atilio descubre una carta que Helena le envió a su hija. En ella anuncia que está esperando un  bebé. Un varón. Atilio decide ir a buscar a su hija a Buenos Aires, con la esperanza de que su nieto nazca en tierra paraguaya. Iara termina siendo acompañante involuntaria en un viaje que enfrenta a dos generaciones en busca de una nueva historia.

 

Gran parte del recorrido atraviesa la Argentina guaraní, frontera del Paraguay, cuyas costumbres son parecidas y diferentes, como las identidades de dos hermanos de sangre. El idioma se habla y se conoce. Las tradiciones, los mitos y los símbolos compartidos los acercan como el mismo río. Pero el viaje los va a alejar de la frontera.

 

Oberá fue seleccionada para integrar el circuito de ciudades donde se proyectará por primera vez la película, con el apoyo del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales.

 

El Cine Teatro de Oberá (San Martín 1069), donde funciona el Espacio INCAA, tiene capacidad para 220 espectadores. La sala fue remodelada en 2015 y equipada con nuevas tecnologías que permiten la proyección en 2D y 3D, acompañadas por sonido surround 7.1.

 

Festivales y Premios:

.- Ganador Visión Europea, Primer Corte Ventana Sur

.- Selección Oficial Black Nights Film Festival (PÖFF), Estonia. Festival Clase A (2015)

.- Ganador Mejor Opera Prima, FILMAR, Suiza (2015)

.- Selección Oficial Spanish / Latin American Films, Santa Barabara Film Festival (SBIFF), E.E.U.U. (2016)

.-Ganador Premio SIGNIS, Pantalla Pinamar, Argentina (2016)

.-Ganador Balance de Bronce, Pantalla Pinamar, Argentina (2016)

.-Selección Oficial Chicago Latino Film Festival (2016)

 

Ficha Técnica

Título: Guaraní

Año: 2015

Género: Drama

Duración: 85 minutos

Idioma: Español, Guaraní

País: Argentina, Paraguay

Dirección: Luis Zorraquín

Producción Ejecutiva: Esteban Lucangioli

Elenco: Emilio Barreto, Jazmín Bogarín

Guión: Luis Zorraquín y Simón Franco

Director de Fotografía: Diego de Garay

Directora de Arte: Betania Rabino

Vestuario: Tania Simbrón y Ana Guarino

Montaje: Nelo Bramuglia

Música: Pablo Borghi

Co-productoras: Z+F, Puatarará

Productora: Salta Una Rana

 

MCE 3

EP



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE