Preso de Loreto fue llevado inconsciente al hospital de San Ignacio: investigan qué le sucedió

Preso de Loreto fue llevado inconsciente al hospital de San Ignacio: investigan qué le sucedió
soto condenado

El día en que condenaron al joven en el Tribunal Penal de Eldorado.

soto padre

Soto Vargas padre.

Hay versiones contrapuestas acerca del hecho. La Justicia ya está al tanto y ordenó una serie de estudios para establecer qué sucedió. Un preso alojado en la Unidad Penal Uno de Loreto fue llevado en estado de inconsciencia al hospital de San Ignacio, donde el médico de guardia pidió la internación, pero la custodia después de tres horas decidió devolver al recluso a la colonia carcelaria. Esta versión fue brindada por el personal del centro asistencial.
Juan José Barrientos Soto Vargas purga una condena por dos robos a mano armada ocurridos en 2013 en Puerto Iguazú.

Es un joven que tiene doble nacionalidad brasileño-chilena y su padre viene tramitando desde hace tiempo el traslado de su hijo a Chile, para que cumpla allí el resto de la pena.
De acuerdo con las fuentes consultadas, este domingo alrededor de las 1, Soto Vargas fue llevado por un móvil del Servicio Penitenciario Provincial al hospital de San Ignacio. Allí, el médico de guardia constató que presentaba un traumatismo (con un pequeño corte) en el cráneo y golpes en el torso y en las piernas.
Los informantes apuntaron que ningún médico acompañó a la comitiva, pese al estado en el que se encontraba el detenido. Apuntaron que el facultativo que los recibió pidió que quedara internado, pero que los custodios decidieron llevarlo de nuevo al penal, tres horas después. El argumento habría sido que no había personal disponible que se quedara apostado en el hospital para vigilar el preso.
En el hospital de San Ignacio, aseguraron las fuentes, no hay infraestructura para hacer radiografías ni tomografías, por lo que esos estudios no se le practicaron a Soto Vargas.
Sobre las circunstancias en las que el muchacho resultó lesionado, los informantes indicaron que hubo mucho hermetismo por parte de los penitenciarios, aunque deslizaron que el recluso “se había caído”.
Misma versión añadieron fuentes judiciales consultadas. No obstante, a Soto Vargas se le practicarán una serie de estudios en Posadas para verificar su estado.

Juan José Soto Vargas padre viene denunciando hace tiempo que su hijo fue víctima de torturas y apremios en la Unidad Regional V y en los penales de Eldorado, Oberá y Loreto. Hace algunas semanas dialogó con Misiones Online sobre esa cuestión.
El hombre busca que se habilite una reasignación carcelaria y sea trasladado a un penal chileno.
“Hay tortura en la cárcel de Loreto”, aseguró Soto Vargas y recordó que en el 2014 también logró un allanamiento en el Penal de Eldorado por el mismo delito.
El ciudadano chileno es médico cirujano, pero con domicilio en Chubut. Acudió a distintos estamentos de la Justicia misionera, a la Cancillería y a las Naciones Unidas para que el joven complete la condena en Chile.
La Corte Suprema chilena ya aceptó el pedido de reasignación carcelaria y cursó la habilitación al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos Argentino, el cual debe habilitar que la Policía Federal (división INTERPOL) haga el traslado de los dos detenidos de los penales de Eldorado y Loreto a Chile. El trámite es largo.
“Mi hijo fue golpeado en el penal de Oberá y le aplicaron una sanción de 15 días siguiendo cinco días más castigado en una celda, de allí lo trasladaron a Loreto y lo pusieron en una celda de confinamiento”, dijo Soto Vargas en su momento.

«Se golpeó al caer de la cama»

Fuentes judiciales indicaron que la lesión del muchacho de 20 años, fue al caerse de la cama cucheta dentro de la celda. Aparentemente se dio un duro golpe en la cabeza y quedó en estado de inconciencia. Una vez en San Ignacio, llevado por personal de Penitenciaria, no pudieron practicarles los estudios correspondientes por falta de elementos.

Añadieron que el mismo interno firmó un acta en donde explicaba las circunstancias en las cuales se lesionó. También ordenaron que sea trasladado a Posadas para ser examinado y descartar que padezca lesiones graves.

 

Interno conflictivo

Fuentes del Servicio Penitenciario Provincial señalaron que el caso de Soto Vargas es complejo y fue trasladado varias veces porque tenía problemas con los otros internos. Supuestamente generaba peleas y no era un reo fácil de manejar para los guardias.

Cuando fue condenado en 2014 fue alojado en la Unidad Penal III de Eldotado pero al poco tiempo fue removido a la de Oberá porque tuvo dos o tres altercados con compañeros. En la Capital  del Monte su comportamiento tampoco habría mejorado y por esa razón su último destino fue la cárcel de Loreto. Todo según versiones penitenciarias.

MAS y MAG

EP



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE