“Abandoné a la pasajera porque ella me lo pidió, sino nos mataba a los dos”

“Abandoné a la pasajera porque ella me lo pidió, sino nos mataba a los dos”

Diego M. rompió el silencio. El remisero que el pasado viernes a la madrugada fue víctima del robo de su vehículo, que posteriormente fue utilizado para la supuesta violación de una mujer a la que transportaba, hizo declaraciones y contó su versión del episodio.
A bordo del VW Gol Trend que utiliza para trabajar, subió a una mujer de 34 años, pasajera frecuente, quien trabajaría cerca de la guardia de un sanatorio de calle San Luis. Tras detenerse en una farmacia para que la pasajera realizara una compra fue abordado por un desconocido y cuando la mujer regresó al vehículo, la convencieron de compartir el viaje hasta el barrio San Jorge, donde ambos residirían. A partir de ese momento comenzó lo peor, según el relato del remisero.
Cuando ambos pasajeros ya estaban en la unidad, “el hombre me hace ingresar a la costanera y me dice que me baje del auto sino me iba a matar”, contó Diego en la entrevista a canal 12 de Posadas. Acto seguido y siempre según la versión del remisero. “mi pasajera me pide que me baje sino nos iban a matar a los dos”.
El conductor del vehículo se bajó del automóvil. “Agarro y camino porque el tipo me dice que camine y se le notaba que estaba bien empastillado. Corro y ahí arranca mi auto y se va y cuando yo empiezo a correr, aparece un auto de frente y le pido por favor que me lleve porque se llevaron a una chica secuestrada en mi auto”, recordó.
Una vez que el ocasional automovilista accede a ayudar al remisero que acababa de sufrir un robo, Diego contó que “me lleva el señor hasta la comisaria Tercera. Allí me piden que me tranquilice que les cuente como fue. Vamos hasta tu base así avisas que te robaron el auto y vamos hasta la casa de la pasajera, me dijeron”.
En la continuidad del testimonio, el remisero recuerda los datos que ya se conocieron el viernes cuando se denunció el hecho. “En el trayecto rumbo a la casa de mi pasajera estaba mi auto atravesado en Cocomarola casi calle 144. Y a la hora más o menos que encontré el auto supe que la seccional Octava la encontró a ella a 200 metros del vehículo”, detalló.
“Yo no la quería dejar en ningún momento pero la tuve que dejar porque ella me lo pidió”, reiteró Diego al tiempo que admitió que apenas se enteró del desenlace que tuvo el robo del vehículo, fue muy chocante para mí. Lo primero que pensé fue en mi familia y en la familia de ella”.
De acuerdo al parte policial, la mujer, de 34 años, quería viajar desde el centro de la ciudad hasta el barrio San Jorge. Subió al remís cerca de un sanatorio, pero como tenía que comprar un medicamente, hizo escala en una farmacia céntrica. Cuando regresó de adquirir el remedio, se topó con que el remisero le propuso subir otro pasajero que iba hacia el mismo destino, cosa de abaratar el costo del viaje. Ella aceptó, porque, al igual que el trabajador del volante, no sospechó que el nuevo pasajero era un asaltante.
A la altura de la Brigada de Canes, ya cerca de destino, el otro supuesto cliente sacó un revólver y amenazó al conductor. Fue el inicio de la pesadilla para la mujer, porque el ladrón despojó del dinero al chofer, lo obligó a bajar del auto VW Gol Trend y siguió viaje con ella.
De acuerdo con la denuncia que radicó luego la víctima, el malviviente la llevó hasta cerca de la empresa de transportes Tipoka y allí la sometió sexualmente. Luego abandonó el remís y a la pasajera en avenida Cocomarola, entre 144 y 147.
La mujer fue hospitalizada, luego recibió el alta médica correspondiente y posteriormente fue trasladada hasta la Comisaría de la Mujer UR-1 donde formalizó la denuncia de lo sucedido, siendo examinada por el médico policial de turno.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE