Uno de sus compañeros de tragos lo macheteó y murió desangrado

Uno de sus compañeros de tragos lo macheteó  y murió desangrado

Un hombre falleció en Capioví luego de recibir un machetazo en un muslo luego de una discusión.
Sucedió las 0.50 de ayer en Colonia San Gotardo. Allí perdió la vida Esteban Ocampo (40).
Momentos antes, esta persona había estado ingiriendo bebidas alcohólicas con cuatro jóvenes. Pero por causas que se investigan, se produjo entre ellos una discusión y uno de los presentes atacó al hombre con un machete. Le produjeron heridas cortantes profundas en el muslo izquierdo.
El agresor y los demás huyeron y Ocampo, malherido, quedó tirado en un camino vecinal denominado Cristo Rey. Allí murió desangrado.
Por la tarde, en el paraje Maura, detuvieron a Julio G. (30), uno de los presuntos participantes de la ronda de tragos.

Detuvieron a “Manquito”
En Bonpland, en tanto, el viernes a las 23.30, detuvieron a un joven conocido como “Manquito”, a quien se le secuestró un cuchillo.
El muchacho tenía pedido de captura por un hecho de lesiones con un arma blanca, que tuvo como víctima a César F, en la localidad de Santa Ana.

Le dieron un hachazo
En Apóstoles, un hombre discutió con el vecino y le partió la cabeza de un hachazo.
El hecho se registro ayer por la madrugada en un populoso barrio llamado La Cantera. Desde el hospital de área de la localidad dieron aviso a la comisaria jurisdiccional sobre un hombre que habría ingresado al sector de Emergencias con una lesión de arma blanca en la zona del cráneo.
La víctima fue identificada como Sebastián Ezequiel Ávila (30). Según manifestaciones de su concubina, había sido agredido por otro hombre, vecino de ellos luego de una discusión.
El agresor utilizó un hacha. Fue identificado como Lucas V. Es un conocido joven con varios antecedentes penales por hechos vandálicos.
La víctima fue derivada a Hospital Madariaga Posadas para realizarle estudios de mayor complejidad.

Apresado
Personal policial de las distintas dependencias se abocaron en la búsqueda del agresor. Ayer por la mañana, lo atraparon efectivos de la seccional Primera. Lo interceptaron en una calle del barrio Santa Bárbara.
Ahora se encuentra a disposición del Juzgado de Instrucción Cuatro, a cargo de Miguel Faría.
Los uniformados secuestraron el hacha con el que lesionó gravemente a Sebastián Ávila.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE