Desde Emsa niegan que sus costos sean más altos que los de empresas similares

Desde Emsa niegan que sus costos sean más altos que los de empresas similares

El titular de la distribuidora de energía, Sergio Ferreyra, reiteró que el aumento registrado en la tarifa de la energía eléctrica en toda la provincia es responsabilidad de la Nación que eliminó los subsidios al consumo. Explicó que Emsa pagaba 17 millones por la electricidad que compra a la distribuidora nacional Cammesa y ahora deberá pagar más de 70 millones. Aseguró que los costos operativos de empresa misionera son similares a los de las prestatarias de Chaco y Corrientes. Afirmó que la planta de personal se incrementó en menos de 10 por ciento en los últimos 10 años, mientras que la cantidad de conexiones aumentó más de 23 por ciento.

Ferreyra aseguró que la única forma que tenía Emsa de enfrentar el incremento tarifario determinado por la distribuidora nacional Cammesa, era trasladándolo al usuario. “Estimamos que la boleta que tendremos que pagar este mes estará en torno a los 70 millones de pesos, antes pagábamos 17 millones. Si no hacemos los ajustes que nos manda hacer Nación, no podemos enfrentar la situación de otra manera”, explicó el funcionario en declaraciones a Red Ciudadana .

Desmintió que las tarifas de Misiones fueran superiores a las de provincias de la misma región, como Corrientes o Chaco. Indicó que los costos de Emsa están en la misma línea que los de empresas similares. Detalló que la prestataria provincial tiene un costo salarial mensual de 55 millones de pesos, parecido al que tienen prestatarias de Chaco y Corrientes.

Aclaró que la empresa que conduce está avanzando en los trámites requeridos para incluir dentro del régimen de tarifa social a aquellos que cumplieran con los requisitos. Detalló que ya están registrados casi 70 mil personas dentro de ese régimen y recordó que solo pueden acceder a ese beneficio los que consuman menos de 200 kilovatios al mes.

El funcionario aseguró que el porcentaje del aumento dispuesto por la nación los tomó por sorpresa. “Sabíamos que iba a haber un recorte en los sobsidios y que eso iba a impactar en la tarifa, pero creíamos que iba a estar en el orden del 35 por ciento. Cuando nos reunimos con (el ministro de Energía de la Nación, José) Aranguren, nos encontramos con esta situación mucho más dura que echó por el suelo nuestro análisis inicial”, dijo.

Estimó que con las nuevas tarifas, Emsa alcanzará a duras penas a cubrir sus costos. “Con la recaudación que vamos a tener con las nuevas tarifas, vamos a poder pagar la boleta de Cammesa y funcionar más o menos. Tuvimos un crecimiento de demanda muy grande, lo que nos obligó a hacer una serie de inversiones: en transmisión hubo que hacer obras muy grandes en alta tensión y las obras complementarias como líneas en 33 en 13,2 KV, además de transformadores y líneas de distribución”, señaló.

Ferreyra se ocupó de aclarar además que la boleta a su nombre que tenía un consumo de 11 pesos, corresponde a un departamento de su propiedad en el que no vive nadie, mientras que en la vivienda en la que vive recibe una boleta que excede los mil pesos.

 

JRC EP



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE