Martín Lanatta declaró e involucró a Aníbal Fernández por tráfico de efedrina

Martín Lanatta declaró e involucró a Aníbal Fernández por tráfico de efedrina

Uno de los acusados por el crimen de Ferrón y Forza fue indagado este viernes por la jueza Servini de Cubría, ante quien confesó que hubo colaboración del personal penitenciario para la fuga, en diciembre, del penal de General Alvear, y volvió a nombrar al ex jefe de Gabinete por el tráfico de efedrina.

 

Según publica Télam, Martín Lanatta, uno de los condenados por el triple crimen de General Rodríguez, vinculó al Servicio Penitenciario Bonaerense con su fuga del 27 de diciembre último del penal de General Alvear, y volvió a mencionar al ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández en relación al tráfico de efedrina.

 

Fuentes judiciales aseguraron que Lanatta fue indagado en el penal de Ezeiza durante una hora y media por la jueza federal María Servini de Cubría, quien tiene a su cargo la investigación por el triple crimen en el que fueron asesinados en 2008 Sebastián Forza (34), Damián Ferrón (37) y Leopoldo Bina (35).

 

Según lo publicado por Ámbito Financiero, fuentes judiciales confirmaron que la jueza, que tiene a su cargo la investigación unificada por el triple crimen, y la del negocio de la efedrina, fue en persona junto al fiscal Juan Pedro Zoni al penal de Ezeiza, donde Lanatta cumple su condena a perpetua.

Lanatta, como está condenado, declaró bajo la forma de testimonial pero fue relevado del juramento de decir verdad, es decir no lo hizo bajo juramento, explicaron las fuentes, que calificaron los dichos del acusado como un “relato engorroso”.

Si bien no fue interrogado puntualmente por la fuga, el condenado dijo que el Servicio Penitenciario Federal contribuyó a que pudieran escapar del penal de General Alvear en diciembre del año pasado junto a su hermano Cristian y Victor Schillaci.

El condenado por los homicidios de General Rodríguez dijo reiteró, según las fuentes consultadas, que quien estaba detrás del negocio de la efedrina era Aníbal Fernández, algo que viene repitiendo después de haber dado una entrevista justo una semana antes de las elecciones.

Los voceros consultados informaron que Lanatta, en su nueva declaración, se mantuvo en esa misma línea en la que apuntó a Fernández, detallando su relación con Andrés Meiszner, exdirectordel RENAR y hombre de confianza de Aníbal.

En agosto pasado, Martín Lanatta admitió en una entrevista con Jorge Lanata, difundida por canal 13, que su jefe en el tráfico ilegal de drogas y armas había sido Fernández, a quien apodaba “La Morsa”. La nueva declaración se mantuvo en esa línea, según las fuentes.

Sigue resultando llamativo que en tres meses de juicio en el que finalmente Lanatta resultó condenado a perpetua, nunca mencionó a Aníbal Fernández y tampoco lo hizo después que fuera condenado, en diciembre de 2012.

Los hemanos Lanatta y Victor Schillaci se fugaron a fin del año pasado de la cárcel de general Alvear, y si bien Martín Lanatta no fue interrogado el miércoles por la fuga, dijo que fue el Servicio Penitenciario el que facilitó la huida del penal.

Se esperaba que los Lanatta y Schillaci, e Ibar Pérez Corradi, quien aún sigue prófugo y con las promesas de entregarse, acusado de ser el autor intelectual del triple crimen y amenazado con la extradición a Estados Unidos, sacaran a relucir nuevas versiones del triple crimen y del tráfico de estupefacientes.

Pero la nueva declaración de Lanatta no cubrió las expectativas que tenían los investigadores, según concluyeron las fuentes consultadas.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE