Facu Vera, de cuarto arquero a titular en Guaraní: “Espero no desaprovechar la oportunidad”

Facu Vera, de cuarto arquero a titular en Guaraní: “Espero no desaprovechar la oportunidad”

Después de casi cuatro años de integrar el plantel de Guaraní A. Franco sin jugar nunca y siendo tercero o hasta cuarto arquero, a Facundo Vera -oriundo de Puerto Iguazú- parece haberle llegado su momento, ese que a veces muchos en su puesto esperan durante años a veces casi toda una vida.

Después de un arranque con dos partidos flojos del uruguayo Gonzalo Salgueiro -ex Peñarol y Nacional de Montevideo- la dupla técnica integrada por Humberto y Martín Zuccarelli se decidió a darle su chance a este misionero que nació en 1993, postergando incluso a Laureano Russton, el otro jugador proveniente de las inferiores de Estudiantes que el club trajo como segundo arquero.

“Fueron varios años de ser tercero o cuarto arquero, aunque el año pasado por lesiones o suspensiones me tocó ir al banco varias veces. Antes del partido con Argentinos por 16avos de final de Copa Argentina (en julio del año pasado), como vi que ponían a los suplentes, le dije al técnico que me ponga, que me de una oportunidad, y Martín me dijo: ‘¿Cuántos arqueros viste que tengan 22 años? Si te pongo ahora te quemo…’, me respondió”, recuerda Facundo Vera, en diálogo en la redacción de Misiones Online después de la práctica matutina del jueves.

Finalmente, meses después, la chance le iba a llegar a Vera. Un jueves tras la práctica de pelota parada (el día anterior había hecho fútbol con los titulares) se acercó Humberto Zuccarelli,  una gloria del fútbol que fue campeón del mundo con el Estudiantes de Bilardo y Zubeldía a fines de los 60, y le dijo: “¿Vos querías jugar? Acá tenés tu oportunidad”.

Tras años de esperar en Guaraní a la sombra de otros, iba a debutar en el empate 1 a 1 ante Sportivo Patria por la tercera fecha. “Me hicieron un gol rápido y me golpeó, pero después pude sobreponerme”, relata sobre ese partido. Luego vino el debut en serio, en Villa Sarita, en el triunfo 2 a 0 ante For Ever. “Estaba muy nervioso, más que en el partido en Formosa, pero por suerte ganamos y también tuve un poco de suerte, así que no nos convirtieron”, reconoce Vera.

En aquel partido, el 1 de Guaraní tuvo poco trabajo y realizó un partido correcto, salió mal en un par de pelotas áeras, quizás producto de los nervios de su primer partido.

Lo vieron en los Evita y se fue a Floresta

La historia de Vera es como la detantos otros chicos misioneros que buscaron el sueño de ser profesionales pero fuera de la provincia.

“De chico jugué en un equipo que se llamaba Villanueva hasta que fuie a Mar del Plata a los Juegos Evita, ahí me vieron y me llevaron a All Boys, tenia 14 años. Pero volví a los 17 luego de un robo que sufrí en la estación de Moreno, donde vivía con mi tía. Todos los días viajaba dos horas de ida y dos de vuelta para ir a entrenar a Floresta, donde tenía como compañero a Jonathan Calleri”, recuerda Vera.

Cuando volvió a Puerto Iguazú estuvo seis meses sin jugar hasta que se incorporó a Guaraní, casi con 18 años. Desde entonces fue siempre el tercer arquero o incluso el cuarto, como en la temporada pasada cuando tenía adelante nada menos que a Federico Cosentino (el arquero del ascenso e ídolo del club), Jorge de Oliveira (el posadeño ex Racing) y Alejandro Medina (quien terminó siendo el titular en la mayor parte del torneo pasado).

“Hubo un momento en que me cansé y me fui, a comienzos de la primera temporada en la B Nacional a mediados de 2014. Me volví a Iguazú, pero me llamó Fede Cosentino y me dijo de todo, y me pidió que volviera, Fede siempre me habló para que nunca bajara los brazos, le estoy muy agradecido, hablamos todos los días”, recuerda sobre la contención que siempre tuvo del rosarino.

-¿Y hoy que no está Fede, en quiénes te volcás para buscar consejo o quiénes son tus referentes?

-Hablo mucho con todos los grandes, además, en las concentraciones comparto habitación con Cristian Barinaga y con Enzo Bruno.

-¿Y cómo son Barinaga y Bruno como compañeros de cuarto?

-Enzo es el divertido del grupo, pum para arriba… En cambio a Cristian le decimos el abuelo, ja, ja. En serio, apenas se acuesta, charla dos palabras, se da vuelta y ya se queda dormido, al otro día a las 7 de la mañana ya está arriba. Dice que en las concentraciones duerme mejor que en la casa, donde están sus hijos que son muy chiquitos, je.

-En Villa Sarita, ¿es lo mismo atajar en el arco que da a la Ayrault atrás de la hinchada que en el otro arco que da a la calle Ivanoski?

-Nooo, se siente mucho más atrás de la tribuna principal (Ayrault) igual por ahora me tratan bien.

-¿Cómo evaluás tus primeros dos partidos?

-Bien, quizás en Formosa me fue un poco mejor. Espero que con el correr de los partidos vaya agarrando confianza. Yo hace seis meses que no atajo en la Liga Posadeña, asi que espero ir agarrando ritmo rápido.

-¿Pensabas que se te iba a dar este año?

-Cuando arranqué la vi difícil, vino Gonzalo Salgueiro, con mucha trayectoria y vino Laureano Russton, que los técnicos lo conocían de la reserva de Estudiantes. Me dije, “arranco de atrás”, pero en la primera práctica ya me sentí considerado para pelear por el puesto de suplente.

-Cómo ves el partido contra Sol de América que ahora va puntero

-Allá se metieron atrás y nos jugaron de contraataque. Acá vamos a tener que cuidar de eso, mucho más.

-¿Cómo sos como arquero, cuáles son tus características?

-Por ahí jugar con los pies es lo que todavía tengo que mejorar, no soy un arquero muy salidor, tampoco de quedarme, el otro día en un par de centros quizás me faltó algo de confianza, pero son los primeros partidos. Los técnicos a veces piden que salgamos jugando por abajo, aunque a veces no, depende de la situación del partido. Mi fuerte es abajo de los tres palos, me gusta ser atajador, salir a chocar.

-Es vital que en estos primeros partidos no recibas goles y si se puede que el equipo gane…

-Si. Esperemos que la suerte nos acompañe en estos partidos que vienen…

-¿Te viene a ver tu familia o viajás a Iguazú?

-Son ellos de venir mucho más, a mi no me gusta tanto viajar, estoy muy bien en Posadas. Aunque viajo, si, a ver a los amigos. Acá me gusta, vivo por el centro con Gonzalo Somma, un compañero de inferiores. Me gusta leer, ahora estoy con un libro de Bielsa y a la tarde voy a boxeo.

 

 

????????????????????????????????????

Vera visitó la redacción de MOL tras el entrenamiento. “Me gusta mucho Posadas, mi familia viene más a visitarme de lo que yo voy para allá, acá vivo con un compañero de inferiorse, Gonzalo Somma”. En Iguazú mi papá tiene una ferretería, somos del barrio Santa Rosa. Tengo tres hermanos:

MB

JP

EP

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE