Alexa

La cosecha de mil kilos de madera pulpable hoy apenas alcanzaría para comprar 1 kg de asado

De esta manera, el ingeniero forestal Rubén Costas, docente e investigador de la FCF-UNaM y actual presidente Asociación Civil de Productores Foresto Ganaderos de Misiones se sumó al debate sobre el pedido de intervención del Estado provincial y nacional para regular este mercado, planteo que realizaron esta semana representantes de la Asociación de Madereros, Aserraderos y Afines del Alto Paraná (Amayadap) y la Cooperativa Agrícola Mixta de Montecarlo en una reunión oficial con el ministro del Agro y Producción de Misiones, José Luis Garay.

 

Desde Arauco Argentina respondieron al planteo que “nos importa toda la cadena de valor del sector forestal y por tal razón hacemos un gran esfuerzo para poder comprar a productores primarios y aserraderos de toda la provincia, rollizos triturables, chip pulpa y una diversidad  de sub- productos de la industria forestal como aserrín, corteza y chip leña. La empresa mantiene una cartera de más de 100 proveedores locales y solo en el año 2015, el monto total destinado a la compra de estos productos, superó los 220 millones de pesos”, precisaron.

 

Para Costas, en esta respuesta se encuentra parte de la explicación al problema de precios citado. “La empresa informa que durante 2015 destinó cerca de 220 millones de pesos a la compra de estos productos, sin indicar cantidades compradas y precios de esos productos. En presentación de la misma compañía en una reunión Regional NEA IERAL – Fundación Mediterránea en 2012, informó que se abastece de 1.400 miles de toneladas anuales de terceros. Si esta cantidad se mantuvo en 2015, el precio promedio de la tonelada de esas materias primas rondaría los $157  por tonelada. Tomando como valor promedio $9 por dólar en 2015, habría pagado cerca de 17,5 dólares por tonelada”, analizó.

Ruben Costas UNAM
Rubén Costas, investigador y docente de la FCF-Unam

Asimismo, agregó que “la devaluación del peso y la quita de retenciones federales a las exportaciones de pasta celulósica, ocurridos entre diciembre de 2015 y febrero de 2016, aumentaron notablemente la rentabilidad de las industrias del sector, que exportan gran parte de su producción. El valor actual del peso es 60 % menor que el valor promedio aproximado de 2015 y dejaron de pagar 5 % de retenciones. Según el boletín de Precios del Colegio de Ingenieros Forestales de Misiones (Coiform) de diciembre de 2015, el precio promedio de trozas pulpables y de astillas para pulpa puestas en la planta de Arauco Argentina en Puerto Esperanza rondaba los $270 la tonelada, que convertidos a valor de dólar actual de 15 pesos resulta 18 u$s/ton.  A esos precios se pagarían 97,71 u$s por las 5,43 toneladas de materia prima necesarias para producir una tonelada de pasta. Tomando 800 dólares como precio internacional actual de una tonelada de pasta Kraft de fibra larga, la incidencia del valor de materia prima respecto al precio del producto en destinos es cercana al 12 %. Cuando los productores hablan de precios irrisorios se refieren a esta relación. Los datos demuestran que las distorsiones de precios, desde setiembre de 2015 a la fecha, se acentuaron en la actualidad”.

 

Costas también calificó de “absurdo” comparar estos precios “fijados en forma arbitraria y unilateral por las grandes industrias” con los de uso alternativo en otras industrias, como ser aserraderos, secaderos de yerba mate y té, plantas de pellets y plantas de energía en Misiones. Explicó que “excepto el té, las industrias citadas comercializan mayoritariamente sus productos en el mercado local, en pesos, en una economía que dejó de crecer y con costos internos y tipo de cambio que impidieron exportar madera aserrada hace varios años. Cabe citar que los precios de la madera enviada a esos destinos tampoco tienen regulación ni concertación alguna”, contextualizó el académico en la entrevista con ArgentinaForestal.com

 

Regulación y control

El académico consideró que si hubiera regulación o concertación de precios de materia prima para producir pasta celulósica, ante eventuales mermas del precio internacional de la misma, hay soluciones prácticas. “En el portal web de la compañía ENCE Energía y Celulosa SA de España, por ejemplo, que procesa madera de eucalipto, pueden verse tablas de precios de materia prima de julio de 2015, que entre otros aspectos se ajustan según rangos de precios internacionales de la pasta que produce. Se observa un valor fijo de 22,75 euros por tonelada de rollizos con corteza (equivalen a 380 pesos al cambio actual), que se ajusta en menos o en más según el precio de la pasta esté por debajo o supere el rango de 400-450 euros por tonelada”, comentó Costas.

De esta manera, remarcó que “lo reclamado por los productores forestales es justicia pura. El abuso de posición dominante y distorsión de la distribución del ingreso están a la vista. Sin regulación las empresas celulósicas mantendrán sus políticas de precios que les generaron cuantiosas utilidades por varias décadas. En el mercado “libre” nadie está obligado a ganar menos”, indicó.

 

El docente, finalmente compartió una anécdota que reflejaba de alguna manera como afectaba la problemática que la vida cotidiana a los productores. “En los años 90, un amigo pequeño productor agropecuario, vino a verme para que la convenza a la hija de no estudiar Ingeniería Forestal, ya que asociaba la carrera a los precios del raleo que vendía. Como a él le quedaba libre el valor de una “coca” por tonelada de madera, no creía conveniente que su hija participara en el futuro en un mercado tan injusto. Le expliqué que una cosa no tenía que ver con la otra, con poca suerte”, concluyó.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas