comScore
El 2016 abre un nuevo escenario para proyectos de inversión en Misiones basados en sus recursos forestales

El 2016 abre un nuevo escenario para proyectos de inversión en Misiones basados en sus recursos forestales

 

Generación de biomasa forestal, costos de logística, política tributaria, industrialización de la materia prima forestal, mejorar la eficiencia administrativa para la gestión de Planes Forestales y Manejo Forestal, y atender las políticas globales frente al Cambio Climático con las oportunidades que ofrece los bosques misioneros, fueron algunos de los aspectos que consultores forestales y ambientales marcaron en la edición especial de «Visión Misionera 2016» que serán claves para desarrollar la actividad foresto-industrial.

 

El consultor forestal Gustavo Cetrángolo, director de GC&Asociados y directivo de la empresa resinera Agroforestal Oberá SRL (Oberá e Ituzaingó) analizó el nuevo escenario que se presenta para el país tras el cambio de gobierno y consideró que “este cambio en las políticas económicas lleva a poner en discusión nuevos proyectos, sean tanto de las empresas como desde el Estado. Es probable que empresas extranjeras busquen analizar nuevas oportunidades de inversión en la Argentina, y en particular en Misiones y Corrientes. Y en lo que hace a mercados de exportación y logística, aparecerán necesidades de información”, señaló el profesional.

 

Con respecto a la Provincia, dijo que “con las medidas tomadas de eliminación de retenciones y devaluación del peso, creo que durante el 2016 aparecerán oportunidades de exportación de madera y disminución de la presión de la oferta en el mercado doméstico. Pero existe una amenaza de apreciación del peso y disminución de competitividad en el mediano plazo”, agregó.

 

En este contexto, para su empresa en particular el desafío estará puesto en lograr armar equipos de trabajo y poder procesar información de calidad para elaborar estrategias.

 

Al ser consultado en la publicación especial de Misiones Online “Visión Misionera 2016” sobre las medidas que considera necesarias para el sector forestal de parte del gobierno provincial, sostuvo que debieran adoptar medidas que permitan “disminuir la presión impositiva a los sectores productivos, impulsar el desarrollo económico de las áreas más postergadas de la provincia (Manuel Belgrano, San Pedro y Cainguás) y volver de una agricultura minifundista de subsistencia a una agricultura de microeempresa. También se debería promover la generación de energía con biomasa, bajar costos de logística, al menos en un 40%, e impulsar el desarrollo de la industria de celulosa y papel”, remarcó.

 

En tanto, del gobierno nacional sería necesario que “logre hacer el ajuste sin un impacto muy grande en la inflación y mantener la actividad económica en un nivel razonable. La expectativa en el mediano plazo es muy buena. A nivel gobierno provincial, necesitan aggiornarse, es un gobierno carente de ideas y propuestas. Debe disminuir la presión impositiva”, insistió.

 

Para el consultor forestal Eduardo Stirnermann, director de EG Stirnermann (Eldorado) el escenario para este año es alentador. “Estimamos un crecimiento importante en el requerimiento de servicios profesionales, en función de un incremento en las inversiones productivas como respuesta a los cambios de reglas de juego nacionales y un horizonte de previsibilidad. Pero la provincia debe cambiar muchas de sus políticas de gobierno para que no quedemos relegados frente a otras zonas productivas forestales”, advirtió.

 

Consideró que el principal desafío que enfrentarán en el sector forestal será la “burocracia gubernamental” y en esa línea agregó que “el gobierno provincial tiene como materia pendiente para mejorar el sector fundamentalmente desburocratizar la administración provincial”.

 

Además, entre otras medidas, agregó que debería aceptar propuestas técnicas más flexibles en los Planes de Forestación y Manejo Forestal; bajar la pesada carga impositiva provincial y municipal; fomentar la radicación de industrias de alto valor agregado (molduras, pisos, viviendas, muebles, etc.) y las que consuman materia prima pulpable (MDF, OSB, etc). En ese sentido ofrecer facilidades fiscales (exenciones y diferimientos impositivos, etc).

 

Sobre las expectativas con el nuevo gobierno nacional, Stirnermann sostuvo que “se están dando pasos en el sentido correcto, que en la medida que se consoliden como políticas de Estado a largo plazo y generen seguridad en el empresariado, van a generar un crecimiento significativo en inversiones productivas”, aseveró.

 

En cuanto al Gobierno Provincial, opinó que “un punto a favor es el recambio de muchas figuras en cargos importantes que ya venían muy desgastadas y sin ideas nuevas. Ahora se debe esperar que trabajen en el sentido de lograr una reducción importante en el costo Misiones”, concluyó.

 

Por su parte, el consultor Juan Emilio Bragado, de JEB Forestal (Eldorado), el 2016 será el año clave para invertir en capacitaciones en el sector forestal y foresto-industrial. “Estamos ante un nuevo escenario político y por consiguiente un nuevo escenario económico. Muchas expectativas para ver como se inicia este nuevo año con las medidas que este nuevo gobierno ira tomando. Los primeros 100 días de acomodamiento habrá que esperar. Anhelo que a nivel nacional y provincial se genere una sinergia que nos permita crecer en forma individual y colectiva. Todo dependerá del esfuerzo de cada uno, pero también de las políticas que se implementen. No será fácil gobernar sin dar respuesta a los sectores mas vulnerables. Y es tiempo de abrir los mercados externos en un justo equilibrio para no perjudicar la industria nacional”, opinó el profesional.

 

Frente a este escenario, en su empresa apuntará en primer lugar a fortalecer los conocimientos del mercado del Carbono. “Tenemos que analizar cómo podemos posicionar los bosques de Misiones en el mercado mundial. La preocupación mundial por el cambio climático por el aumento de la concentración de los gases de efecto invernadero, le dan a nuestros bosques un rol importante como captadores y sumideros de carbono”, recalcó Bragado.

 

Asimismo, sostuvo que también es tiempo de valorizar los bosques por sus servicios ecosistémicos y profundizar la gestión forestal sostenible desde la práctica más que de la teoría. “Para esto hay que invertir en capacitación en gestión y dinámica de los bosques a quienes tienen la responsabilidad de realizar las cosechas en los bosques”, expresó.

 

Al ser consultado sobre las medidas que se necesitan desde el Estado provincial, respondió que “en relación al sector forestal nativo, el gobierno debería realizar una alianza con el Colegio de Ingenieros Forestales para que estos se constituyan en regentos de forestales y desburocratizar los procesos de autorización,  mientras que el Ministerio de Ecología se encargaría de realizar auditorias aleatorias lo que permitiría tener más eficiencia en el control”, propuso el consultor.

 

Por otro lado, consideró que “se debe instrumentar las medidas para que el cumplimiento de las leyes 26331 de bosques nativos y la 26432 de bosques de cultivos se cumplan según los presupuestos establecidos por estas mismas, de manera que se pueda alcanzar el objetivo de la gestión sostenible de los recursos”, expuso Bragado.

 

Finalmente, analizó la importancia actual de trata el tema energético y simular la demanda a futuro para la toma de decisiones de cómo cubrirla. “Y en este sentido el tema de las represas es una asignatura pendiente que debe estar en la agenda política como prioridad”, remarcó el profesional.

 

“Es importante ser optimista por sobre toda ideología. Hoy tenemos un gobierno nacional con diferente color político al gobierno provincial. No obstante esto, tenemos que entender que se gobierna para todos y en este sentido hay que ser estratégicos para profundizar los vínculos entre Nación y Provincia para obtener el mejores beneficios para las distintas economías regionales de esta provincia”, reflexionó Bragado.

 

Por Patricia Escobar 

P.E.--