Quita de retenciones genera expectativas entre madereros misioneros

Quita de retenciones genera expectativas entre madereros misioneros

Desde las dos cámaras que nuclean a empresarios de la forestoindustria de la región (Amayadap y Apicofom) se mostraron conformes con la eliminación de las retenciones a las economías regionales. Consideraron que sirve para recuperar parte de la competitividad perdida, aunque advirtieron que para poder desarrollar el potencial exportador del sector, harían falta otras medidas, como una compensación por fletes, bajar costos de uso de los puertos y una corrección en el tipo de cambio.

Para el presidente de la Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones y Norte de Corrientes (Apicofom), Pedro López Vinader, la quita de las retenciones a las exportaciones de las economías regionales, anunciada por el presidente Mauricio Macri, es una muy buena noticia para el sector forestal, dado que permitirá mejorar la competitividad de la forestoindustria regional en los mercados externos.

Destacó que se trata de una medida que el sector venía reclamando hace ya varios años, como un paliativo para recuperar parte de la competitividad perdida por atraso cambiario y la suba de los costos.

Aclaró empero, que para poder salir a pelear por un lugar más preponderante en los grandes mercados internacionales, el sector necesitaría otras medidas tendientes a bajar la carga impositiva y reducir los costos de los fletes. “Los costos de transporte están muy altos, estamos pagando 90 dólares por tonelada para ir desde Eldorado a Buenos Aires, cuando tradicionalmente ese valor estuvo entre 25 y 35 dólares. Planteamos por ejemplo que nos compensen parte de los costos de los fletes, con reintegros de impuestos”, señaló.

El tipo de cambio es otra de las variables que los madereros esperan que se mueva en el corto plazo para mejorar la competitividad del sector. En ese sentido, López Vinader remarcó la necesidad de que la devaluación sea paulatina para minimizar el rebote inflacionario y terminar perjudicando así al mercado interno, que en los últimos años mantuvo al sector a flote.

Resaltó que de llegar a una ecuación de costo-beneficio que resulte adecuada, el sector podrá desarrollar su “enorme potencial” exportador. “Tenemos mucha materia prima, más de 800 mil hectáreas forestadas en la región, tenemos tecnología y experiencia. Estamos preparados para salir a exportar viviendas de madera a gran escala”, sentenció.

En tanto que desde la Asociación Maderera, Aserraderos y Afines del Alto Paraná (Amayadap), consideraron que la quita de retenciones es un aliciente para el sector, ya que mejorará su competitividad.

JRC EP



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE