Secuestraron electrónica por 37 millones, que había salido de Posadas

Secuestraron electrónica por 37 millones, que había salido de Posadas

La Justicia investiga una red que traía material desde Miami, vía Paraguay, oculto en mercaderías de todo tipo; en sólo un viaje, 4286 smartphones.

El camión había salido de Posadas, Misiones, con destino al barrio porteño de Retiro. Según constaba en el manifiesto de carga y en los remitos, trasladaba encomiendas de muebles, chocolates, frutas y ropa. En realidad, era sólo una fachada: oculta entre la mercadería declarada había una millonaria carga de artículos electrónicos que, se sospecha, iban a ser comercializados por vendedores premium en Internet.

La carga secuestrada tenía un valor de 37.000.000 de pesos; incluía 4286 smartphones de última generación, Samsung, Sony, Motorola y LG, principalmente; 336 dispositivos electrónicos de cobro, seis cajas de memorias digitales, 1925 pendrives, 23 cámaras digitales de fotos marcas Sony, Nikon y Canon (y 3026 repuestos para ellas) y 221 estéreos para autos marcas Pioneer y Sony, entre otras mercaderías.

La causa está a cargo del juez federal de Campana, Adrián González Charvay. La investigación comenzó en octubre pasado después de que la Aduana, que depende de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), hiciera un control en la ruta 9, donde circulaba el camión que se dirigía hacia Retiro.

En dos meses de investigación, González Charvay y su equipo de colaboradores ya pudieron determinar que los remitentes de las encomiendas eran falsos o que había errores en la documentación presentada.

“Se sospecha que estamos detrás de una organización que tenía un aceitado circuito para ingresar ilegalmente en el país, desde Paraguay, mercadería electrónica de última generación para después comercializarla. La hipótesis principal es que los artículos iban a ser comercializados en tiendas online”, dijo una fuente de la investigación.

Entre las encomiendas, los investigadores también secuestraron 20 kilos de marihuana, en una modalidad de logística compartida cada vez más extendida. El decomiso de la droga se investiga en un expediente por separado, según agregaron las fuentes consultadas.

Fuentes judiciales y de la Aduana explicaron que la mercadería secuestrada en la ruta 9, en Campana, había sido adquirida en Miami y fue transportada por vía aérea desde los Estados Unidos hasta Asunción y Ciudad del Este, en Paraguay, y vía fluvial hasta Iquique, en Chile.

“Luego, fue ingresada al territorio argentino por pasos no habilitados y terminó concentrada en depósitos de empresas de transporte y encomiendas del norte del país”, según explicaron calificadas fuentes de la Aduana.

Según informaron fuentes judiciales, cuando el juez federal González Charvay y el secretario penal Matías Latino dispusieron los allanamientos de las oficinas y depósitos de la empresa de transporte de carga en Retiro, Santa Fe, Córdoba y Misiones para secuestrar documentación, se hizo en la ruta 9 un procedimiento a partir del cual fue inspeccionado otro camión de la compañía. En él se descubrió, entre las encomiendas, una carga con artículos de última tecnología valuados en 7.500.000 pesos.

El nombre de la empresa de transporte no se publica porque, según las pruebas recogidas hasta ahora, no tendría responsabilidad en el hecho investigado, al igual que los choferes de los camiones. No obstante, fuentes judiciales adelantaron que en las próximas horas podría haber varios detenidos vinculados con la logística de envío y acopio de los productos.

(La Nación)



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE