Fue a bailar y la encontraron muerta a golpes en un jardín

Fue a bailar y la encontraron muerta a golpes en un jardín

Romina Cisterna había ido a un boliche con sus amigos. Su cuerpo fue arrojado en un terreno a una cuadra de su casa. Sucedió en Córdoba.

Romina Cisterna estaba feliz por la llegada del verano. Había dejado de trabajar en un minimercado, esperando la vacaciones, donde sus ingresos se multiplicarían como cada temporada, con la llegada de miles de turistas a Santa Rosa de Calamuchita.

Con 22 años de edad, Romina estaba llena de proyectos, algunos los había compartido con sus amigas con las que el sábado a la noche salió a bailar a Sheik, el boliche más importante de su pueblo, en la esquina de Mendoza y Cerro de Oro. Pero esos sueños quedaron truncos: ayer a las 9 de la mañana, un turista avisó que en el jardín de la casa que alquila, en calle 9 de Julio había un cadáver.

A sólo una cuadra de distancia, vivía Romina. Sus amigas, con las que se divirtió y disfrutó la última noche de su vida, se pasaron toda la mañana declarando ante los investigadores, que buscan determinar qué fue lo que sucedió.

La noticia del asesinato de la chica conmocionó a los más de 12 mil vecinos de este atractivo pueblito turístico del Valle de Calamuchita; y a los miles de visitantes que llegaron por el último fin de semana largo antes de las Fiestas.

El cuerpo de la víctima presentaba signos de haber recibido una violenta golpiza. Peritos de la Policía Judicial viajaron 100 kilómetros hasta esta localidad ubicada al sudoeste de la capital provincial para analizar la escena del crimen y trasladar el cuerpo para la realización de la autopsia.

“Estamos en plena investigación, no queremos adelantarnos a los hechos. No podemos adelantar ninguna hipótesis, sólo podemos decir que la víctima presentaba numerosos golpes en todo su cuerpo. Estamos esperando los resultados de la autopsia”, indicó el comisario mayor Alejandro Rocchietti, jefe de la Unidad Departamental Calamuchita, de la Policía cordobesa.
El jefe policial confirmó a Clarín que el cuerpo fue encontrado a sólo una cuadra de distancia de la casa de la víctima, en barrio Villa Santarelli; y que alrededor de las 6.30 de ayer se había retirado del boliche Sheik, donde llegó con un grupo de amigos y amigas.
Los investigadores de la Policía, al mando de la Fiscalía de Río Tercero, están tratando de reconstruir lo que sucedió dentro de la disco; a qué hora se separó Romina de sus amigos; y qué sucedió en las ocho cuadras que separan el boliche con el jardín de la casa donde la encontraron asesinada.

“Estamos tomando testimonios, hay muchos testigos del boliche. La gente donde fue encontrada la chica, no escuchó nada, es un jardín que da a la vereda. En el frente hay una casa, donde no había nadie; y esta gente estaba en un departamento del fondo, son turistas y no escucharon nada raro”, detalló.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE